«¡Auxilio! ¡Sáquenme de aquí!»: cuando Linda Loaiza logró escapar de su secuestrador

Este 19 de julio se cumplen 20 años del día en que Linda Loaiza logró escapar de su secuestrador al gritar por una ventana y pedir ayuda tras haber sido secuestrada y sometida a violaciones y torturas durante 112 días por su agresor, Luis Antonio Carrera Almoina. En la actualidad aún exige justicia del Estado venezolano

2240
Linda Loaiza ha dicho que el Estado venezolano mantiene en orfandad a las mujeres.

Caracas.- «¡Auxilio! ¡Sáquenme de aquí!», con estas palabras Linda Loaiza recordó el grito que desde una ventana hace 20 años le permitió escapar de la tortura a la que fue sometida por su secuestrador, Luis Antonio Carrera Almoina. Durante cuatro meses, el hombre la mantuvo en cautiverio, la torturó, la golpeó con palos, la quemó con colillas de cigarrillos y la violó a diario. Hoy la víctima nuevamente alza su voz para exigir justicia al Estado venezolano y recordar que las violaciones a los derechos humanos no prescriben.

«Hoy se cumplen 20 años de ese grito que pude lanzar desde la ventana de la última celda de tortura de las que Luis Antonio Carrera Almoina premeditó para violarme, torturarme y aniquilarme», escribió Loaiza López en su cuenta Twitter.

Linda Loaiza fue secuestrada por Carrera Almoina el 27 de marzo de 2001 cuando tenía 18 años, hasta que, casi cuatro meses después, el 19 de julio, fue rescatada por las autoridades en pésimas condiciones de salud.

«Casi moribunda, aterrada, destrozada por dentro y por fuera, con desnutrición severa logré pedir auxilio y ser rescatada del primer crimen en mi contra», recordó Loaiza, a través de un extenso texto en el que compartió detalles de toda la «cadena de injusticias» que vivió tras ser rescatada.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | Caso Roxana Vargas: el asesinato que delató a Edmundo Chirinos

La mujer, que se convirtió en abogada para ser su propia defensora, estuvo más de medio año hospitalizada después de su rescate y tuvo que pasar por el quirófano 15 veces para reconstruir su rostro, que estaba desfigurado.

Hoy señala con nombre y apellidos a los responsables de que, hasta ahora, no haya encontrado justicia. «La ventana de aparente salvación comenzó a cerrarse desde el primer momento en el que la fiscal 33 del Ministerio Público Capaya Rodríguez González fue mi defensora», detalló.

LEE TAMBIÉN

Autoridades identificaron a mujer que estuvo con Rossana Delgado antes de su asesinato

«Durante el tortuoso proceso médico que me permitió vivir y no quedar totalmente incapacitada, la actuación de Capaya Rodríguez González (fiscal 33 del Ministerio Público en aquel entonces) fue la más cruel de lo que me podía imaginar. No solo me torturó con sus interrogatorios e intervenciones hasta en las salas de recuperación postoperatoria, contraviniendo órdenes médicas, e impedía la presencia para mi cuidado de mi angustiada familia sino que, como delegada y avalada por el Ministerio Público, tergiversó y obstaculizó todo el proceso penal«, denunció.

Loaiza asegura que la actuación de esta funcionaria y la negligencia del sistema judicial fue lo que logró que Carrera Almoina solamente fuera sentenciado a seis años de cárcel por privación ilegítima de libertad y lesiones graves y quedara absuelto de los delitos de violación y tortura sistemática e intento de homicidio cometidos en su contra.

Loaiza criticó además que Capaya Rodríguez González ahora sea embajadora en Filipinas y actualmente viceministra para Asia, Medio Oriente y Oceanía del Ministerio para Relaciones Exteriores.

Sin cumplir sentencia de la Cidh

La necesidad de justicia de Linda Loaiza la llevó a exponer su caso fuera de las fronteras. En 2016 acudió a la Comisión Internacional de Derechos Humanos (Cidh) para denunciar su caso y culpar directamente al Estado venezolano por lo que consideró una injusticia. Al tomar esta decisión se convirtió en el primer caso de violencia contra la mujer ocurrido en Venezuela que llega a la Cidh.

LEE TAMBIÉN

Claves | El caso de Linda Loaiza encontró solución en la justicia internacional

En 2018, la Cidh declaró responsable al Estado venezolano por violar varias disposiciones de convenciones internacionales que impidieron hacer justicia en el caso de Loaiza y le ordenó continuar el proceso penal interno pendiente por tortura y violencia sexual, investigar amenazas sufridas por la víctima y garantizar su seguridad, así como determinar las eventuales responsabilidades de los funcionarios que no investigaron desde un primer momento el caso.

A escasos dos meses para que se cumplan tres años de esta sentencia, Linda Loaiza recuerda lo negligente que ha sido el sistema de justicia venezolano. «No se entiende cómo se niega a su cumplimiento un Estado, como el venezolano, que se autonombra feminista y que el fiscal general de la nación, Tarek Wiliam Saab, declaró hace poco tiempo que ha incluido en su agenda los derechos humanos de las mujeres», denunció.

Lamentó que el sistema solo revictimice a las mujeres cuando exponen un caso de violencia, a pesar de tener todas las pruebas, testigos y una legislación especial para ser juzgada. «No hay justicia, solo una incontable secuencia de revictimización», finalizó.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.