20.9 C
Caracas
lunes, 19 abril, 2021

Marianela Castés: “Cada persona es responsable de que el coronavirus no se propague”. Parte II

En esta segunda entrega de la entrevista que la presidenta de la Sociedad Venezolana de Psiconeuroinmunología concedió a El Pitazo, pone a disposición y alcance de todos un conjunto de herramientas gratuitas para fortalecer el sistema inmune frente a un eventual contagio de COVID-19

-

Caracas.- Desde que obtuvo una maestría y doctorado con honores en Ciencias Naturales, opción Inmunología, en el Instituto Luis Pasteur, Marianela Castés supo que debía volver a Venezuela. Era el año 1976 y junto a sus dos hijas emprendió un viaje de retorno gracias a que, más allá de poner su conocimiento, se convirtió pionera en el abordaje de las enfermedades.

Con sus credenciales recién obtenidas, se integró al servicio y atención médica dentro del Hospital Dr. José María Vargas, al noroeste de Caracas. En el centro de salud sede de la Escuela de Medicina homónima de la Universidad Central de Venezuela, su Alma Mater, inauguró una cátedra de Inmunología y corroboró que el conocimiento puede hacer la diferencia en la sanación de cientos de personas, sin importar patología, edad o clase social.

En ese servicio halló la inspiración para fundar la Sociedad Venezolana de Psiconeuroinmunología. Junto a un grupo de profesionales de otras disciplinas, entre las que destacan Psicología, Medicina y Fisioterapia, inició la promoción del método que le ayudó a superar las secuelas de tres tumores en la región genital.

El despertar de la conciencia de auxilio social es el pilar del denominado Movimiento de inmunoalfabetización, del que es precursora en todo el continente, con presencia en más de una docena de países. Por eso en medio de la actual pandemia, causada por la propagación del COVID-19 en 166 países en los que ha contagiado a más de 260.000 personas, 42 de ellas en Venezuela, recuerda la pertinencia de esta herramienta que está a disposición de todos a través de su página web www.miaevolution.com de forma gratuita.

LEE TAMBIÉN

MARIANELA CASTÉS : «CADA PERSONA ES RESPONSABLE DE QUE EL CORONAVIRUS NO SE PROPAGUE». PARTE II

–La inmunoalfabetización implica entonces estar mejor informados para la preservación de la salud. ¿Qué aspectos de prevención cree son claves para mantenerse libre de contagio?

–Sabemos que es un virus que en el 80% de los casos no pasa de una gripe. Sabemos que es un virus que se elimina con agua y jabón, desde jabón azul, hasta cualquier tipo de jabón. Pero tenemos que estar pendientes de hacerlo tantas veces al día como sea necesario. Que si entramos en contacto con una persona, así sea tu comadre, la amiga de la infancia, el novio y no sabemos con quién ha estado, entonces hay que retirarse a un metro, distanciamiento social. Hay que imponer ciertas normas que se implementaron en los países que no pensaron que eso era una bobería. Los países que hicieron eso tienen una curva de contagio diferente a la que tiene Italia, por ejemplo. 

- Advertisement -

–¿Existe  información científica que avale cómo la respuesta del sistema inmune puede ser un factor para atenuar los efectos de un eventual contagio de COVID-19? 

–En el 80% de las personas, como lo han demostrado los estudios que se han hecho en China, Corea del Sur e Italia, el coronavirus no pasa de ser una gripe sencilla. Nosotros queremos ubicarnos en ese 80%, que es un número bien grande. Solamente 15% de las personas va a presentar formas más severas de la enfermedad, para lo cual sería necesario una terapia en el hospital; y apenas para 5% sería necesario una Unidad de Cuidados Intensivos. Así que vamos a ubicarnos en el 80%. Vamos a ubicarnos mejor en que no nos dé, esa es la primera ubicación que tenemos que hacer. Para darnos tranquilidad y que la pandemia no se convierta en una pandemia de miedo, de terror, que no sé cuál de las dos es peor. Hacen mucho daño los fake news, las noticias que son catastróficas, que no son científicas. Eso crea más confusión, más miedo y más pánico y eso tiene sus consecuencias en la inmunocompetencia. 

–¿Cuál es el origen de la psiconeuroinmunología? Habrá quien piense que se trata de un asunto esotérico. 

–Es una disciplina que tiene más de 30 años. Los trabajos principales que sustentan la psiconeuroinmunología vienen de personas como el doctor George Solomon, profesor emérito de la Universidad de California en Los Ángeles. Hay estudios de psiconeuroinmunología en la Universidad de Harvard, en la Universidad de Pennsylvania, en las mejores universidades europeas. Realmente de allí es que vienen los estudios fundamentales. Básicamente fue la demostración científica de que realmente esa comunicación entre el cerebro, el sistema inmunológico y el sistema endocrino, se realiza a través de lo que llamamos moléculas de la información. Esas moléculas de la información son los neuropéstidos, es decir, los neurotransmisores que producimos en le cerebro. 

