23.7 C
Caracas
lunes, 27 mayo, 2024

Vivir desde la incomodidad

En realidad. la vida es incomoda frecuentemente. Nos coloca en situaciones difíciles, relaciones complicadas, decisiones complejas, etc.

-

Hace pocos días fui al teatro, tenía tiempo sin ir; en esta oportunidad leí el título de la obra e inmediatamente supe que iría a disfrutar y a brindarme ese espacio de entretenimiento cultural.

Compré las entradas y me dispuse a sumergirme en la historia; sin embrago, para mi sorpresa, estuve la hora y media del desarrollo de la obra sintiéndome incomoda. Incomoda por el tema que abordaba la obra, por las escenas fuertes e inesperadas para mí y sobre todo por la reacción de desparpajo del público asistente.

Pensé por un momento salir de la sala, pero preferí quedarme para darle un cierre en mi mente y poder tener elementos y argumentos para poder reflexionar sobre lo que me causaba tal incomodidad.

Academia de Medicina alerta un alza en casos de dengue en Venezuela

En realidad, la obra había cometido su objetivo: generar polémica, causar efecto en el público y dejar un mensaje. Es en ese momento que reflexiono sobre lo incomoda que me sentí y lo que podría significar este sentimiento traducido en ganancia.

La mayoría de las veces genera malestar y da miedo sentir incomodidad, quizás porque está asociada a la incertidumbre y lo desconocido, contrario a la comodidad que se puede relacionar con un lugar seguro y calma. A quién no le gusta sentirse tranquilo y en paz. Eso es lo que buscamos diariamente en nuestras vidas, sentirnos bien, tranquilos, sin estrés.

Eso en sí, No está mal. Pero la realidad es que la vida es constantemente incomoda. Nos coloca en situaciones difíciles, en relaciones complicadas, en decisiones complejas, etc. Termina siendo un desafío mantenernos en nuestra zona de “confort”.

Es en este sentido, que me permito resaltar la importancia de estar consiente que la incomodidad en nuestras vidas es algo bueno también, es el saber que estás creciendo, es el poder abrirte a nuevos retos y a nuevas experiencias porque es en las situaciones incómodas cuando más se transforma una persona, más aprende, más evoluciona y crece en cualquiera de sus ámbitos.

La inercia, la falta de acciones, la rutina sin propósito, no generan cambios, no generan oportunidades para ser diferentes o mejores.

El afrontamiento de la soledad en el adulto mayor

Nadie puede negar lo bien que sienta una rutina cuando el estrés invade todo tu cuerpo y tu mente. La rutina es útil, tanto en el ámbito personal como el profesional. Tener estructura aporta eficiencia, ayuda a los procesos automáticos de toma de decisiones y, sobre todo, nos da comodidad.

Sin embargo, si nos quedamos en el mismo sitio durante mucho tiempo sin reevaluar nuestros objetivos, puede llegar a frenar nuestro crecimiento, nuestras posibilidades de aprendizaje y de adquirir nuevas experiencias y habilidades, podríamos nosotros mimos, limitarnos. El crecimiento, el cuestionamiento y el cambio no son cómodos.

La “seguridad” y “comodidad” son conceptos culturales aprendidos que limitan la perspectiva de nuestras vidas. Si alguna vez decides cambiar tus circunstancias para mejorar, necesitarás aprender a hacerte amigo de un poco de incomodidad emocional.

En el mundo actual, acelerado y en constante evolución, es fácil caer en la trampa de la complacencia y aferrarnos a nuestras zonas de confort.

Cuando se enfrentan desafíos inesperados, las personas que han experimentado y superado la disrupción están mejor equipadas para transitar ese camino, ya que podrá encontrar soluciones creativas a los problemas o situaciones.

Sólo aceptando la incomodidad y saliendo de nuestra zona de confort podremos realmente tener la oportunidad de ser más prósperos, productivos, tener otra perspectiva de una situación y podremos desbloquear nuevas posibilidades.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a