25 C
Caracas
martes, 2 marzo, 2021

AUDIO | En Monagas las subestaciones eléctricas tienen 10 años sin mantenimiento profundo

-

Las subestaciones eléctricas en Maturín están llenas de maleza. Foto: Jesymar Añez

Maturín.- En el estado Monagas las subestaciones eléctricas tienen 10 años sin recibir mantenimiento profundo. El Sindicato de los Trabajadores Eléctricos, organización que hizo la denuncia, también precisó que esto incluye la remoción de maleza y el retiro de las colas de papagayos y ramas de árboles de los tendidos eléctricos.

Desde 2008 tampoco se hacen cambios de aisladores. El secretario general del sindicato, Johnny Echezuría, explicó que estas son las razones por las cuales en algunos sectores de Maturín y de los otros 12 municipios del estado reportan apagones de hasta 30 minutos al día. De todas, las comunidades rurales las más afectadas.
Echezuría indicó que de no tomar acciones, las fallas en el servicio eléctrico podrían prolongarse durante la época de lluvias, y las labores para recuperar el sistema se extenderían en vista de la escasez de insumos para trabajar.

Lee también: Tres municipios de Falcón quedaron sin energía por explosión en subestación eléctrica

En la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) no tienen transformadores, conectores, fusiles, pararrayos, crucetas ni pértigas. «Estamos trabajando con las uñas. Los empleados tienen que colocarles gasolina a las unidades porque en la empresa no hay para eso», indicó el vocero de los trabajadores. Por otra parte, la semana pasada, el único vehículo que se usa para atender las llamadas de las comunidades estaba parado por falta de frenos.
En el estado hay unas 15 subestaciones eléctricas atendidas que necesitan pica y poda de árboles, además de rebaja de la maleza. «Es un peligro que esos espacios estén llenos de monte porque podría ocurrir una tragedia si eso se llega a prender en fuego», advirtió Echezuría.

Lee también: Se incendió fosa de combustible en planta de llenado de gas doméstico en Maturín

Corpoelec no solo enfrenta un déficit de insumos, sino también de personal. El sindicalista señaló que para 2017 la plantilla de trabajadores era de 814, y para la segunda semana de febrero era de 650; la mayoría de los empleados que se ha ido es personal técnico, aquel que hacía el trabajo en el sitio.
Los trabajadores se han ido de la empresa buscando un mejor salario. Gran parte de ellos se ha ido del país buscando un mejor futuro. Echezuría explicó que el sueldo no les alcanza y que los cesta tiques solo les sirven para comprar un kilo de queso, que pasa de 400.000 bolívares.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado