Cecodap sugiere implementar programas de fortalecimiento familiar para evitar agresión a niños en el hogar

Una madre carabobeña y la otra mirandina fueron detenidas entre el 23 y 24 de agosto por agredir a sus hijos con objetos calientes. Sobre estos casos, Cecodap dice que el papel del Estado es fundamental para lograr una corrección

268
Dos mujeres fueron arrestadas por maltratar a sus hijos en Carabobo y en el estado Miranda. Foto: Cicpc de Valencia

Caracas.- En menos de una semana dos mujeres residentes de estados del centro de Venezuela fueron detenidas por organismos policiales luego de recibir denuncias de que, como método de castigo, quemaban a sus hijos menores de edad con objetos calientes. La organización Cecodap venezolana refiere que, además de detenerlas, el Estado debe buscar mecanismos para que estas mujeres sepan cómo desempeñar su rol familiar.

Respecto del desarrollo de estos casos, Abel Sarabia, psicólogo especializado en el área infantil y que forma parte de Cecodap, explica que la probabilidad de que un niño sea víctima de maltrato aumenta mientras el pequeño tiene menos edad y vive en un ambiente  de pobreza. Considera que, no contar con recursos aplica como un factor estresante para los padres o cuidadores que buscan una descarga de sus frustraciones y terminan afectando a los niños mediante una baja de la atención correspondiente o por medio de la agresión física. 

Sarabia dice que otros factores que llevan a las madres a golpear a sus hijos, como lo hicieron las dos mujeres que fueron arrestadas están relacionados con el embarazo a temprana edad o cuando no desean al niño que viene en camino. Esto también viene aunado al consumo de sustancias ilícitas y alcohol. 

El psicólogo de Cecodap hace una distinción  entre el castigo físico y el maltrato. Precisa que el castigo físico tiene una intención de corregir y no deja ningún tipo de lesión, aunque está prohibido por la ley, específicamente por el artículo 32A de la Lopna. Sin embargo, el maltrato sí es un delito penal y se paga con cárcel.

Especifica que el maltrato se define según su intensidad e intención. Agrega que el papel del Estado en estos casos es activar el sistema de protección, y con ello activar un mecanismo de protección para el niño víctima con el fin que cese la vulneración a su derecho de integridad. Además abrir una investigación que permita conocer si hay otras personas involucradas, de qué forma los maltratos afectaron el cuerpo del niño y para eso se requiere de un apoyo multidisciplinario. 

Sarabia es enfático en decir que el Estado venezolano no solo tiene la responsabilidad de detener a estas madres, sino que también debe reconducir a estos padres a través de programas de fortalecimiento familiar que permita que comprendan su rol a través de charlas formativas y trabajos terapéuticos acompañados por especialistas. 

Los casos

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas  (Cicpc) del estado Carabobo informaron la mañana del pasado 23 de agosto la captura de una mujer que quemó con una cucharilla caliente los rostros de sus hijas de cuatro y seis años. La detenida fue identificada como Hefzi Heryoiza Romero, de 30 años. 


LEE TAMBIÉN: 
CICPC DETUVO A MUJER QUE QUEMÓ A SUS HIJOS EN EL TUY

Hefzi es residente del barrio Nuevo Milenio,  en la Parroquia Miguel Peña y fue denunciada por vecinos ante la Subdelegación del Cicpc de Valencia. El caso se delegó a la Brigada Contra las Personas y estos confirmaron el maltrato de la mujer en contra de sus hijos, quién además de quemarlos también los golpeaba, pues a las niñas se les descubrió varios hematomas a lo largo de su cuerpo. 

La victimaria fue puesta a la orden de la Fiscalía 20 del estado Carabobo, mientras que las niñas fueron trasladadas al Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente.


LEE TAMBIÉN: 

DETENIDA MUJER POR QUEMARLES EL ROSTRO A SUS HIJAS DE CUATRO Y SEIS AÑOS

El otro hecho se conoció un día después, el 24 de agosto. Nerisa Josefina Toro Martínez, de 28 años, fue detenida por funcionarios de la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Santa Teresa del Tuy, estado Miranda, luego de ser señalada de quemar las manos a sus dos hijas.

La mujer maltrataba a sus hijos en una vivienda del sector Brisas de El Cartanal. Según funcionarios de la policía científica cada tanto prendía en candela un trozo de madera y, presuntamente, lesionaba a sus dos hijos de nueve y siete años.

Efectivos del Cicpc confirmaron las quemaduras en los cuerpos de los niños, por lo que pusieron a Nerisa a la orden de la Fiscalía 22 del Ministerio Público por incurrir en el delito trato cruel,  tal como lo contempla la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Lopnna).

DÉJANOS TU COMENTARIO