23.7 C
Caracas
lunes, 16 mayo, 2022

Pacientes renales nuevamente protestaron por falta de equipos de diálisis en Valle de la Pascua

-

Valle de La Pascua. – En horas de la mañana del lunes 25 de marzo, mas de 15 pacientes renales protagonizaron una nueva protesta la cual inició con una marcha desde  la Casa de la Cultura Lorenzo Rubín Zamora en Valle de La Pascua, estado Guárico, para exigir a las autoridades de Sanidad, una pronta solución en cuanto a la reparación o dotación de los equipos y planta de osmosis la cual presuntamente fue comprada en Alemania y hasta la fecha se desconoce su localización.

En tal sentido, el equipo de El Pitazo, entrevisto a familiares y pacientes renales, quienes expusieron parte de la problemática que padecen, argumentando que al no haber equipos de hemodiálisis en optimas condiciones tienen que trasladarse hacia el hospital Doctor Francisco Torrealba en la ciudad de Calabozo, mermando de esta forma su calidad de vida, ya que estos viajes son agotadores y muchas veces tienen que pernoctar dentro del autobús cuando este se accidenta en la carretera o se quedan en las afueras del hospital calaboceño.

LEE TAMBIÉN: 

SEIS DETENIDOS SE FUGARON DE COMISARÍA EN ARAGUA

Ramón Camacho uno de los pacientes renales relato que desde hace un año los tienen engañados y tienen que viajar al centro de salud en Calabozo y no aguantan más este tipo de traslados, puesto que es muy agotador y más de cinco pacientes han fallecido producto de estos viajes extenuantes.

«Los equipos que al parecer prometieron llegarían al hospital nunca llegaron y mucho menos la planta de osmosis, nosotros tenemos que trasladarnos a Calabozo y nos calamos cuatro horas de viaje y más de catorce en lo que significa ir a hacerse el tratamiento y regresar, lo que deteriora aún mas nuestras vidas y ya son más de cinco personas que han fallecido en el tiempo que tenemos viajando,» dijo.

Camacho señaló que ellos quieren que se instalen nuevas maquinas de diálisis y osmosis para dejar de viajar, «Tenemos un año viajando ya es hora de que estos equipos sean instalados en el hospital vallepascuense, nosotros dependemos de esas maquinas y lo único que queremos es que nos dialicen tranquilamente, queremos seguir viviendo con la poca calidad de vida que tenemos y es por ello que hoy estamos marchando por nuestras vidas, la única forma de conseguir los medicamentos ha sido intercambiando y pidiendo porque la mayoría somos de muy bajos recursos» sostuvo.

Que el mensaje le llegue a Maduro

Yadira Palma, quien es madre de una paciente renal de 21 años de edad, aclaró que la protesta que realizaron no tiene nada que ver con política. «Estamos aquí con un solo objetivo, que es buscar la tranquilidad y la salud a nuestras pacientes, por el derecho que tienen a la vida, es por ello que queremos hacer saber a través de los medios de comunicación y que le llegue al presidente de la república Nicolás Maduro, al ministro de salud y al instituto venezolano de los seguros sociales para que sepan de los problemas que están pasando los sesenta pacientes renales que hay en nuestra región del Guárico, ya que la planta física para la nueva Unidad de diálisis en la ciudad de Valle de La Pascua estado Guárico esta lista desde noviembre del año 2018 y no ha sido inaugurada todavía, por falta de los equipos para dializar».

«Falta lo más importante que es la planta de osmosis y los riñones artificiales, por tal motivo pedimos ayuda a quien pueda ayudarnos. Porque desde esa fecha no dan información de lo que pasa aquí con los equipos que son vitales para la vida de nuestros enfermos renales, ya está terminando el primer Trimestre de este año y no tenemos respuesta y para el venidero mes se cumple un año de puro viajar hacia Calabozo.» refutó.

Argumentó Yadira Palma que todos los días reciben el apoyo en el hospital calaboceño para ser dializados, pero que esto no es la solución, porque según su criterio, los enfermos se están descompensando y se mueren, y por tal motivo los familiares y pacientes están unidos y organizados para dirigirse a la ciudad de Caracas a hablar con el presidente si es necesario.

