21.7 C
Caracas
lunes, 16 mayo, 2022

AUDIO | Pacientes del hospital de Maturín comen arepa sin relleno

-

Cada paciente recibe una arepa durante el desayuno y otra durante el almuerzo | Foto: Jesymar Añez

Maturín.- La dieta de los pacientes no se cumple en el Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar de Maturín. En el centro de salud se sirven las arepas sin relleno acompañadas con un vaso de agua o agua de avena. La denuncia es hecha por familiares y enfermos.

Yelitza Itriago, paciente, sabe lo que significa alimentarse con la comida del Núñez Tovar. El plato que le entregan no la satisface y por eso tiene que aguantar el hambre hasta que le vuelven a llevar la misma comida en el almuerzo.
Tiene dos meses internada en el quinto piso del hospital y cuando su familia no puede llevarle la comida, se conforma con la que le entregan las camareras. «Aquí ningún paciente recibe la dieta que necesita, porque no hay productos para cumplirlas. Entregan una arepa sola con agua o agua de avenda, pero el agua de avena la entregan los miércoles», contó.

Lee también: A oscuras y sin insumos opera hospital de Pariaguán en Anzoátegui

Ya perdió la cuenta de cuánto dinero ha gastado su familia preparándole los desayunos, almuerzos y cenas en estos 60 días. Es de Temblador, municipio Libertador, y muchas veces le envían los platos preparados por encomienda. «A veces el carrito no llega a la cooperativa porque se dañó y entonces como lo que me dan», explica.
Francisco Bravo tiene un mes hospitalizado y afirma que su familia se encarga de su alimentación. Ha optado por no recibir los envases que suben las camareras porque no se alimentará. «Somos de La Toscana (municipio Piar) y tenemos familia aquí que nos apoya con las comidas», refiere.

Algunos familiares han optado por llevar implementos de cocina hasta el hospital de Maturín | Foto: Jesymar Añez

Yulimar Rivero optó por traerse un tostiarepas de su casa. Lo colocó en una mesa en la habitación de su papá y allí preparara los desayunos y las cenas. En dos meses que tiene recluido su papá ha gastado más de 10.000 bolívares soberanos entre comidas, exámenes médicos y tratamiento. «Somos del estado Anzoátegui y en vista de que no había especialistas para atender a mi papá tuvimos que venirnos a Monagas», contó.
Los pacientes del hospital de Maturín aseguran que el incumplimiento de la dieta no es nuevo. Aseguran que durante este año han sido contadas las veces que sirven lentejas, caraotas o huevo. Las camareras entregan los platos de comida sin dar mayores explicaciones.
Rivero es una de los familiares que han llevado algunos implementos de cocina para preparar algo de comer. Rallador de queso, cuchillos y envases de plástico, están colocados sobre el lavamanos de la habitación.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a