23 C
Caracas
jueves, 22 abril, 2021

AUDIO Y VIDEO | “En Kennedy pareciera que nos cayó una maldición”

-

Kennedy
Tienen más de tres meses que no recogen la basura en la parroquia Macarao | Foto: Vannesa Tarantino

Caracas.- Perros montados sobre los contenedores comparten con las ratas, las chiripas y las moscas los desperdicios alimenticios; el hedor fétido en la zona se acentúa con el paso del viento. La lluvia arrastra los desechos desbordados. La gente pasa distraída por la basura, como si esta no existiera.

Los vecinos de Kennedy lamentan el abandono en el que se encuentra este sector. Un indigente escarba la basura. Nervioso, intenta esconderse tras una pared mientras come un desperdicio. El sol inclemente fermenta la inmundicia y el viento frío que sucede después del aguacero vuelve a traer el hedor. Tienen más de tres meses sin que el servicio de aseo urbano los visite.

Lee también: En las zonas populares hay que madrugar para comprar pan

Así se muestra esta urbanización de bloques grandes y pequeños, construida durante el gobierno de Rómulo Betancourt, y cuyo nombre le fue dado en honor al presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, luego de su visita a Venezuela en diciembre de 1961.
«Por donde te metas en Kennedy la necesidad se asoma; la delincuencia cobra vacunas, estamos forrados de desperdicios. Pareciera que nos cayó una maldición y no despertamos de esta pesadilla», comentó Jesús Landaeta, líder comunitario que acompañó a El Pitazo durante el recorrido por esta comunidad.

El «Kid» Rodríguez vivió en Kennedy

De este sector han salido valiosos profesionales, deportistas y personalidades del país, según cuenta Landaeta, quien tiene más de 50 años viviendo en la zona. Uno de ellos fue Francisco “Kid” Rodríguez: «Él jugó pelota en las canchas de la comunidad, corrió por todo eso», dijo Landaeta.

Lee también: Abuelitos con discapacidad denuncian maltratos cada vez que cobran la pensión

Hoy, esas mismas canchas donde jugaba el grandeliga necesitan mantenimiento. Los vecinos se han unido y están tratando de repararlas, pero trabajan con las “uñas” porque carecen de recursos suficientes.

Yordi Mújica, habitante de Kennedy, señaló que los bloques se están socavando poc a poco | Foto: Vannesa Tarantino

El bloque 22, donde vivió el “Kid” Rodríguez con su abuela, está deteriorado, al igual que el resto de los edificios de Kennedy. Les falta pintura y mantenimiento.

Otros edificios están en peores condiciones. Es el caso del bloque 2, donde vive Idalis Peña. Ahí pusieron tres tanques grandes y pesados que pueden afectar la estructura. “Los bloques se están socavando y hay filtraciones”, comentó.

Un sector con mucha gente

En Kennedy viven entre 25 y 30 mil personas. No hay un censo exacto. El cálculo lo hace Landaeta, quien explica que es uno de los sectores más grandes de la parroquia. Hay dos colegios y tres preescolares.
La Escuela Parroquia Macarao y la Unidad Educativa Centroamérica requieren arreglos. En la primera, un muro cedió y tuvieron que clausurar el patio. Ahí se ven las columnas separadas y un abismo entre ellas. Le falta pintura y fumigación para ahuyentar a las avispas que viven en las ventanas. De la segunda institución educativa, los vecinos señalaron que requiere pintura y la reparación de una pared agrietada.
Los habitantes de Kennedy también cuentan con un mercado municipal y una capilla que se quedó pequeña para tantos feligreses, pero ya están construyendo otra que esperan terminar en diciembre.

Kennedy
Habitantes de Kennedy informaron a El Pitazo que las calles están llenas de huecos, basura y alcantarillas dañadas | Foto: Vannesa Tarantino

“No ha sido fácil, ya que no contamos con la ayuda del gobierno, sino de empresarios y de una iglesia alemana. Sólo faltan los vitrales y colocar el piso», explicó el padre Jaime Villamizar, de la parroquia eclesiástica San Francisco de Asís de Macarao.
Las calles del barrio están llenas de huecos y de aguas negras. La alcantarilla que está cerca de los bloques 2, 3, 5 y 6 tiene más de seis meses sin rejilla; por ahí se desbordan las aguas servidas y “nadie viene a repararla”, aseguró Carmen Durán, habitante del bloque 5.
El transporte en la zona es deficiente. De 16 camionetas que tenían a principio de año, sólo están funcionando nueve. «Hay pocas camionetas activas; muchas están paradas porque no se les puede comprar los repuestos por la inflación», comentó José Ramos, fiscal de la Unión de Conductores de Kennedy.

Falta unión y autogestión

Yordi Mujica, de 36 años, se alegró cuando vio al equipo de El Pitazo recorriendo su comunidad y registrando los problemas que tienen. Sus zapatos están destrozados por una deformidad que tiene en sus pies. Llega con una bolsa de sardinas y advierte: “Estamos así, abandonados y en la miseria porque los vecinos no somos unidos, porque los políticos vienen a buscar los votos, se los damos y ellos no cumplen con sus promesas”.
Nelson Durán, habitante del bloque 2, asegura que sí hay vecinos que se han unido para resolver algunos problemas comunes. Como ejemplo, señaló que la maleza alrededor de los edificios fue cortada por ellos mismos, porque ninguna autoridad acude al sector.
«Los habitantes de Kennedy se deben una oportunidad por sus hijos, por esa fuerza de cambio que todos tienen callados. Dios está con nosotros; esta gente humilde y laboriosa debe seguir soñando, apostando por una mejor comunidad», dijo esperanzado Jaime Villamizar, sacerdote de la única iglesia de Kennedy, el lugar que nació después de la firma de un convenio con Estados Unidos, en el marco de la Alianza para el Progreso, programa de ayuda económica, política y social para América Latina, iniciado en 1961.

Kennedy
La Unidad Educativa Nacional «Parroquia Macarao» de Kennedy necesita fumigación, pintura y sello de una pared que cedió en su patio | Foto: Vannesa Tarantino

Huecos con más de 18 años ponen en riesgo a transeúntes y conductores | Foto: Vannesa Tarantino

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado