27.7 C
Caracas
miércoles, 23 septiembre, 2020

Pacientes renales cerraron sala de diálisis del Hospital Zamora Arévalo en Guárico

-

Valle de la Pascua.-  Por más de cuatro horas, pacientes renales de la Unidad de Diálisis del Hospital Rafael Zamora Arévalo de Valle de la Pascua tomaron de manera pacífica estas instalaciones para solicitar respuesta de las autoridades regionales de salud ante la falta de máquinas de hemodiálisis para dializar a más de 40 pacientes que allí deben ser atendidos diariamente y que desde hace más de año y medio viajan a la población de Calabozo para recibir tratamiento.

Pasadas dos horas de la toma, los pacientes, junto a sus familiares, solicitaron la presencia de Néstor Contreras, director del hospital. El funcionario, al llegar al sitio, pidió que los representantes de los medios abandonaran las instalaciones. Los pacientes no estuvieron de acuerdo y se produjo una situación incómoda en el lugar.  Poco después,  el personal de seguridad interna intentó sacar a los comunicadores,  acción que fue impedida por los pacientes y sus familiares.

Luego de horas de conversación,  los pacientes expusieron, ante la presencia de los funcionarios, su situación. Con pancartas y palabras explicaron que tienen más de un año viajando a la ciudad de Calabozo para recibir tratamiento de diálisis.


LEE TAMBIÉN: 

MUERE SEGUNDO NIÑO ESPERANDO TRANSPLANTE MEDULAR EN EL J.M DE LOS RÍOS

Niorka Vásquez dijo quesoy paciente renal desde hace más de 13 años y tengo junto a mis 40 compañeros, un año con dos meses viajando para recibir tratamiento. Esto significa que hemos viajado 12 veces por mes que se traducen en 432 viajes; eso no es bueno para nuestra salud, somos pacientes de cuidado y con esto nos están matando. Lo peor es que  no dan respuesta a nuestra solicitud de tener nuestra propia sala de diálisis en Valle de la Pascua. Estamos cansados”, señaló.  

“Cuando protestamos nos dicen que están ubicando las máquinas, nos prometen resolver el problema, pero son puras mentiras y nunca llegan a nada. Estamos de verdad cansados, por eso hoy decidimos llamar a los comunicadores sociales y hacer saber la realidad de lo que estamos viviendo los pacientes renales de este país. Ya basta, queremos respuestas, no hay quien nos informe qué sucede y dónde fueron a parar las máquinas de diálisis y ósmosis que prometió el exviceministro de Salud Luis López y que nunca llegaron”, dijo.

 Las máquinas dañadas están arrumadas en la sala de diálisis | Foto: José Guerra

“Soy familiar de una paciente renal. Quiero decirle al gobernador de Guárico, ministros y presidente de Venezuela que en los actuales momentos nuestros familiares tienen que viajar interdiario a la población de Calabozo, allá nos han prestado su apoyo y lo agradecemos, pero desde hace una semana se dañaron seis máquinas; eso nos afecta notablemente y ningún funcionario del gobierno a ningún nivel se pronuncia».

- Advertisement -

“Yo quiero decirle a José Vásquez que se humanice y deje de mentirle a los guariqueños. Le pido que diga qué piensa hacer con nuestros enfermos, que tenga conciencia humana; a la comisionada de salud no la conocemos”, agregó.

Julio Morales, indicó que “soy paciente y estoy viviendo una situación que ya no se aguanta. En lo que va de año se nos han muerto más de seis pacientes ¿qué esperan? que se todos mueran. Recuerdo a Daniel Manrique, Narciso, Andrés Páez, Rosángela y muchos otros que han fallecido por falta de atención y tratamiento de diálisis. La mayoría de nosotros somos de Zaraza, Altagracia, El Socorro, Tucupido, Las Mercedes, Cabruta y Chaguarmas y no tenemos dónde quedarnos cuando regresamos del viaje a Calabozo. La mayoría de las veces no tenemos comida, pero a nadie parece interesarle lo que  sufrimos, por eso hoy protestamos”, enfatizó.  

Los más de 40 pacientes diariamente deben pasar por esta situación para viajar y recibir tratamiento en Calabozo | Foto: José Guerra  

Por su parte, el director del hospital, Néstor Contreras, dijo: “yo no puedo decirles a ustedes lo que quieren oír o sea no tengo la solución en mis manos; sin embargo, cuanto he podido hacer algo para que ustedes viajen a Calabozo, saben que lo he hecho. Ustedes saben que nosotros nos comprometimos en acondicionar las instalaciones para la nueva sala de diálisis y eso hicimos, y también conseguimos los Youtong para que vayan al municipio Francisco de Miranda a recibir tratamiento, eso lo hicimos nosotros, pero conseguir máquinas depende del gobierno nacional”.

En ese proceso de conversación, aproximadamente a las 11:00 am, dos grupos de funcionarios de Poliguárico y Polinacional hicieron acto de presencia en el piso 6, solicitando se abriera la puerta del local donde pacientes y directivos del centro médico conversaban para llegar a algún acuerdo, sin lograr el objetivo. A medida que pasaron las horas, los tonos de voz se fueron alterando, lo que llevó a los efectivos de Polinacional a violentar la puerta. El comisionado Rubén Montenegro, luego de su ingreso, se ofreció para ser mediador en el conflicto. La defensora del Pueblo, Evelín Suárez, y un funcionario de los derechos humanos de nombre Saúl Herrera, también se incorporaron a las conversaciones.

Aproximadamente a la 1:00 de la tarde se elaboró un acta en la que el comisionado Rubén Montenegro se comprometió a llevar lo que se expuso en esta reunión hasta el despacho del gobernador de Guárico para dar respuesta, a más tardar, el próximo martes. También se logró que se abrieran las puertas del local donde se supone funcionará la nueva sala de diálisis de Valle de la Pascua. En el mismo se observó que no existe ningún tipo de equipos, solo instalaron tuberías y puntos de electricidad para 16 máquinas de hemodiálisis que aún no se sabe de dónde saldrán, ni cuándo llegarán.

En la nueva sede solo se instalaron tubos y toma corrientes para diez máquinas | Foto: José Guerra-Archivo

En el recorrido se pudo constatar que se hizo un pozo de profundidad en la parte trasera de la edificación, el cual, al parecer, será de donde se dotará de agua a las máquinas de ósmosis (para purificar el agua), un poste doble en que se tiene previsto colocar los transformadores para estos equipos. Esta construcción fue entregada en acto público al gobernador José Vásquez, en diciembre 2018 y, a la fecha, continúa igual que hace cinco meses. Tanto familiares como pacientes de diálisis manifestaron que de no tener respuestas positivas volverán a la protesta y, si es necesario, cerrarán algunas vías principales de comunicación para llamar la atención de los responsables de dar solución al problema.  

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado