26 C
Caracas
sábado, 24 octubre, 2020

Personal sanitario reactiva asambleas para exigir mejores condiciones laborales en hospitales

Trabajadores evalúan opciones de protesta, ante la depreciación del salario y la falta de incentivos adicionales en medio de la pandemia del COVID-19

-

Caracas.- La pandemia del nuevo coronavirus suspendió toda actividad reivindicativa del sector salud. En las semanas previas a que se detectaran los primeros casos de la enfermedad, enfermeros, obreros, médicos y empleados trabajaban en el desarrollo de una agenda de protestas. Esta semana las recepciones, entradas y antesalas de establecimientos de Caracas volvieron a llenarse de trabajadores en asambleas para discutir mecanismos de presión.

El Hospital Clínico Universitario (HCU), situado en la Ciudad Universitaria de Caracas y el Instituto de Oncología Dr. Luis Razetti (Iodlr), ubicado en Cotiza, fueron los primeros centros de salud en reactivar actividades sindicales. En el primero la discusión empezó el lunes y se dejó abierta. Más de 40 trabajadores participares, según el cálculo de Mauro Zambrano, dirigente del Sindicato de Clínicas y Hospitales de Caracas. La convocatoria en el Iodlr fue similar.

LEE TAMBIÉN

Cuatro millones de médicos en el mundo sufren de COVID-19, según la OMS

La depreciación del sueldo, resultado de la devaluación del bolívar, la falta de beneficios laborales y las fallas en dotación de insumos son las principales quejas. El desarrollo de la pandemia hizo aún más notorias las deficiencias. A consecuencia de la emergencia humanitaria compleja, que se denunció desde 2016, ambas instituciones de salud presentan problemas de infraestructura, déficit de personal y un limitado acceso a insumos.

La mayoría del personal está ganando menos de un dólar. Porque con las deducciones, solo un grupito con especializaciones y casi a punto de jubilarse llega a los 4 dólares. Ni sumando bonos, horas extras o doble turno logramos un sueldo digno. Con la pandemia hemos trabajado a nuestro riesgo. La entrega de equipos de bioseguridad nunca mejoró. No contamos con transporte, ni con ningún incentivo. Seguimos aquí porque es lo único que sabemos hacer”, señaló Zaida Valderrama, enfermera en el Iodlr.

El riesgo de callar

- Advertisement -

En ambas reuniones, los asistentes coincidieron en la necesidad de reanudar las protestas para expresar sus exigencias. Rechazaron que el Gobierno de Nicolás Maduro no haya mejorado los incentivos en un tiempo en que se demostró la importancia del trabajo del personal sanitario. Los presentes se mostraron favorables a realizar actividades, con las medidas necesarias de bioseguridad, a fin de que su reclamo se tome en cuenta.

“El Gobierno aprueba al menos una vez al mes bonos para que la gente se quede en casa. ¿Y qué pasa con los que tenemos que salir con cuarentena y sin cuarentena? No estamos pidiendo más que lo justo y si hay dinero para unas cosas, también debe haberlo para las que se convierten prioridad. Ya son dos años pidiendo que se nos ajuste el sueldo. Ni por la emergencia se nos reconoce nada. No podemos seguir callados”, lamentó Abraham Cedeño, camillero del HCU.

Desde finales de 2019, gremios y sindicatos insistieron en una alianza con organizaciones de otros sectores, principalmente el educativo. El objetivo era unificar la agenda conflictiva, debido a que las malas condiciones laborales afectan a los ámbitos por igual. Con la diferencia que trabajadores de la salud iniciaron casi un año antes las protestas. Por las restricciones de la pandemia las actividades de calle están vetadas de momento. Pero el clamor del personal sanitario mantiene su marcha por pasillos de hospitales y ambulatorios.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado