AUDIO | “Pido a Dios que no manchen la vida de los niños poniéndoles delitos grandes que no cometieron”

70

La abuela de uno de los menores de edad detenidos dio su testimonio sobre lo que ocurrió

La Asunción.- El 19 de abril siempre fue un día histórico para la margariteña Teresa Cova. El respeto por las fechas se lo inculcaron; sin embargo, a partir de ahora el significado es otro: es el día en que por primera vez su nieto pisó una sede militar.

La abuela de uno de los menores de edad detenidos en la protesta del estado Nueva Esparta afirmó que ese miércoles su nieto salió con uniforme porque, aunque no había clase regular, está haciendo un curso de computación, y el profesor les exige ir con uniforme, precisamente para que estén más protegidos.

Lea también: ONG de Nueva Esparta se pronuncian ante procedimientos irregulares contra detenidos

“Salió esa mañana como siempre, con el esfuerzo de conseguirle un pan que pasa con agua, para que no pierda el día de curso. Al salir se fue a un supermercado con los amigos a comprar algo, no sé, y cuando venían de regreso fue que se consiguieron con la marcha. Allí la policía lo agarró; tiene golpes en la cara; le pegaron en la cabeza; le rompieron sus cuadernos. La mamá lo pudo ver y está golpeado”.
Para la abuela, es algo incomprensible, ya que asegura que el quinceañero tiene un comportamiento ejemplar: su cuarto año lo lleva muy bien en notas, y la idea de hacer el curso de computación es porque es muy hábil y necesitan que pronto tenga un oficio que pueda ayudar a generar ingresos para la casa. “Mi nieto nunca había tenido problemas con la policía; ese va del liceo a la casa y a su curso, porque se le ve el interés. Igual como yo crié a mis ocho hijos, así lo han criado a él, tranquilo, sin problemas”.
Su esperanza es que pronto salga de esto:  “Pido a Dios que no les manchen la vida, que no les pongan esos delitos tan grandes como dicen, que investiguen bien, porque las cosas que están diciendo no son como sucedió”.

Lea también: Amedrentan a corresponsales de El Pitazo en Sucre y Nueva Esparta

Sobre este punto, Henry Jaspe, abogado de la ONG Nueva Esparta en Movimiento, que está asistiendo a los privados de libertad, confirmó que perciben irregularidades en las actas, pues los menores de edad aprehendidos no estaban donde ocurrió el enfrentamiento con la Guardia Nacional; sin embargo fueron presentados ante el Tribunal de Control y se les imputa el delito de daño agravado e instigación pública. Solicitaron además una medida cautelar sustitutiva con fiadores.
“No es justo que unos inocentes paguen estas consecuencias. Estamos viviendo muy mal; ya van demasiadas horas sin comer ni dormir bien”, insistió la abuela aguantando el llanto.
Para Jaspe son trascedentes los procedimientos que se están haciendo en el marco de las detenciones, pues pareciera que siguen un patrón político.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO