Chile | Familiares de DJ venezolano denuncian que fue asesinado por narcotraficantes colombianos

El músico Esneider Brito (28 años) recibió dos disparos por miembros de una banda de presuntos narcotraficantes que se molestaron porque en la fiesta a la que asistieron les negaron una canción de los Hermanos Lebrón. Al DJ lo mataron delante de su madre, quien se lanzó sobre el cuerpo de su hijo cuando este recibió el primer disparo

3305
DJ Esneider | Foto Instagram DJ Esneider

La petición de un tema musical de la banda Hermanos Lebrón fue lo que desencadenó la ira de los asesinos del DJ venezolano Esneider Brito, de 28 años, durante una fiesta celebrada en un local de Santiago de Chile, el pasado 22 de agosto. Según detallaron familiares a El Pitazo, los dos hombres de nacionalidad colombiana que iniciaron una riña con los músicos porque no fueron complacidos con una canción, así como el que disparó para acabar con la vida de este joven, pertenecen a una banda de narcotraficantes.

Juan Carlos Brito, padre del joven asesinado, contó que las autoridades chilenas siguen con el proceso de investigación y destacó que lo individuos forman parte de grupo delictivo conocido como Los Sicarios.

El DJ fue asesinado delante de su madre, Andrea Nouel, quien se lanzó sobre el cuerpo de su hijo cuando este recibió el primer tiro en el hombro. La mujer suplicó que no le volvieran a disparar, pero el hombre que tenía el arma la introdujo entre los dos cuerpos y le propinó otra herida de bala en la cabeza.

El relato lo hizo desde Venezuela Juan Carlos Brito. “No existe un dolor más elevado en este mundo como el que se siente cuando te matan a un hijo. ¡Tengo tanto miedo de pensar que otro padre puede estar pasando por lo mismo que yo!”, detalló.

El progenitor del joven asesinado contó que la madre del DJ viajó a pasar un tiempo con su hijo. El 2 de agosto celebraron juntos sus 28 años y ella cumplió ocho meses allá. “Ella me llamaba para decirme que jamás había sido tan feliz con Esneider como en este tiempo. Me decía que vivieron cosas que nunca habían vivido. Qué se iba a imaginar que se trataba de sus últimos meses de vida”, relató.

Esa noche, Esneider Brito fue a cumplir compromisos profesionales en una fiesta privada en una zona de Santiago llamada La Colina. Acudió a animar musicalmente la fiesta junto a su socio DJ Celso, con quien conformaba “el Dúo Latino”. A la celebración se presentaron dos hombres de nacionalidad colombiana, quienes desde que llegaron pidieron insistentemente un tema musical.

“Estuvieron toda la noche pidiendo el mismo tema. Los DJ les decían que en cualquier momento lo pondrían”, precisó el padre de la víctima. Cuando DJ Celso se bajó de la tarima fue abordado por los dos hombres, quienes mostraron una actitud violenta y luego se fueron a los golpes.

El venezolano Esneider Brito corrió a separarlos y a defender a su amigo. Hubo más golpes de ambas partes y el joven arrojó el trago que sostenía uno de los agresores de su compañero. “En ese momento un tercer hombre, que no tenía nada que ver en la riña, sacó el arma y le disparó a Esneider en el hombro. Nadie pensó nunca que alguien sacaría un arma y mucho menos un hombre que estaba ajeno a la pelea”, indicó Juan Brito.

Carabineros investigan

Transcurridas tres semanas de este crimen, el padre del DJ habló sobre las investigaciones realizadas por los Carabineros de Chile: “Los dos hombres que iniciaron la pelea pertenecen a una banda de narcotraficantes conocida como Los Sicarios. El que disparó era su escolta. Son temidos en Chile, venden drogas y también asesinan a sueldo”.

El hombre que disparó usaba una identidad falsa: Carlos Alberto Rentería Angulo, pero su verdadero nombre es Jaminto Cambindo, alias “Cachancho”. Uno de los dos sujetos que inició la riña fue identificado como Gustavo Adolfo Caicedo Palacio. Del tercero aún no se conocen datos.

“Esneider era padre de tres niños, de tres, cuatro y nueve años de edad. Aquí dejó a su hermana de 15 años. Su madre sigue en Chile en un profundo estado de shock. Ella no sabe qué hará; no sabe si regresar o quedarse en el lugar donde nuestro hijo fue asesinado”, detalló el padre.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.