Trabajadores del hospital de los Magallanes de Catia exigen mejoras a la infraestructura

Obreros y empleados del hospital de los Magallanes de Catia reiteraron las denuncias sobre las malas condiciones en las que funciona ese centro de salud y advirtieron que por la falta de mantenimiento las goteras y filtraciones se han extendido a varias áreas de la edificación

230
Médicos y trabajadores del hospital se han unido en varias ocasiones para protestar contra la falta de mantenimiento | Foto: Cortesía Espacio Público

Caracas.- Un grupo de camilleros, enfermeros, camareros y aseadores del hospital Dr. José  Gregorio Hernández de Los Magallanes de Catia denunciaron este martes el avance del deterioro de las instalaciones de ese centro de salud, debido a la falta de mantenimiento.

Morabia Figueroa, enfermera del hospital, habló en nombre de sus compañeros exponer los problemas de filtración que afectan a cuatro pisos de la edificación, además de las irregularidades en la dotación de insumos y la desmejora salarial.

“Cuando llueve es más el agua que cae adentro que afuera del hospital. La última vez se nos inundó del piso uno a planta baja, todo eso se navegó. Tanto las aseadoras como las camareras tuvieron que ponerse a sacar agua en ambos pisos.  Yo trabajo en el piso 6, que es el área de Traumatología, que cada vez que viene el agua se inunda”, indicó.

Según Figueroa, la suspensión del mantenimiento preventivo y correctivo ha ocasionado que las goteras y filtraciones se hayan extendido por gran parte de la edificación, localizada en el municipio Libertador al oeste de Caracas y uno de los seis hospitales tipo IV ubicados en la Gran Caracas.

Radicalización

La enfermera enfatizó que la denuncia se ha hecho de forma reiterada a la dirección del centro asistencial, sin que se tenga respuesta favorable sobre el inicio de obras, por lo que advirtió que los trabajadores están dispuestos a radicalizar la protesta.

“Vamos a tener que salir y trancar la calle, ir al Ministerio. ¿Por qué no nos botan? Porque somos un núcleo. Pero las fallas están a la vista; no tenemos mopa, escoba, cloro, jabón, esponjas no tenemos nada para limpiar. A veces ni agua tenemos. Nos exigen que limpiemos, pero no nos dan los implementos para hacerlo. Eso es un foco de contaminación para los pacientes”, alertó.

También exigió la revisión de las tablas salariales, petición que desde hace un año el gremio ha realizado con sucesivas protestas.

“La caja de comida que nos prometieron como compensación. Bs 20.000 quince y Bs 20.000 el último, uno paga hasta Bs. 2.000 diarios solo en pasaje, ¿cómo se puede venir a trabajar así? Aparte de eso la asignación por concepto de uniformes es de Bs. 10.000, ¿quién se va a poder comprar un uniforme con eso? Ya no hallamos cómo remendarlos para venir a trabajar”, señaló.

Con las uñas

Niurka García, camarera de Los Magallanes de Catia, aseveró que ante las generalizadas deficiencias, la institución está en riesgo de entrar en cierre técnico. No obstante, la forzada clausura no se ha materializado porque los empleados y obreros no tienen otra opción.

“Esta es una institución tipo IV, aquí vienen los médicos, se gradúan, se especializan y regresan. Ahora muchos vienen poco o han abandonado el hospital o vienen menos seguido porque no hay con qué trabajar. ¿Por qué no cerramos el hospital? Por la comodidad, porque se nos vienen encima y porque aquí de una u otra forma obtenemos algún beneficio todavía, pero aquí todos estamos trabajando con las uñas”, expuso.

Hasta la publicación de este trabajo un equipo de El Pitazo intentó, sin obtener respuesta alguna, contactar a autoridades del hospital, para conocer su versión respecto de las denuncias y verificar mediante un recorrido las condiciones de funcionamiento del mismo.

DÉJANOS TU COMENTARIO