Sin soluciones continúa la unidad de diálisis de Guatire

A una semana de la protesta que paralizó el tránsito hacia el oriente del país, los pacientes renales de Guarenas-Guatire manifiestan sentirse burlados por el gobierno, tras las promesas ofrecidas en reunión en la alcaldía de Zamora, donde se acordaron varios puntos, pero aún no se ha cumplido nada

129
Tres cuartas partes del total de las máquinas de hemodiálisis están fuera de servicio | Foto: Lidk Rodelo - Archivo El Pitazo

Guatire.- Pacientes renales del eje Guarenas-Guatire del estado Miranda vuelven a alzar su voz para pedir, nuevamente, al Gobierno nacional que atienda los problemas que afectan a la unidad de diálisis que funciona en un espacio de la Clínica San Martín de Porres.

Tres cuartas partes de las máquinas de hemodiálisis dañadas, el deterioro de la planta de ósmosis, la falta de personal médico y de enfermeras, la ausencia de insumos, medicamentos y suplementos, así como el deterioro de los baños, son las necesidades más urgentes que requieren atención en el lugar.

La semana pasada, los 46 pacientes y sus familiares protagonizaron una protesta en la avenida Intercomunal Guarenas-Guatire, que mantuvo detenido el tránsito desde y hacia el oriente del país durante más de dos horas.

De las 16 máquinas, sólo están operativas cuatro. Una de ellas ya presenta fallas. Temen que en cualquier momento se pueda dañar otra.


LEE TAMBIÉN: 
SOLO OCHO MÁQUINAS DE HEMODIÁLISIS FUNCIONAN EN EL HOSPITAL DE CIUDAD OJEDA

La falta de máquinas ha hecho que los horarios se extiendan hasta la madrugada, para garantizar el tratamiento completo a todos los pacientes. Los usuarios del último turno que han culminado a la 1:00 am se quedan a dormir en el lugar, para evitar exponerse a la inseguridad de las calles.

“Ese jueves, 29 de agosto, que nos reunimos en la alcaldía de Zamora se prometió otra reunión para el día siguiente, ese día hubo un apagón y no se hizo, pero tampoco se reprogramó. Allí acudiría el técnico de las máquinas, directamente desde el Seguro Social, pero todavía estamos esperando. Nadie ha venido a revisar las máquinas y ya hay otra que está presentando fallas”, explicó Leonor Villegas, vocera de los afectados.

Villegas también resaltó que el alcalde Hugo Martínez y el director de salud, Keiver Pérez, insisten en cambiar de lugar la unidad de diálisis.

“Si no hay recursos para arreglar, menos debería haber para acondicionar un lugar nuevo, desde cero y equiparlo. Nuestra enfermedad no puede esperar”, destacó.


LEE TAMBIÉN: 
PACIENTES DE LA UNIDAD DE DIÁLISIS EN BARQUISIMETO DENUNCIARON FALTA DE PERSONAL MÉDICO

En cuanto a la planta de ósmosis, en la reunión posterior a la protesta, el alcalde Hugo Martínez se comprometió a hacer las revisiones para solucionar el problema. Sin embargo, una semana después, los pacientes siguen esperando por una solución.

“El agua está muy densa y eso afecta la calidad de tratamiento que recibimos. Es urgente para nosotros la reparación de por lo menos tres máquinas, así como la planta de ósmosis”, recalcaron los pacientes.

Los afectados señalaron además estar dispuestos a protagonizar una nueva protesta, si se le sigue dando largas a la urgencia de la unidad de diálisis de Guatire.

Aunque está ubicada en una clínica privada, la sala es de atención gratuita y forma parte de un convenio con el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss). Su director, Gustavo Pérez, tampoco ha ofrecido respuestas.

DÉJANOS TU COMENTARIO