AUDIO | Murió luego de una extensa cola para sacar su carnet de la patria

meta_valxm

Carnet de la patria de Guadalupe Rangel | Foto: Redes Sociales

Barinas.- La obligación de sacar su carnet de la patria, para poder seguir cobrando su pensión del Seguro Social o comprar la bolsa de comida del Comité Local de Alimentación y Producción (Clap), fue la causa que llevó a Guadalupe Rangel, obrero de 66 años, a morir frente a sus compañeros de cola, que lo vieron caer y no hicieron nada para trasladarlo a un centro asistencial de Santa Bárbara de Barinas, lugar donde ocurrió el lamentable deceso.

La historia que el concejal Antonio “Toño” Rodríguez publica en su cuenta de Facebook, según él la versión de una de las hijas de Guadalupe, Emiliana Rangel, relata que este se vio en la obligación de trasladarse desde Pedraza la Vieja hasta Santa Bárbara de Barinas, ambas jurisdicciones del municipio Ezequiel Zamora del estado llanero, porque le habían advertido que si no tenía el carnet de la patria no podía comprar la bolsa Clap ni cobrar su pensión de vejez.
La hija del difunto dice que su padre salió a las tres de la mañana desde su hogar en Pedraza la Vieja, distante unos 20 minutos de Santa Bárbara, en una cola que le dieron para salir de su casa, y que posteriormente hizo el recorrido en una moto hasta llegar a la sede de la Casa de la Cultura, donde este fin de semana el gobierno desarrolló un operativo para la entrega de dicho carnet.

Lea también: Joven madre intentó validar a Voluntad Popular con el Carnet de la Patria

Guadalupe soportó una larga fila sin comer nada, a pleno sol y en la tarde, y una vez que recibió el documento, sufrió un paro respiratorio que lo dejó tendido en la misma Casa de la Cultura, rodeado de sus compañeros de cola y de funcionarios públicos que laboraban en el operativo, sin que ninguno de ellos hiciera algo para trasladarlo hasta el hospital Rafael Rangel de la capital del municipio Zamora.
Fue a través de una llamada telefónica como su hija se enteró de lo ocurrido y tras haber transcurrido más de una hora, trasladó en una motocicleta a su padre hasta el hospital donde, para desgracia de Guadalupe Rangel, no hubo una bombona de oxígeno que le supliera la falta de ese elemento vital para su sobrevivencia y, lamentablemente, falleció al poco tiempo de su ingreso al centro de salud.

DÉJANOS TU COMENTARIO