25.9 C
Caracas
sábado, 21 mayo, 2022

Valeria tiene casi cuatro años y necesita una costosa operación para seguir viviendo

-

«Lo que no queremos es no verla jamás».

La frase es de Salvador Di Carlo, padre de Valeria Carolina Di Carlo Hernández, de casi cuatro años de edad, quien padece de cardiopatia congénita y estenosis valvular pulmonar severa.

La niña, oriunda de Villa de Cura, en el municipio Zamora del estado Aragua, necesita una costosa operación para salvar su vida. El tiempo corre y las crisis de hipoxia (falta de oxígeno en la sangre) aumentan. Sus padres, Salvador y Carolina, ambos son desempleados y están desesperados porque los médicos recomiendan una operación a corazón abierto que la realiza el hospital de Clínicas Caracas. La intervención, según el último presupuesto, tiene un costo de 320.000.000 millones de bolívares o 25.000 dólares.

«El único hospital público que hace esa operación es el hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano doctor Gilberto Rodríguez Ochoa, que está en Montalbán. Hemos ido varias veces pero allí nos dicen que la intervención es muy complicada y que no tienen especialistas. Pero los mismos médicos de Clínicas Caracas trabajan en el Latinoamericano. Eso no lo entiendo. ¿Por qué no hacen una excepción?. A veces deberíamos ser más humanitarios y ver un poquito más allá», cuestiona Di Carlo.

Valeria nació el 30 octubre de 2015. Tiene dos hermanos mayores. Siempre ha sido una niña fuerte e inteligente. «Tiene muchas ganas de vivir, a ella le encanta la televisión y leer, según la doctora que la ha tratado, ella es fuerte porque niños con esa patología no viven más de un año«, agregó el padre.

A Valeria la han hospitalIzado dos veces con los niveles de oxígeno en la sangre muy bajos. Foto: Cortesía álbum familia Di Carlo

Cuando Valeria dio sus primeros pasos llegó la alegría al hogar de los Di Carlo, pero también comenzó el calvario. Sus padres notaron que la niña tenía dificultad para respirar y su piel adquiría un tono morado.

La examinó un cardiólogo pediatra y la refirió a J.M. de los Ríos. Allí le hicieron varios estudios y la refirieron al Cardiológico Infantil Latinoamericano Gilberto Rodríguez Ochoa donde ya tiene tres años esperando la operación.

«Hemos visitado cinco hospitales y todavía nada. En estos momento la tenemos en casa bajo tratamiento y oxigeno», señala.

El nombre completo del diagnóstico de Valeria es tan complejo como su estado de salud: doble tracto de salida del ventrículo derecho, comunicación interventruicular subaortica, estenosis valvular pulmonar severa con hipoplasia de tronco, más persistencia de conducto arterioso, disfunción diastólica biventricular.

Los padres de Valeria solo piden un milagro para su hija. Foto: Cortesía álbum familia Di Carlo

Todos los especialistas que la han evaluado recomiendan operarla lo más pronto posible porque le están dando muchas crisis de hipoxia y sus niveles de oxígeno en la sangre han bajado a 18/20%.

«Ella estuvo hospitalizada en dos ocasiones. La primera en Villa de Cura con crisis de hipoxia, sus niveles de oxígeno bajaron a 15% . La tuvimos cuatro días hospitalizada. La segunda oportunidad fue en Caracas, el el hospital de niños J.M. de los Ríos, también de emergencia con cardiopatía congénita cianógena, muy descompensada y crisis de hipoxia. Estuvo en terapia intensiva con los niveles de oxígeno en 5 % hasta que lograron estabilizarla».

Por lo pronto, la familia Di Caro no tiene una cuenta bancaria donde los puedan ayudar. Cualquier apoyo lo pueden hacer a través de su contacto telefónico: 0424 3816018.

Valeria es una niña alegre que tiene ganas de vivir. «Es grande y hermosa, pero ya no sé qué hacer», dice angustiado su padre que solo pide un milagro y el apoyo de alguna fundación caritativa.


LEE TAMBIÉN: 
BUQUE DE EE.UU. HA ATENDIDO 480 PERSONAS Y SU MISIÓN ES AYUDAR VENEZOLANOS



Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a