17.7 C
Caracas
domingo, 17 enero, 2021

AUDIO | Familiares de presos políticos en Aragua exigen medidas humanitarias

-

Familiares de presos políticos en Aragua piden medidas humanitarias | Foto: Gabriela Aguilar

Maracay.- «Nosotros tenemos años sufriendo esta terrible bota que nos pisa; ellos no son una cifra, son padres de familia, tienen hijos, tienen madres, esposas y que esto ha causado en nosotros una herida que sangra», dijo Kerlyn de Sánchez.

La situación relatada por los familiares de los presos políticos es realmente grave, debido a que revelan una constante violación a los derechos humanos y el debido proceso.

Lee más: Foro Penal: 66 presos políticos han sido liberados en las últimas dos semanas

Abel Bandres, hermano de José Saldivia, uno de los jóvenes privados de libertad en la cárcel de El Dorado y quien está infectado por Paludismo, relató las penurias que sus familiares viven.
«Mi hermano padece de paludismo y el tratamiento nos costó muchísimo hacérselo llegar. No hay insumos y hasta tienen que compartir un yelco entre varios compañeros, cosa que es muy peligrosa. Beben agua contaminada y exigimos que les den una medida humanitaria para que sean trasladados a un centro de asistencia médica».
Bandres contó las penurias que tienen que vivir los familiares para poder llegar a El Dorado; explicó que hay dos formas: la primera es dormir en el terminal de Maracay para poder comprar en la madrugada un pasaje sin escalas hasta Tumeremo. La segunda es comprar un pasaje hasta Puerto Ordaz, que vale 35 mil bolívares y de ahí agarrar un carrito hasta Tumeremo, que cuesta aproximadamente otros 35 mil, esto suma Bs.70 mil. De Tumeremo hasta El Dorado, el carrito tiene un costo de 15 mil y atravesar el río Yuruani tiene un costo de 4 a 5 mil. Los familiares invierten Bs. 40 mil diarios un fin de semana para ver a sus hijos.
Bandres manifestó que no está incluido el hospedaje, que sale en 70 mil la noche, más la comida. Gastan un promedio de 600 mil. “Una botellita de agua mineral vale 7 mil; imagínense ustedes lo que tenemos que invertir para poder ir a ver a nuestros seres queridos. Solo pedimos que sean trasladados en mi caso a un centro médico y el resto sean trasladados a una cárcel en Aragua”.
Cuando llueve, los jóvenes presos se alegran porque toman agua limpia y no la del río, que está contaminada con metales pesados producto de la actividad minera. “Tanto a Kevin Rojas como a Alex González hay que hacerles una prueba para determinar el tipo de paludismo que padecen y poder ponerles el tratamiento adecuado. Ambos deliran con la fiebre y han convulsionado”, dijo Bandres.
Por su parte, Kerlyn, esposa del Capitán de la Aviación Ruperto Sánchez, condenado a 7 años de prisión por el caso del “Golpe Azul” en la cárcel de La Pica en Maturín, indicó que la suya es una situación similar, en la cual su familia y la de los otros presos tienen que trasladarse hasta otra ciudad en condiciones complejas.
“Nosotros queremos alzar la voz en defensa de nuestros familiares, víctimas de la represión, víctimas de un gobierno al que no le gusta oír a la disidencia que permanece en cárceles terribles como La Pica, El Dorado, Ramo Verde y la 26 de Julio, todas fuera de Aragua. Los presos políticos son seres humanos a los que se les han violado todos sus derechos humanos, comenzando por el derecho a la libertad, a un juicio justo. Aquí hay militares sentenciados sin una prueba, sin un video, sin un audio, aquí hay estudiantes presos por el simple hecho de querer un país mejor”.
Mariana Mauri es hija de Pedro Mauri, de 64 años, taxista, quien está condenado a cinco años de prisión en la cárcel de Ramo Verde por instigación militar. “MI papá lo único que hizo fue hacerle una carrera a uno de los militares implicados en el Golpe Azul. En julio de este año lo condenaron y ya lleva cumplidos 2 años y 7 meses de su pena. Es un civil”.
Mauri, explicó que la condición de salud su padre es delicada. “Antes de ser detenido, mi padre ya padecía de artrosis y de hiperplasia prostática. Sufre de la vesícula, tiene dos hernias lumbares; actualmente tiene hernias cervicales y ha sufrido más de 50 episodios de hipotensión arterial.  La última vez lo trasladaron de emergencia al hospital Victorino Santaella y casi se muere. Los médicos no están cumpliendo con su deber”.
Mariana Mauri es médico e hizo un llamado a la consciencia de sus colegas a cumplir con el juramento hipocrático y garantizar la salud de su padre.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado