Madre de niña con cáncer requiere apoyo para tratamiento y alimentación en Araure

Vecinos del barrio Miraflores hacen una cruzada de solidaridad para ayudar a Diosmary Milagro Lameda, de tres años

670
La niña Diosmary Milagro en su casa del barrio Miraflores de Araure | Foto: capture de video

Guanare.- La organización social Creando y promotores sociales de la iglesia católica en Araure, estado Portuguesa, se han unido para apoyar a Diosmary Milagro Lameda Arteaga, una niña de tres años con diagnóstico médico de cáncer en los ojos.

Esmeralda Arteaga, madre de Diosmary Milagro, vive en una vivienda prestada en el barrio Miraflores. Asegura que la casa, de dos piezas,  tiene filtraciones en las  paredes y que el techo es una especie de coladora. “Aquí vivimos con muy poco que comer y sin dinero para costear el tratamiento de mi pequeña“.


LEE TAMBIÉN: 


CANADÁ OFRECERÁ PERMISO DE RESIDENCIA A VENEZOLANOS CON PASAPORTES VENCIDOS

RECUERDE ELIMINAR ESTO ANTES DE PUBLICAR

Arteaga cuenta que la niña sufrió tumores en sus ojos al poco tiempo de haber nacido. Fue atendida en el hospital Casal Ramos, pero hasta ahí, hasta que se los extirparon. Recibió 16 ciclos de quimioterapia en 24 sesiones.

“A los tres meses, el tumor hizo que el ojo derecho se le brotara, se le saliera hacia afuera y hubo que operarla. Tres meses después de cumplir el primer año otro tumor atacó el ojo izquierdo, pero hacia adentro, de tal forma que le tocaba el cerebro, lo que hacía que  sufriera de convulsiones, ” relata.

Lo que requiere ahora es apoyo para adquirir los medicamentos y sostener una dieta acorde a su padecimiento. Debe tener siempre, como mínimo, lágrimas artificiales y antibióticos oftálmicos para evitar infecciones.

Tengo que comprar las prótesis o los conformadores, estos últimos para evitar que se le deforme o cierre la cavidad ocular, pero yo no puedo sola; eso es muy costoso, dice Esmeralda Arteaga.

Estoy solicitando ayuda para las prótesis y para un bastón. Lo necesita para orientarse, recalca, agradeciendo el empuje de la iglesia y de la ONG Creando. Ambas  organizaciones la han visitado, han levantado el informe social y certificado la situación precaria en que vive la familia.

Esmeralda Arteaga confiesa que su fragilidad es mayor porque padece de epilepsia. Desde temprana edad fue diagnosticada con esa enfermedad, que se caracteriza por convulsiones fuertes. A la epilepsia la tratan con fenobarbital, un fármaco desparecido de las farmacias públicas y privadas al que Arteaga mo ha tenido acceso desde hace tres años. 

Vecinos del barrio Miraflores participan de un Arepazo con El Pitazo | Foto: J. Bastidas

“Desde que a mi hija me le diagnosticaron cáncer no he hecho otra cosa que protegerla.  Me he olvidado de mi. Solo quiero que ella viva”, dice.

Los vecinos del barrio Miraflores han tomado el caso de la niña Diosmary Milagro como una bandera de solidaridad. Hacen una cruzada para que el caso se conozca y se certifique como parte de las urgencias para la ayuda humanitaria.  

La historia de la niña fue dada a conocer en el programa Arepazo con El Pitazo, que realizó la ONG Creando en esa comunidad. Los participantes de la actividad,  que consiste en compartir, a través de la proyección de audiovisuales, los contenidos periodísticos elaborados por el medio digital El Pitazo, coincidieron en que tejiendo redes pueden ayudar a Diosmary Milagro a superar la dificultad que confronta para abastecerse de medicinas y alimentos.

DÉJANOS TU COMENTARIO