Madres y neonatos con COVID-19 pueden permanecer juntos en «contacto piel con piel»

Aunque la incidencia de infección por coronavirus en los recién nacidos es baja, tanto en Venezuela como en el resto del mundo, el apego emocional de la relación madre-hijo debe ser garantizada. Las pruebas de detección del virus no siempre deben ser realizadas en los recién nacidos; dependerá del contexto en el que se genere la situación de riesgo, según especialistas

95
Los neonatos de madres con COVID-19 deben tener garantizado el contacto piel con piel con su progenitora | Foto: referencial cortesía RM

Caracas.- Incluso ante el panorama de una madre portadora del COVID-19 que haya dado a luz, esta y el recién nacido pueden permanecer juntos en lo que se denomina «contacto piel con piel», de acuerdo a lo recomendado por la Organización de la Salud (OMS), la Academia Americana de Pediatría (APP), el Centro para el Control y prevención de Enfermedades (CDC) y, a su vez, suscrito por la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (SVPP) en un foro vía Zoom, cuyo tema central era el comportamiento del coronavirus en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica (UTIP).

En dicha actividad, realizada este jueves 6 de mayo, se explicó que desde el inicio de la pandemia por el COVID-19 la población infantil, y muy especialmente los neonatos (recién nacidos), han sido los menos afectados por el coronavirus, aún cuando pertenezcan a madres portadoras del mismo. Ante este escenario, la contraindicación sería el aislamiento, pero esto representaría una desventaja en la consolidación necesaria del apego temprano en la relación madre e hijo.

Algunas de las consecuencias que pueden generarse serían: la interferencia en la adecuada relación madre-hijo y el bienestar emocional de ambos, como también se afectaría la lactancia materna. Por lo que la OMS, la AAP, el CDC y la SVPP, recomiendan que las madres y los neonatos deben tener la opción de permanecer juntos en contacto piel con piel, después del nacimiento y durante el establecimiento de la lactancia materna.

LEE TAMBIÉN

Estudio | Leche materna de vacunadas con Pfizer transmite anticuerpos contra COVID-19

«Si el neonato es un paciente sintomático leve, su atención puede manejarse junto a la madre si la condición de ambos lo permite. Si es un caso moderado o severo, debe realizarse un manejo en aislamiento en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal (Ucin)», apuntó la Jefa del Servicio de Neonatología del Hospital Miguel Pérez Carreño de Caracas, Ninelmar González.

De igual manera, recordó que en los casos de neonatos con riesgo de generación de aerosoles (fluidos a través de la saliva) «deben mantenerse en incubadora con todos los accesos cerrados, por supuesto con los circuitos respiratorios dentro y con Filtro HEPA; la succión debe hacerse en línea con tubos traqueales, así como limitar la manipulación de la vía aérea y circuitos ventilatorios», subrayó.

Por su parte, el pediatra intensivista y secretario de la SVPP, Huníades Urbina, señaló que en la actual situación de crisis que viven los recintos hospitalarios del país este tipo de procedimientos se ve muy limitado. «Un caso de ello es el Hospital de Niños J.M. de los Ríos que tiene cerrada su área de terapia intensiva», aseveró.

Sin embargo, destacó que Venezuela afortunadamente ha tenido una de las tasas más bajas de infección neonatal por COVID-19 en Latinoamérica y el mundo, muy similar a la que registran otros países, con cifras de 2 a 2.5% de la población infantil afectada por el virus. Esto de acuerdo a lo que ha dado a conocer oficialmente el Ministerio para la Salud en Venezuela, indicó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.