Suspenden atención en área del J. M. de los Ríos amparada por Cidh

En el servicio de hematología del emblemático hospital de niños no se aplican tratamientos desde el pasado lunes. La falta de personal, insumos y el deterioro de las instalaciones propició el cierre técnico que podría ser definitivo

488
En el servicio se atendían alrededor de 66 niños mensualmente, en promedio. Foto: Cortesía

Caracas.- El denunciado colapso del Hospital de Niños José Manuel de los Ríos tomó un nuevo espacio esta semana. El cada vez más profundo deterioro de las instalaciones y la escasez de insumos obligó a suspender las consultas en el servicio de hematología del centro de salud, desde el pasado lunes.

En los tres días siguientes solo atendieron a niños con consultas programadas con más de un mes de antelación, provenientes de otros estados del país. Con este cierre técnico, que se advirtió hace más de dos años, suman dos áreas cerradas en el centro de salud en las primeras dos semanas del año.

LEE TAMBIÉN

Cierra área del J. M. de los Ríos inaugurada hace 83 años

La clausura fue confirmada por Susana Pachano, jefa del servicio del establecimiento situado en San Bernardino, al noroeste de Caracas. En esta unidad se atendían semanalmente 16 niños con patologías que afectan la composición y correcta producción de la sangre.

«Se agotó la forma en que veníamos trabajando. Hay niños esperando por transfusiones desde hace 15 días. El cierre ha sido progresivo, primero escasearon suministros que los padres podían conseguir, pero ahora se juntó todo. Los niños se exponen más permaneciendo en un espacio que no cumple con condiciones mínimas para su recuperación», explicó.

A principios de enero se completó el cierre técnico del área de Cardiología y Hemodinamia del mismo hospital por causas parecidas. Foto: Cortesía @preparafamilia

Agonía

La suspensión de las consultas afecta a 16 niños a los que se les aplicaba tratamiento semanalmente en el servicio. Además deja sin posibilidad de diagnóstico y seguimiento a cerca de medio centenar de pacientes, que acudían mensualmente a la consulta externa, detalló Pachano.

Desde hace más de 15 días, familiares de los 16 niños que tienen la condición de internados o semi internados, esperaban por la reanudación de las transfusiones. Esta terapia paliativa es recomendada en la mayoría de las patologías hematológicas.

La ausencia de materiales para evaluar y transfundir la sangre, que se agudizó en los últimos tres meses, ya había encendido las alarmas del personal y madres que asisten a menudo al pediátrico.

«Se completó un cierre, una agonía que se trató de impedir desde hace mucho tiempo. Las madres y los voluntarios ya no hallábamos qué hacer, solo esperar», lamentó Katherine Martínez, directora de la asociación civil Prepara Familia.

LEE TAMBIÉN

ONG Médicos Unidos de Venezuela desmiente a Maduro: Salud retrocedió 60 años

Complicaciones

Martínez recordó que, aunque esta suspensión aún no es definitiva, vulnera el derecho a la salud de los niños. Por la condición en la que la mayoría se encuentra, la suspensión del tratamiento o la falta de seguimiento podría derivar en complicaciones adicionales a su patología.

En agosto del año pasado el servicio de hematología se convirtió en uno de los 14 servicios del J. M. de los Ríos amparados por una medida cautelar de protección, emitida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

En la medida, el organismo internacional solicitó al Estado venezolano garantizar el acceso a servicios de salud oportunos y de calidad para niños que acuden al establecimiento de salud, que fue referencia nacional en la atención de la mayoría de las patologías pediátricas. Desde la divulgación de la disposición de la Cidh, el gobierno ha omitido cualquier respuesta.

Al contrario de mejorar, las deficiencias que conforman el expediente se han profundizado, aseguró Martínez, con más de 10 años de trabajo en el acompañamiento de los padres y niños del J. M. de los Ríos. En el servicio de Hematología se recibía a niños, niñas y adolescentes que se quedaron sin un sitio a dónde acudir.

El tratamiento pediátrico de enfermedades como leucemia, linfomas talasemias y aplasias pierde a un espacio insustituible. El centro asistencial desarrolló en más de 50 años la especialidad en la atención infantil, que ahora no se sabe cuándo se retomará.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 5 / 5. Votos: 8

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO