23.7 C
Caracas
lunes, 27 mayo, 2024

Vejiga hiperactiva: estrategias y soluciones

Descubre cómo la tolterodina, cambios en la dieta y terapias conductuales pueden mejorar la calidad de vida de quienes padecen vejiga hiperactiva, una enfermedad que afecta a más mujeres que a hombres

-

Hablan las marcas.- La vejiga hiperactiva (VH) es un síndrome crónico subdiagnosticado que puede causar dolor en el pubis o la pelvis, junto con un aumento en la frecuencia urinaria durante el día o la noche, urgencia e incontinencia urinaria.

Estos síntomas son consecuencia de contracciones involuntarias en la vejiga durante el proceso de llenado, lo que afecta la calidad de vida y las actividades diarias de las personas.

A nivel mundial, se estima que la prevalencia de la VH es del 11,8 % en la población general, con tasas similares en hombres y mujeres. En Venezuela, aproximadamente el 24 % de la población mayor de 40 años presenta algún síntoma de vejiga hiperactiva, según el último estudio realizado en el país. Sin embargo, solo el 16 % recibe tratamiento adecuado.

Maria Carolina Pérez, cirujano urólogo y especialista en piso pélvico, incontinencia urinaria y urodinamia, señala que la VH se presenta con mayor frecuencia en personas que son más alérgicas. Aunque puede afectar a ambos sexos y a cualquier edad, se estima que tiene una mayor incidencia en mujeres blancas, delgadas y activas. Esto se debe a que la condición afecta el cortisol (la hormona del estrés), lo que genera noradrenalina, un neurotransmisor que provoca contracciones vesicales.

Residente protagoniza campaña por la educación sexual

En el caso de los hombres, no es tan común, pero cuando se presenta, la urgencia está relacionada principalmente con problemas obstructivos de la próstata. Esto se debe a una descompensación de la vejiga, que la hace más pequeña, lo que puede provocar incontinencia por urgencia después de una operación.

Pérez destacó que aunque no existen factores de riesgo específicos para la VH en más del 90 % de los casos, esta condición empeora con sustancias que irritan la vejiga, como la cafeína, los cítricos, el alcohol y el chocolate negro.

¿Es posible llevar una vida normal con VH?

Las personas afectadas a menudo malinterpretan los síntomas como parte normal del envejecimiento o de otras enfermedades. Algunos pueden aislarse o sentirse avergonzados de mencionar los síntomas en sus consultas médicas, sin darse cuenta de que la VH puede mejorar con el tratamiento adecuado.

La hiperactividad de la vejiga es una condición crónica debilitante que afecta la calidad de vida. Puede generar problemas sexuales, daños en la piel, infecciones y alteraciones en los ciclos de sueño. Además, puede llevar al uso de ropa especial absorbente. La urgencia constante de ir al baño puede afectar las relaciones familiares y sociales, así como los planes a largo plazo, y desencadenar cuadros de depresión, ansiedad y problemas emocionales.

Algunas señales de alerta incluyen la necesidad repentina de ir al baño cada hora durante el día. Ante la sospecha de VH, es recomendable consultar a un especialista para evaluar la historia clínica del paciente, realizar exámenes y diferenciarla de otros tipos de incontinencia.

Prediagnóstico y toma de signos vitales: lo que hace la IA de Venemergencia

La vejiga hiperactiva es una patología crónica que puede ser muy limitante, pero en la actualidad existen diversas alternativas de tratamiento que permiten no solo controlar los síntomas, sino también mejorar la calidad de vida de quienes la padecen.

Sí hay soluciones para la vejiga hiperactiva

Alexis García, asesor Médico de FC Laboratorios, destaca una de las opciones terapéuticas para controlar esta condición: la tolterodina. Este medicamento tiene un perfil de seguridad y efectividad superior a otros fármacos utilizados para el control de los síntomas de la vejiga hiperactiva.

En comparación con tratamientos farmacológicos más antiguos, como la oxibutinina, la tolterodina presenta menos eventos adversos, como sequedad de boca y ojos. Además, existen opciones de liberación sostenida, como la ofrecida por FC Laboratorios, que permite una sola dosis oral diaria y reduce la sequedad bucal, lo que favorece el cumplimiento del tratamiento para esta patología crónica.

Además de las soluciones farmacológicas, es posible controlar los síntomas de una vejiga hiperactiva leve mediante pequeñas modificaciones en los hábitos de vida. Estas incluyen cambios en la dieta y la micción cronometrada. También se pueden considerar terapias conductuales, como ejercicios de piso pélvico, entrenamiento vesical y biofeedback.

En casos más graves o extremos, la intervención quirúrgica puede ser necesaria para mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a