Tienen que viajar a diario para recibir la diálisis

María Teresa Carapa, aseveró que para su familiar y el resto de los pacientes renales ha sido muy difícil toda esta problemática que se les presenta a diario, «Según las autoridades regionales y municipales con los que hemos hablado, esto debió estar resuelto en seis meses y llevamos un año viajando todos los días para que nuestros familiares puedan ser dializados, aunado a esto tenemos el tema de la alimentación, cuan difícil nos es conseguir los alimentos, porque tenemos que llevarnos el desayuno, almuerzo, cena y cuidado sino el desayuno del día siguiente porque nos toca quedarnos en la carretera cuando el autobús se accidenta,» sentenció.

Rosa García quien es paciente renal, dijo tener dos años enferma agregó que están pasando por una difícil situación, debido a que uno de sus compañeros de diálisis está en muy malas condiciones hospitalizado y necesita medicamentos como bicarbonato de sodio el cual es muy difícil conseguir y el mismo se necesita todos los días porque tiene la urea demasiado alta por falta de diálisis.

«Ya las unidades de diálisis en esta entidad están colapsadas porque solo funciona una sola maquina y por ende la utilizan solo en emergencias para pacientes que no pueden viajar ni sentarse en los asientos del autobús que nos lleva a la ciudad de Calabozo y es por ello que este paciente se tiene que colocar un frasco de bicarbonato de sodio diario y no tiene como comprarlo, pedimos a quien tenga y pueda donarlo se pueden trasladar al sexto piso del hospital  Rafael Zamora Arévalo donde está recluido y preguntar por el señor Juan Veliz para que donen este tipo de medicamento que es primordial para nosotros porque nos ayuda a bajar la urea por falta de diálisis.»

 «El tratamiento que recibimos es cada dos horas porque se va la luz y la planta eléctrica no funciona y mucho menos en Calabozo, tenemos que esperar que la luz llegue en Calabozo cuando se va la luz y no hay agua no nos dializan perdemos el viaje, esto es sumamente lamentable porque nadie nos ayudan y muchas veces nosotros tenemos que buscar cisternas y pagarlas de nuestros bolsillos para que nos dialicen dos horas que para muchos es sabido que es insuficiente porque para que estemos bien tienen que dializarnos al menos durante cuatro horas máximo,»

 Rosa América López, madre del paciente Juan Veliz añadió lo siguiente: «Mi hijo es diabético, tiene problemas en la vista y desde hace más de veinte días estoy en el hospital con el hospitalizado, descompensado pero gracias a los compañeros que tienen buen corazón me han donado tres frascos de bicarbonato de sodio porque ni siquiera con el gobierno ni con el hospital se pueden conseguir porque siempre argumentan que no tienen, pero vemos como hay personas inescrupulosas que los sustraen del hospital para comercializarlos jugando de esta forma con la vida de cada uno de los pacientes renales que tanto necesitan este tipo de medicinas».

Por último Yelitza Hernández, quien es hija de una paciente recluida en el hospital, sostuvo que su progenitora ya no puede viajar y necesitan que instalen la planta de osmosis y las maquinas de diálisis.

«Hace un año vino el coordinador de insumos del ministerio de salud de nombre José Blanco y en esa oportunidad el nos dijo que la planta de osmosis ya estaban pedidas en Alemania y le preguntamos que si la habían pagado y nos dijo que sí, pero que se llevaba llegar al país un mes porque la traían en barco y hasta el momento la planta de osmosis sigue en Alemania y posteriormente sostuvimos una reunión con José Morales quien es el representante del gobierno regional y coordinador de los hospitales y le preguntamos que donde estaban la planta de osmosis y nos dijo que no sabe, y hasta la fecha nadie ha venido a decirnos que pasa con estos equipos, solamente estas dos personas nos han mentido y mientras tanto nosotros que hacemos, nuestros familiares se mueren sin tratamiento,» finalizó diciendo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a