OPS: “Nuestra región entró en fase de transmisión local del COVID-19”

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hizo un balance sobre el abordaje de la pandemia del COVID-19 en la región. Insistió en la urgencia de mejorar la dotación y capacidad de los centros de salud

972
directora ops oms
La funcionaria urgió a mejorar la dotación y capacidad de centros de salud | Foto: Cortesía @opsoms

Caracas.- Con más de 160.000 casos notificados, América Latina entró en la segunda fase de la pandemia, ocasionada por la propagación masiva del nuevo coronavirus. Esa fue una de las conclusiones de Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), durante una comparecencia virtual ante representantes de medios de comunicación de todo el continente.

«En la región de las Américas al 30 de marzo, hubo 163.068 casos confirmados y 2.836 personas perdieron la vida. Nuestra región ha entrado en una nueva fase, con muchos países informando la transmisión comunitaria”, alertó en la conferencia realizada al mediodía de este martes, 31 de marzo.

El enlace sirvió para hacer un balance de la manera en que los Estados miembros han enfrentado la pandemia, declarada así hace 20 días por la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo matriz de la OPS. Etienne urgió a mejorar el suministro de insumos y la capacidad instalada en centros de salud. Aunque no hizo alusión a ningún país en específico.

LEE TAMBIÉN

Fiscalía confirma dos casos de coronavirus en fiesta en Los Palos Grandes

«Los países deben tomar medidas urgentes para preparar hospitales y centros de salud para lo que viene: una afluencia de pacientes con COVID-19 que necesitarán espacio hospitalario, camas, profesionales de la salud y equipos médicos», previno.

Protección

Etienne, quien lleva en paralelo la dirección regional de la OMS para las Américas, solicitó agilizar la entrega de implementos para la protección del personal de salud. También celebró las medidas que se implementaron hasta ahora para lograr el control de la transmisión.

«Los países necesitan proteger a su personal de salud como nunca antes, tener acceso a suministros adecuados de equipos de protección a largo plazo. Medidas de distanciamiento social; cancelación de reuniones masivas, cierre de escuelas y negocios, teletrabajo, medidas voluntarias o legalmente obligatorias de quedarse en casa”, enumeró.

La funcionaria resaltó la oportunidad que representa el coronavirus para afinar la atención en las redes públicas ambulatorias y hospitalarias. En ese sentido, repasó el trabajo que ha coordinado la OMS y OPS para fortalecer el apoyo técnico y la formación de personal calificado. Desde febrero la OPS promovió talleres especiales en Brasil para la capacitación de médicos y enfermeras ante una eventual llegada del SARS-CoV-2, causante de la enfermedad que afecta a 193 países.

LEE TAMBIÉN

Pedagogo español recomienda reinventar la educación cuando termine la pandemia

«Creo que podemos hacer frente a COVID-19. En los últimos 40 años, muchos de nuestros países miembros han desarrollado sistemas de salud y una fuerza laboral de salud que está preparada para enfrentar desafíos serios. El COVID-19 pondrá a prueba nuestros sistemas y servicios de salud. Ya estamos trabajando arduamente con los gobiernos de toda la región para fortalecer nuestra respuesta de salud pública. Lo que hagamos hoy determinará la capacidad de nuestros sistemas de salud para salvar vidas mañana», sentenció.

El futuro

Como vocera oficial de la OMS, Etienne instó a los gobiernos de naciones de Centro, Sudamérica y el Caribe a prepararse para las siguientes fases, que implican una transmisión sostenida de la enfermedad. Esto se evidenciará en un aumento de casos, lo que podría derivar en un colapso de los servicios de hospitalización de las unidades de cuidados intensivos.

«Esta pandemia es grave y necesitamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para mitigar el impacto del COVID-19 en nuestra gente. Lo que suceda en las próximas semanas dependerá en gran medida de nuestros esfuerzos conjuntos, de trabajar y actuar juntos, incluso si estamos físicamente separados”, reiteró.

Con el avance de la pandemia, la OMS actualizó muchos de sus protocolos de abordaje. Las fases fueron definidas con las particularidades de este nuevo padecimiento que se descubrió en China a finales del año 2019. Estas etapas comprenden los grados de afectación, pero también de preparación que deben tener los países para aminorar sus consecuencias para la población

La fase 1, de preparación, consiste en la adecuación de los sistemas de salud de los países ante una probable llegada del virus. Los Estados debían mejorar sus procesos y evaluar la disponibilidad de recursos de todo tipo para lograr una contención de casos importados. La fase de 2, o de contagio comunitario se registra cuando el número de contagios locales supera a los que llegaron de afuera. Es decir, la transmisión se vuelve local.

Un territorio llega a fase 3 al reportar casos de transmisión comunitaria sostenida, como se ha reportado en Italia y España, por ejemplo. A este nivel, las autoridades de salud deben aumentar sus esfuerzos para garantizarle a la población acceso a alimentación, medicinas y provisiones con criterio de emergencia, para prever un desbordamiento en otras áreas.

4.92/5 (13)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO