26.3 C
Caracas
domingo, 9 agosto, 2020

AUDIO | Dos meses desaparecido lleva joven en Mérida

-

Desde el 29 de junio no se sabe nada de Carlos Yoel López Rondón / Foto: Cortesía

Mérida.- Desde el pasado 29 de junio, cerca de las 9:30 de la mañana, Yubaide Rondón no sabe nada de su hijo Carlos Joel López Rondón. Recuerda que ese día el joven salió de su casa a bordo de una motocicleta con destino al Estadio Metropolitano de Mérida. Hoy, dos meses después, la madre sigue esperando saber algo de su hijo, de 23 años de edad.

“He acudido a todas las autoridades: Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Ministerio Público, Defensoría del Pueblo, Sebin, entre otros entes, sin que hasta la fecha yo haya recibido alguna respuesta en torno a las investigaciones que puedan esclarecer la desaparición de mi hijo”, dijo Rondón, notablemente afectada.

Lee también: El número de desaparecidos por emergencia de Choroní aumentó a 29

Yubaide Rondón relató que, de acuerdo con la versión de algunos vecinos, “Carlos le dio la cola en la moto a un joven llamado Eliézer. De él tampoco se sabe nada desde ese momento. La moto tampoco aparece”, destacó.

Yobaide Rondón pide a las autoridades que se aboquen a encontrar a su hijo / Foto: Cortesía

“Mamá, voy al Metropolitano. Regreso como en una hora”, recuerda Rondón que fueron las últimas palabras que escuchó de su hijo el 29 de junio. “No descarto que lo hayan detenido en medio de las manifestaciones que se presentaron ese día en el sector Canta Claro (camino obligatorio para llegar al Estadio Metropolitano de Mérida); sin embargo, me he dirigido a los organismos de seguridad, pero mi hijo no aparece en ninguna lista de detenidos”, aseguró.
“No tengo ningún tipo de respuesta ni apoyo por parte de las autoridades ni del Cicpc. Les pido que por favor se aboquen a la búsqueda de mi hijo, porque ya van dos meses y no tengo ningún tipo de respuesta por parte de este organismo”, subrayó la dama.

Yubaide Rondón tampoco descarta que a su hijo lo hubiesen detenido en Mérida y que lo hayan trasladado a otro estado. Pide colaboración de la colectividad para dar con el paradero de su hijo.
“Se me murió la mitad de mi vida. Ninguna madre quiere que de la noche a la mañana su hijo no aparezca. Pido que, por favor, me ayuden”, finalizó.

¿Qué tan útil fue esta publicación?