Venezolanas víctimas de implantes mamarios PIP aceleran acciones legales en Francia

Se estima que en el mundo hay 400.000 víctimas, entre ellas figuran 40.000 venezolanas, de las cuales 5.000 aparecen registradas a través de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores de Venezuela (Anauco)

281
Roberto León Parilli, presidente de Anauco, acompañado por Oliver Aumaître, del Colegio de Abogados de París y Cédric Joachimsmann, representante de PIPA World | Foto: Anauco

Caracas.Roberto León Parilli, abogado y presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores de Venezuela (Anauco), visitó el pasado 9 de mayo las instalaciones de Pipa World (Implant Victims Association), plataforma que se encarga de lograr la indemnización de mujeres afectadas en todo el mundo por los implantes de prótesis mamarias PIP (Poly Implants Prothèses).

En la rueda de prensa realizada en conjunto con Oliver Aumaître, del Colegio de Abogados de la capital francesa y nervio motor de esta iniciativa, y Cédric Joachimsmann, representante de Pipa World (Implant Victims Association), Parilli informó que con esta plataforma buscan darle mayor celeridad a las acciones legales que se llevan a cabo contra la certificadora alemana TÜV Rheinland, que no detectó en su momento la falla de calidad en las prótesis mamarias marca PIP, y el riesgo de vida y salud que representan para quienes las tengan implantadas.


LEE TAMBIÉN: 

OBSERVATORIO VENEZOLANO DE SALUD: LA DESNUTRICIÓN EN VENEZUELA SE PRESENTA DESDE LA GESTACIÓN

De acuerdo con las estimaciones de Anauco, en el mundo hay 400.000 víctimas y entre ellas figuran 40.000 venezolanas, de las cuales 5.000 aparecen registradas a través de Anauco, asociación civil venezolana que desde 2002 defiende colectivamente a usuarios y consumidores.

Foto: Anauco

La Alianza ha liderado durante años las actuaciones para lograr que la empresa TUV indemnice a las afectadas en Venezuela. Hace tres años, la Corte Francesa en primera instancia favoreció a las afectadas; sin embargo, la demandada, en lugar de acatar inmediatamente la decisión, se valió de todos los recursos: apelación, extensiones de plazos e incidencias en casación, lo que retrasó considerablemente el proceso, pero hoy las afectadas cuentan con una sentencia emitida por la Corte de Casación Francesa, en octubre del año pasado, que acuerda la responsabilidad del certificador.

Con esta decisión solo resta cumplir con los procedimientos de reenvío ante la Corte de París para llegar a la fase de ejecución, traducida en el cobro de las indemnizaciones a favor de las víctimas demandantes.

Desde 2010, Anauco ha asumido las acciones necesarias, haciendo posible que las afectadas puedan ser parte en los juicios franceses sin tener que aportar dinero, sobre todo ante la difícil situación económica existente en Venezuela.

DÉJANOS TU COMENTARIO