Micólogo informa sobre cuatro casos de «hongo negro» en Venezuela asociados al COVID-19

En un seminario web organizado por la Sociedad Venezolana de Infectología y la Universidad Central de Venezuela, Fernando Gómez-Daza, bioanalista especialista en micología, se refirió a los cuatro casos clínicos de mucormicosis, llamado comúnmente hongo negro, que se han registrado en el país en pacientes con COVID-19. Esta enfermedad no es contagiosa

2857
En el seminario web titulado "¿Hay mucormicosis asociada a la COVID-19 en Venezuela?" se informó este 19 de agosto sobre los cuatro casos registrados hasta ahora en el país | Foto: cortesía Sociedad Venezolana de Infectología

Caracas.- Cuatro personas que padecieron COVID-19 en Venezuela desarrollaron la enfermedad fúngica mucormicosis, conocida comúnmente con el nombre de hongo negro. Ese es el registro que presentó el micólogo Fernando Gómez-Daza en un seminario web titulado «¿Hay mucormicosis asociada a la COVID-19 en Venezuela?», realizado este 19 de agosto y transmitido por YouTube.

Fernando Gómez-Daza es bioanalista especialista en micología y jefe del Laboratorio privado de Micología y Enfermedades Tropicales ubicado en Valencia, estado Carabobo. Los cuatro casos clínicos que tiene registrados se han presentado en dos mujeres y dos hombres. Tres fueron fueron tratados en Valencia y una está siendo tratada en Mérida. Este último caso fue reportado el pasado 17 de agosto por el gobernador de ese estado, Ramón Guevara.

Detalles de los tres primeros casos

El primer caso diagnosticado en Venezuela de mucormicosis asociada al COVID-19, enfermedad conocida con las siglas CAM (por su nombre en inglés: COVID-19 Associated Mucormycosis), se presentó en una mujer de 56 años de edad, cuyos familiares refirieron que padeció la enfermedad de coronavirus en marzo de este año y acudió a recibir atención médica un mes después por presentar infección bucal. Los estudios de bioanálisis determinaron que se trataba de mucormicosis. La paciente falleció.

El segundo caso correspondió a un hombre de 64 años de edad, también tratado en Valencia. Este paciente superó la infección y es, de los cuatro casos, el único que ya se encuentra totalmente recuperado. El tercer caso cronológicamente detectado también corresponde a un hombre, de 53 años de edad y quien empezó a recibir tratamiento en Valencia, pero actualmente se encuentra en Maracaibo, donde vive su familia. Allá continúa su tratamiento médico y evoluciona satisfactoriamente, indicó Gómez-Daza.

Sobre el caso en Mérida

El más reciente caso de CAM reportado en el país corresponde a una mujer de 59 años de edad, procedente de Ejido, municipio Campo Elías de Mérida, quien se encuentra recluida en el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula). Esta paciente tiene como enfermedades preexistentes una diabetes mellitus no tratada, hipertensión arterial y obesidad. Desde el 7 de julio fue tratada de manera ambulatoria con dexametasona y otros medicamentos durante 10 días. Su madre y una hermana también padecieron COVID-19 y fallecieron a causa de esta enfermedad.

El 27 de julio comenzó a presentar lesión entematosa en la región periorbitaria derecha, además de parestesias, fiebre y secreción por su ojo derecho. Está hospitalizada desde el 29 de julio y ha ido evolucionando, aunque su ojo derecho y parte de su rostro han tenido graves secuelas a causa de la infección micótica, algunas de las cuales podrían recuperarse luego con cirugía estética.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la mucormicosis?

Junto al micólogo Gómez-Daza también participaron en el seminario web el microbiólogo y epidemiólogo colombiano Diego Cáceres y el médico y consultor del Laboratorio de Micología del Hospital de Clínicas de la Universidad Federal de Paraná, Brasil, Flavio de Queiros. Este último recordó que la mucormicosis, mal llamada hongo negro, es una enfermedad que fue detectada por primera vez a finales del siglo XIX.

Cáceres, por su parte, refirió los principales factores de riesgo para infectarse de mucorales, hongos causantes de la mucormicosis. Estos son: diabetes mal controlada, malignidad hematológica, trasplante de células madres y consumo de esteroides y otros inmunosupresores.

La mucormicosis asociada al COVID-19 es una de los cuatro tipos de micosis que se han detectado en pacientes contagiados del tipo de coronavirus SARS-CoV-2. No es una enfermedad viral ni contagiosa entre personas, como sí lo es el COVID-19. Sin embargo, el pasado 11 de junio la Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió una alerta epidemiológica sobre esta infección fúngica asociada al COVID-19 por haberse registrado casos en varios países de la región.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.