24 C
Caracas
viernes, 14 mayo, 2021

Médicos y personal de salud venezolanos claman por vacunación contra el COVID-19

Esta semana el gobierno de Nicolás Maduro rechazó la asignación de vacunas de AstraZeneca, para luego anunciar que recibirá un prototipo de vacuna cubana en fase 3 de experimentación

-

Los trabajadores del sector salud, incluyendo a médicos, enfermeras y otros profesionales, han realizado solicitudes, reclamos y hasta protestas en las que exigen vacunas al gobierno de Nicolás Maduro para prevenir el COVID-19. Sin embargo, en muchos de estos casos el clamor no ha sido escuchado, mientras se prioriza a otros sectores y actores políticos en la inmunización.

Este viernes se conoció el testimonio de Jorge Pérez, coordinador de Médicos Unidos por Venezuela Capítulo Carabobo, quien pidió entre llanto y gritos vacunas para el sector salud. Reportó al menos seis muertes en el gremio en los últimos 10 días.

“Yo no sé qué está pasando pero tengo miedo de acudir a mi hospital y contagiarme, tengo miedo de contagiar a mis hijos, tengo miedo de llevar la enfermedad a la casa, tengo miedo porque no he sido vacunado. Exijo vacunas para todo el personal de la salud antes de cualquier dirigente político o militar, los protocolos son internacionales y están establecidos”, expresó Pérez.

En Táchira, apenas el personal de salud de 5 de 235 ambulatorios pertenecientes a la red hospitalaria dependiente de la Corporación de Salud del estado Táchira (Corposalud) han sido vacunados, según informó este viernes 26 de marzo a El Pitazo el presidente de dicho organismo, Ildemaro Pacheco.

De acuerdo con Pacheco, de nueve hospitales de la red ambulatoria regional tan solo ha sido vacunado el personal del Hospital Central de San Cristóbal, quedando todavía por inmunizar a unos 5.550 trabajadores de la salud.

El presidente de Corposalud expresó preocupación por denuncias recibidas de que ya están vacunando a personal que labora en las alcaldías, como es el caso de Capacho y La Fría, quedando por fuera los ambulatorios.

- Advertisement -

Enfermeras del Hospital Tipo I de Pariaguán, en el municipio Francisco de Miranda, al sur de Anzoátegui, protestaron el miércoles, 24 de marzo, para exigir que las vacunen contra el COVID-19 y que les suministren material de bioseguridad, con el cual no cuentan.

En Guarenas, personal de salud del Hospital Dr. Luis Salazar Domínguez, conocido como el Seguro Social de Guarenas, protestó al menos tres veces durante las últimas dos semanas para exigir vacunas. Así lograron que el lunes 22 de marzo enviaran unas 250 dosis del fármaco Vero Cell, del fabricante chino Sinopharm.

En medio de la escasez de vacunas, la vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, informó el miércoles, 24 de marzo, que no recibirán las vacunas contra de AstraZeneca asignadas a través del mecanismo Covax, sino que esperan escoger cuáles son las que se aplicarán a los venezolanos, retrasando el proceso de inmunización.

Por su parte, Maduro espera vacunar masivamente en julio con un prototipo de vacuna cubana llamada Abdala, que está en fase 3 de experimentación y cuyos resultados de fase 1 y 2 no se han publicado, generando una alerta de la Academia Nacional de Medicina.

“En julio ya estaremos vacunando masivamente con la vacuna Abdala que está buscando una meta, la inmunidad perfecta. Y estamos buscando otras vacunas seguras, comprobadas y aprobadas científicamente por las autoridades sanitarias de Venezuela”, informó Maduro en una transmisión televisada el 25 de marzo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado