19.7 C
Caracas
viernes, 9 diciembre, 2022

Abuela de niña asesinada en La Dolorita: «Que paguen los funcionarios responsables»

Yarimar Sierra, tenía 11 años y estudiaba quinto grado en el colegio Carmen Valverde. Estaba en su casa cuando una bala disparada presuntamente por un efectivo de la Dgcim la hirió de muerte en la cabeza. Su padre fue asesinado años antes y su madre se acababa de ir a Perú en busca de oportunidades

-

María Eugenia Segovia, abuela de Yarimar Sierra, la niña de 11 años que fue asesinada en La Dolorita, Petare, pidió que se aplique todo el peso de la ley a los responsables durante una protesta realizada este 15 de noviembre en el sector. Segovia tenía bajo custodia a la niña, cuyo padre fue asesinado hace ocho años y su madre migró a Perú este 2022.

Señalan como responsable principal a Alexander Hurtado, funcionario activo de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), habitante del sector La Lira de la parroquia La Dolorita, cerca de la vivienda donde murió la niña.

Testimonios de los vecinos informan sobre una discusión que sostuvo el efectivo con tíos de la víctima la tarde del pasado domingo, 13 de noviembre. Ese mismo día pero en la noche, Hurtado habría regresado a la cuadra donde se suscitaron las diferencias en compañía de otros funcionarios. El señalado disparó en varias ocasiones frente a la vivienda de la niña y, dos de los tiros, entraron por una ventana.

Una de las balas impactó en la cabeza de la estudiante de quinto grado del colegio Carmen Valverde, ubicado también en La Dolorita. La niña resultó gravemente herida y, a pesar del rápido accionar de sus familiares y la actuación de los médicos, falleció la mañana siguiente en el Hospital Domingo Luciani, de El Llanito.

Ocumare del Tuy l Desconocido asesina de disparo en el rostro a una adolescente

«Estos oficiales tienen que pagar la muerte de mi nieta. Yo sé que no me la van a dar, ni me la van a regresar, pero pido justicia por su muerte«, dijo la abuela, a quien años antes le tocó enterrar a su hijo y padre de la niña ahora fallecida.

Durante la protesta, vecinos y demás familiares de la niña asesinada en La Dolorita vistieron de blanco e inflaron globos del mismo color. Los niños de la comunidad acompañaron a sus representantes, varios de ellos destacaron que «pudo haber sido mi hijo».

Hace más de un mes, un adolescente de 14 años fue asesinado en un polideportivo de la misma parroquia, también por un militar. En este caso, el joven ingresó junto a unos amigos al establecimiento deportivo para jugar baloncesto en horas de la noche, luego saltaron una cerca para bañarse en la piscina del complejo.

Uno de los vigilantes, dió parte del evento a funcionarios de la Guardia Nacional, quienes llegaron disparando al lugar pensando que se trataba de ladrones. El joven recibió un disparo en la pierna izquierda, que le perforó la arteria femoral, lo que le produjo la muerte a los pocos minutos.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a