LEE TAMBIÉN

CLAVES | ¿QUÉ PROTOCOLOS DEBEN SEGUIR QUIENES INGRESEN A VENEZUELA PARA PREVENIR EL CORONAVIRUS?

–¿Qué función cumplen los neurotransmisores en la estimulación del sistema inmune? ¿Qué se puede hacer para que ese estímulo sea favorable para preservar la salud?

-Los neurotransmisores viajan por el cuerpo y llegan hasta las células del sistema inmune. Las células del sistema inmune tienen receptores para esos neurotransmisores y entonces van a actuar en consecuencia con el neurotransmisor que se produjo. Prácticamente hoy sabemos que tenemos neurotransmisores del miedo, de la alegría, de la victimización. De acuerdo con esos transmisores que producimos vamos a tener un sistema endocrino funcionando mejor y en este caso, como nos interesa, el sistema inmunológico. De hecho, se conoce perfectamente la cascada.

Cuando nosotros tenemos un evento estresante, que se vive con miedo, con rabia, con frustración, con victimización se produce una primera hormona, que se desarrolla en el hipotálamo, hormona liberadora de corticotropina, esa hormona libera otra hormona a nivel de la hipófisis y eso viaja hasta las glándulas suprarrenales y ahí producimos cortisol. Todos los estudios que se han hecho en vivo e in vitro demuestran que el cortisol es un supresor de la respuesta inmune.

–¿Entonces, podemos decir que el ser humano puede mentalizarse para la sanación? 

–Totalmente, hay tener en cuenta que esto va a pasar. Todas epidemias han demostrado que esto va a pasar. Va a pasar más rápido en la medida que hagamos las cosas mejor. En la medida que tengamos menos casos, va a haber menos muertes. En la medida en la que tengamos menos casos más rápido salimos de esto. Hasta las peores epidemias han terminado. Ya lo que nos interesa es bajar las curvas epidémicas, estoy hablando en términos científicos. Ya se están tomando las medidas necesarias y en los próximas semanas, seguramente, vamos a ver una reducción de casos. Insisto hagamos lo que cada uno de tiene que hacer, porque así vamos a salir más rápido todos colectivamente de este proceso. 

–¿Qué recomendación práctica puede hacerle a los ciudadanos para empezar este camino de la inmunoalfabetización? 

–La idea siempre es que salgamos fortalecidos de estas crisis. Yo siento que en las crisis hay un potencial enorme para el crecimiento y para cambiar cosas. Yo le recomendaría a las personas que se metieran en nuestro portal www.miaevolution.com y ahí van a encontrar muchos videos gratuitos acerca de la inmunoalfabetización, qué es el sistema inmune, qué es la psiconeuroinmunología. Inclusive, hay una prueba muy importante que es la «Prueba de personalidad inmunocompetente», que es gratis y que a vuelta de correo te van a llegar los resultados en cinco minutos, para saber cómo está tu inmunocompetencia ya no en función del coronavirus, sino en función de ti mismo, de cómo haces las cosas, de cómo reflexionas, de cómo las piensas, cómo las actúas cuál es tu personalidad. 

A lo mejor, este es un momento para aprovechar de dar algunos cambios importantes. Ya que vas a estar en distanciamiento social, no lo tomes como una tragedia, aprovecha de hacer cosas, leer esos libros que no te había dado tiempo de leerlos; ver películas en familia que sean agradables.  

–¿Disponen de alguna institución organización o alianza a la que se pueda acudir para para continuar en el aprendizaje de la psiconeuroinmunología cuando pase esta crisis? 

–Estamos abiertos para hacerlo. No somos una organización enorme. Estamos aprovechando la eficacia de las redes sociales, con el video que ya está en todas partes. Pero todo lo que las organizaciones nos pidan estamos dispuestos a dar una charla, así sea por videoconferencia. Esa fue la idea de hacer el portal. Nosotros tenemos un aula de inmunoalfabetización, ya vamos por la tercera aula de inmunoalfabetización. Personas de 15 países diferentes han tomado el aula inmunoalfabetización y es precisamente para personas que quieren apoderarse de su sistema inmunológico.

El nuestro es un movimiento porque persona debe convertirse en inmunoalfabetizadora. Nunca me imaginé que en tan poco tiempo nos íbamos a encontrar frente a una experiencia como la que estamos viviendo por el coronavirus, donde el movimiento de inmunoalfabetización tiene todo el sentido del mundo. Yo creo que la humanidad está necesitando saber de esta inmunoalfabetización. Hay gente que lo ha tomado con enfermedades y lo han tomado personas muy estresadas. El estrés está acabando con el mundo antes del coronavirus. Todo lo que tiene que ver con el estrés realmente hace mucho daño en el organismo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado