22.3 C
Caracas
jueves, 6 mayo, 2021

Muertes por Serratia marcescens en el pediátrico de Barquisimeto siguen sin ser investigadas

-

Barquisimeto.- La bacteria Serratia marcescens cobró la vida de 16 pacientes menores de cinco años en el Hospital Universitario de Pediatría Agustín Zubillaga (Hupaz), de Barquisimeto, durante el primer semestre de 2018. Las autoridades han respondido con obstáculos e intimidación a las denuncias realizadas por la Asociación Civil Madres y Padres por los Niños de Venezuela (Mapani), advirtió la directora de la ONG, Gretna El Halabi.

LEE TAMBIÉN:

EL HOSPITAL CENTRAL DE BARQUISIMETO TIENE UN AÑOS SIN RADIOTERAPIAS

El Halabi declaró a El Pitazo que las muertes causadas por la infección hospitalaria siguen sin ser investigadas en la Fiscalía General de la República del estado Lara y la Defensoría del Pueblo, pese a las solicitudes que introdujo Mapani en junio de 2018. Entre 2016 y 2018 fallecieron más de 25 pacientes. El 25 % era menor de 12 meses y el 55 % presentaba cuadros de desnutrición.

«Nosotros, como organización, junto a los padres de las víctimas, entregamos al sistema de justicia todas las pruebas pertinentes. Aún esperamos respuesta sobre la resolución del caso. Ahora estamos trabajando con informes a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y al alto comisionado, y comenzaremos con el proceso de las medidas cautelares para la protección de los niños vivos del hospital», señaló.

De acuerdo con Mapani hay nuevos casos de Serratia marcescens en el Hupaz, pero los pacientes no tienen garantizados los estudios y tratamientos en la red de salud pública.

Los únicos fármacos sensibles a la bacteria son gentamicina y colastinam, antibióticos escasos en el país y revendidos a precios inaccesibles para las familias de escasos recursos.

A los padres de una recién nacida les solicitaron colastina, pero el medicamento solo puede adquirirse fuera de Venezuela, porque dejó de importarse hace cinco años.

- Advertisement -

La defensora de derechos humanos indicó que la infección hospilataria puede ser eliminada y controlada con higiene y vigilancia permanente de factores ambientales.

En el pediátrico de Barquisimeto la bacteria Serratia marcescens es llamada «la comecarne», por las lesiones que causa en la piel. Genera complicaciones en órganos vitales y puede afectar a pacientes susceptibles: neonatos, inmunosuprimidos, desnutridos y niños con esquemas de vacunación incompletos.

A finales de 2018, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) emitieron un pronunciamiento en favor de los pacientes del Hupaz.

«Nos preocupa de manera profunda que niños y niñas estén muriendo por causas prevenibles relacionadas con el estado de deterioro de las instalaciones de salud, la escasez tanto de insumos de salud como de medicamentos, así como la falta de medidas sanitarias y de higiene eficaces”, reza el comunicado.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado