24.3 C
Caracas
martes, 24 mayo, 2022

Pacientes regalan horas de diálisis a compañeros afectados por apagones

En la Unidad de Nefrología Uninef los apagones han sido recurrentes durante la última semana. Por esa razón, los pacientes con insuficiencia renal se han quedado sin cumplir su tratamiento, aunque en ocasiones reciben la mitad del tratamiento, que les regala un compañero

-

Ciudad Guayana.- La palabra clave es la solidaridad. Eso y padecer la misma enfermedad han hecho que un grupo de pacientes renales en Bolívar se las ingenie para hacer frente a los frecuentes cortes eléctricos que se registran en el centro de Puerto Ordaz, zona donde está ubicada la Unidad de Nefrología Uninef, el centro médico en el que son atendidos tres veces por semana casi 300 enfermos renales del sur del país.

Desde el martes 22 de octubre hasta el lunes 28 del mismo mes, tres prolongadas fallas eléctricas encendieron las alarmas sobre la salud de estas personas. Tienen claro que no hacerse el tratamiento de hemodiálisis compromete su vida, y saben que el Estado no hará nada para ayudarlos, o tardará en hacerlo. Por eso los que reciben hemodiálisis en las horas donde sí hay luz, les regalan la mitad de su jornada, es decir dos horas.

“Cuando vine el miércoles de la semana pasada se nos fue la luz a las 6:00 am y a las 11:00 am todavía no llegaba. Entonces, como la luz llegó a mediodía, los pacientes de la tarde llegaron a un acuerdo para darles a los de la mañana dos horas de tratamiento, o sea la mitad de lo que les toca a ellos”, dijo Crisálida Mota, quien va tres veces a la semana a la unidad para acompañar a su mamá de 67 años, que recibe tratamiento de hemodiálisis.

LEE TAMBIÉN

SEGUNDO CASO DE LEUCEMIA BIFENOTIPICA ES DIAGNOSTICADO EN EL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE LOS ANDES

Señaló que nadie puede entender a un paciente renal mejor que otro paciente renal. Saben lo vital que es recibir el tratamiento suministrado por una máquina que para ellos es sinónimo de salud. 

Mota sostuvo que cuando su mamá no puede dializarse, se preocupan porque el malestar es inmediato: “Ella se pone muy mal, porque retiene mucho líquido, se ahoga, le da taquicardia”, apuntó.

Los pacientes y familiares no se quejan de la atención que les ofrecen en el centro Uninef. Dan buenas referencias del trato del personal y del esfuerzo que hacen para atenderlos, pero están conscientes de que en medio de un corte eléctrico como los que se han registrado recientemente, el esfuerzo no sirve de mucho si la máquina está apagada. “Aquí nos tratan bien, pero cuando se va la luz, es muy angustiante porque no sabes si va a llegar en media hora o en la noche; es horrible”, relató Mota, quien vive en el popular sector 25 de Marzo de San Félix.

Cuando le toca el tratamiento a su mamá, debe tomar tres autobuses para llegar a la unidad médica. En toda esa travesía puede tardar una hora, aunque con la escasez de gasolina y gasoil que se registra en Bolívar, debe invertir más tiempo porque hay menos transporte y tarda más en las paradas esperando un bus. En taxis sería imposible llegar al centro de salud, toda vez que el costo de una carrera promedio es 80 mil bolívares.

De enfermera a paciente 

Otra de las pacientes de Uninef es una enfermera que antes trabajaba en una unidad de hemodiálisis que cerró por falta de insumos. Se trata de Damelis Abarullo, que prestó servicios en la unidad José Gregorio Hernández de San Félix.

Su hermana, María Abarullo, dijo a El Pitazo que el martes 22 de octubre su pariente no pudo recibir el tratamiento por la falla eléctrica. “Ese día en la noche a ella le dieron unos dolores muy fuertes por las costillas, por todo el líquido que tenía acumulado”, relató.

El origen de la insuficiencia renal es la diabetes que padece desde hace varios años. Además de interrumpir la hemodiálisis por los cortes de luz, en ocasiones tampoco consiguen Diclofenac inyectable, que toma periódicamente para los intensos dolores.

Los pacientes y familiares exigen al Gobierno que se instale una planta eléctrica en la Unidad de Nefrología Uninef, porque dicen que es el único centro que cuenta con los equipos para atenderlos. Después de una semana de apagones en la zona donde está ubicada la unidad, las autoridades regionales nada han dicho sobre el origen de estas fallas.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a