Una quimioterapia al mes realiza la Sociedad Anticancerosa de Trujillo por falta de medicamentos

71

Valera.- Como institución al servicio de la pesquisa de las enfermedades oncológicas en la región, la Sociedad Anticancerosa del estado Trujillo (Sadet) no escapa de la emergencia humanitaria.

De acuerdo con su presidente, César Ponce, en los últimos tres meses ha disminuido la cantidad de pacientes que cumplen con sus tratamientos, lo cual se debe a que las personas no pueden costear o conseguir los medicamentos necesarios.

Este centro de salud, próximo a cumplir 37 años de fundado, tiene una sala de quimioterapias donde anteriormente se realizaban diez tratamientos semanales y 40 mensuales. Esto se ha reducido a una por mes desde los últimos tres meses del 2019.

«¿Qué ocurre?, ¿no hay cáncer?, ¿la gente se mejoró? No, es que no consiguen los medicamentos y vendrá a hacerse la quimioterapia ese paciente. ¿Qué le va a pasar? Ese paciente se muere. Esas muertes son las que está causando esta crisis de manera silente. Así, hay personas que no tienen remedios para sus cardiopatías, diabetes…», expresó Ponce

Para el médico, este es uno de los índices, no diferentes del resto del país, que exponen la necesidad de que Trujillo sea incluido, como prioridad, en la recepción de la ayuda humanitaria. Para ello se ha conformado un voluntariado de más de 1.200 personas formadas y 600 comprometidas en la región.

Hospitales en paro

Juan Torres, quien coordina este voluntariado del sector salud y sociedad civil, explicó que además de los índices de desnutrición y mortalidad infantil, Trujillo también padece la falta de suministros en los hospitales.

«Los niveles de mortalidad en el hospital de Valera son alarmantes porque no hay insumos, tratamientos ni quirúrgico. A estas condiciones se agregan la falta de personal y otros aspectos, como por ejemplo, que los niños para poder comer dependan de donaciones porque no funciona la cocina», manifestó.

Francisco Luque, también integrante del equipo humanitario, expuso el caso del hospital Dr. Juan Montezuma Ginnari, del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss), donde cuatro servicios no funcionan: unidad de cuidados intensivos, sala de parto, neonatología y quirófanos; y donde la directiva persigue a quienes la denuncian.

Falta de vacunas

La presidenta del capítulo trujillano de Puericultura, Carmen Rosario, llamó la atención sobre el déficit de cobertura de vacunas en la población infantil, que debería estar por encima del 85 %. Esto ha ocasionado la aparición de enfermedades prevenibles y otras dependientes del control sanitario. Mencionó la meningitis, que se previene con la pentavalente.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.