20.1 C
Caracas
lunes, 19 octubre, 2020

Pacientes denuncian cierre de carpas para COVID-19 en hospitales de Caracas

Solo en uno de nueve centros está operativa el área de contingencia para la atención de casos de coronavirus, según sindicatos del sector salud. La recepción de pacientes nuevos está en su nivel más bajo desde el inicio de la pandemia

-

Caracas.- Retrasos, escasez de insumos y personal insuficiente. Este es el panorama actual en los toldos, instalados como unidades de triaje de contingencia, en la mayoría de los hospitales de Caracas. Debido a estas deficiencias, en ocho de nueve establecimientos se suspendió la recepción de pacientes con COVID-19 en estos puntos de atención y evaluación preliminar de los casos. El dato corresponde al seguimiento que los sindicatos del sector salud realizan a propósito de la pandemia del coronavirus.

Adelaida Ortega, residente de la urbanización Santa Mónica, presentó tos seca, dificultad para respirar por días. Al tercer día decidió acudir al hospital más cercano para descartar su sospecha de contagio de COVID-19. En las semanas previas había salido en varias ocasiones para abastecerse de enseres básicos. El miedo prevaleció a sus extremas medidas de prevención.

Su temor era haber contraído la enfermedad en alguna de esas salidas. La mañana del lunes, 5 de octubre, se dirigió a la emergencia del Hospital Clínico Universitario (HCU). El más cercano a su residencia, pero se encontró que el área donde se priorizaba el abordaje de pacientes con la enfermedad viral estaba cerrada.

LEE TAMBIÉN

Con carpas militares buscan solventar las carencias de hospitales públicos venezolanos

- Advertisement -

“Nos pidieron esperar afuera. Yo fui con mi hija. Antes de mi había como 20 personas con la misma sospecha del virus. Nos quedamos en el estacionamiento frente a la emergencia como dos horas. Después nos atendieron, pero nos aclararon que ahí no nos podían hacer la prueba, solo el cuestionario para descartar y ver quiénes de verdad necesitan hacerse el examen. En la carpa atendían las otras emergencias. Solo estaba un médico y tres enfermeros”, relató.

Innombrable

Ortega se salvó del virus. En el cuestionario se determinó una alergia por exposición a agentes tóxicos. El médico le recetó un antialérgico de uso común. Los síntomas cedieron dos días después. Una de ocho que se libraron de la enfermedad pandémica. Aquella tarde, de los veinte que esperaban por consulta, doce fueron remitidos al Poliedro de Caracas para el despistaje del virus. No obstante, en el HCU no garantizaban el traslado, ni siquiera en los casos más severos.

“Apenas uno menciona el COVID-19, lo mandan para otro centro. No te dan una orden ni nada. Solo dicen que no tienen insumos y que el personal solo está disponible para los casos que tienen hospitalizados. Me tocó irme por mi cuenta al Hotel Alba Caracas, porque una vecina me contó que ahí recibían a todo el mundo. Di positivo a la prueba rápida y me mandaron para el Poliedro. Ahí pasé 21 días”, indicó Morela Suárez, quien acudió al Hospital Dr. José María Vargas, en Cotiza.

LEE TAMBIÉN

Paciente con coronavirus recluido en El Poliedro desmiente al «Potro» Álvarez

Lonas vacías

Una fuente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud) confirmó a El Pitazo que las carpas del domo de La Rinconada y del Parque Naciones Unidas, en El Paraíso sí cuentan con personal e insumos. Ambas instalaciones, manejadas por la Misión Médica Cubana son actualmente los centros más grandes de despistaje del país. Aunque no se hace detección, porque solo aplican pruebas rápidas, el servicio ha suplido el trabajo de descarte en los grandes hospitales.

En los llamados hospitales intermedios de campaña, dispuestos en los dos recintos, se hace desde la detección de anticuerpos hasta el aislamiento de pacientes con cuadros leves. La logística cuenta con servicios independientes del Ministerio de Salud y solo se admiten pacientes referidos de la sala situacional del Hotel Alba Caracas. A diferencia de los hospitales en estos dos sitios sí disponen de unidades para traslados de emergencia.

Como el HCU, Vargas, Los Magallanes de Catia, El Algodonal y Periférico de Catia suspendieron los servicios para personas con COVID-19 en las carpas. De acuerdo con Monitor Salud, hasta el 30 de septiembre la situación es similar en el Ambulatorio Humberto Fernández Morán de Macarao, la Clínica Popular de El Cementerio y la Clínica Popular de Caricuao. El servicio solo continúa operativo en el Hospital general Dr. Jesús Yerena de Lídice. Las lonas, instaladas por unidades militares, permanecen vacías en la mayoría de los casos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado