20.6 C
Caracas
jueves, 6 agosto, 2020

AUDIO | Hace nueve años que hicieron la última resonancia magnética en el Hospital de Mérida

-

Desde 2009 no hacen resonancia magnéticas, ni desde 2014 tomografías en el Hospital de Mérida | Foto: Cortesía

Mérida.- Desde el año 2009, el servicio de resonancia magnética del Hospital Universitario de Los Andes (Hula) se encuentra paralizado, debido a la falta de helio en el resonador, con lo cual se ha dejado de atender a un importante número de pacientes, quienes deben costear los gastos que genera un examen médico de alta tecnología, además del traslado y los insumos que requiera el paciente.

Reyna Uzcátegui es la jefa del servicio de Tomografía y Resonancia Magnética del Hula. Señala que desde hace varios años “se han hecho las diligencias pertinentes para que el resonador sea reparado, sin que hasta el momento hayamos tenido ninguna respuesta favorable”.
Lee también: Denuncian cierre técnico del servicio de Cirugía de Tórax en el Hospital Vargas
A la falta del resonador se sumó en el 2014 el daño en el tomógrafo, debido a que el tubo de radiación cumplió su vida útil. “Desde 2013 el tubo comenzó a fallar; sin embargo, el ingeniero encargado del mantenimiento logró que se extendiera por más tiempo su periodo de vida, bajándole la calidad a las imágenes que se tomaban y prohibiéndose también la realización de algunos estudios”.
Reyna Uzcátegui, jefe del servicio, destaca que cerca de 24 mil pacientes al año se dejan de atender | Foto: Emmanuel Rivas

Uzcátegui destacó que aunque al tomógrafo le realizaron el mantenimiento necesario, el 8 de febrero de 2014 dejó de funcionar, agregando que “en una oportunidad el tubo para el tomógrafo estaba, lo iban a comprar; sin embargo por ser una marca distinta, fue desestimada esta adquisición (…) Desde ese momento todo ha sido cartas, solicitudes, reuniones y hasta los momentos no hay solución a esta problemática”.
La resonancia magnética es un estudio de alta tecnología que se realiza a partes blandas. “Si un paciente oncológico requiere una resonancia magnética para determinar la gravedad de un tumor cerebral, debe irse a un centro de salud privado, porque en el Hula no tenemos como hacerlo. La misma situación pasa con las tomografías, que son exámenes que se realizan de urgencia. Sin una tomografía, el cirujano no puede operar, porque no sabe la magnitud de los golpes o hematomas que se producen, por ejemplo, en los accidentes de tránsito. Lamentablemente, por falta de estos exámenes a tiempo, hemos visto morir muchos pacientes”, destacó.
En un centro de salud privado, cada examen está entre 80 mil y 100 mil bolívares, “pero si es un examen contrastado, el costo aumenta hasta los 300 mil bolívares; a esto se le suman los gastos de traslado en ambulancia. Si el paciente necesita ser sedado o está incubado, esto también corre por cuenta del paciente, lo que llevaría los gastos de una resonancia magnética o una tomografía a un monto cercano a los 700 mil bolívares”.
Los daños estructurales también afectan al área de resonancia y tomografía | Foto: Cortesía

Finalmente, destacó Reyna Uzcátegui que anualmente el servicio de Tomografía y Resonancia Magnética ha dejado de atender a cerca de 24 mil pacientes al año.
El equipo reporteril de El Pitazo quiso ingresar al servicio; sin embargo, no fue posible ante la ausencia de vigilante en el área, que además del tomógrafo y el resonador, guarda equipos como computadores, impresoras y otros.

¿Qué tan útil fue esta publicación?