24 C
Caracas
domingo, 16 mayo, 2021

Laboratorio del Oncológico Luis Razetti no tiene reactivos para marcadores tumorales

-

Caracas.- Carencias van y vienen. La crisis hospitalaria golpea con más fuerza a los pacientes con cáncer del Oncológico Luis Razetti, ubicado en Cotiza, al norte de Caracas. Los pacientes y trabajadores protestaron en la entrada del centro especializado para exigir al Gobierno que resuelva el abastecimiento de quimioterapias, reactivos e insumos.

El laboratorio de la institución de salud perdió desde hace meses la capacidad para realizar pruebas que permitan medir marcadores tumorales de los pacientes con cáncer. Únicamente el hospital tiene reactivos para procesar hemoglobina, química sanguínea y coagulación, denunció Yadira Rosales, del departamento de bioanálisis del Luis Razetti.

«El Gobierno es quien debe garantizar el derecho a la salud y la vida consagrado en nuestra Carta Magna. Los niños con cáncer son los más afectados por estas fallas», indicó Rosales.

LEE TAMBIÉN: 

GUAIDÓ ANUNCIA LA DESIGNACIÓN DE LA NUEVA DIRECTIVA DE  CITGO

Robos a las instalaciones

Rosales también denunció que dentro del hospital oncológico han ocurrido robos y la dirección no ha dado respuesta. Indicó que han hurtado los sistemas de aire acondicionados, cables, computadoras, incluso vehículos de los trabajadores. «A mí me hurtaron mi carro en febrero dentro del estacionamiento. Creemos que hay complicidad interna«, dijo Rosales.

Los pacientes, que acompañaron a los trabajadores, denunciaron que tienen que costear las quimioterapia y aseguraron que el servicio de radioterapia oncológica continúa presentando fallas para garantizar el tratamiento para eliminar las células malignas. Coincidieron en que para las intervenciones quirúrgicas deben comprar casi la totalidad de los insumos.

Un grupo de pacientes, luego de ofrecer declaraciones, pidió a la prensa que ingresara a las instalaciones del oncológico. Sin embargo, esa situación generó discusiones con el personal de seguridad. «Que lo abran, que lo abran, que lo abran», gritaron, mientras uno de los pacientes trató de abrir la puerta. «Para eso si hay seguridad, pero no para cuando entran a robarse todo», señaló.

En el J.M. de los Ríos también protestaron

- Advertisement -

Madres de los servicios de Nefrología, Oncología y Neurocirugía del hospital pediátrico J.M. de los Ríos también decidieron alzar su voz nuevamente en la entrada del centro de salud para denunciar los «atropellos» en los que ha incurrido la directora del la institución, Natalia Martinho.

Las representantes de los niños coincidieron en que no han recibido respuesta de la dirección del hospital sobre las denuncias por fallas en medicinas, insumos médico-quirúrgicos y reactivos, así como la inoperatividad de servicios auxiliares como radiología.

Las mamás de Nefrología exigen el mantenimiento de la planta de ósmosis de la unidad de hemodiálisis y la limpieza de los tanques de agua. Temen que sus hijos contraigan bacterias que los compliquen. «Si a mi hija le sale positivo un cultivo, lo voy a denunciar donde sea, porque ella no entró con una bacteria al hospital», señaló Katiuska Salazar, madre de una paciente de Nefrología.

En el hospital de niños, los pacientes reciben una dieta basada en carbohidratos: solo arroz, caraota y arepa sola. Las madres señalaron que actualmente no hay ni anestesia para realizar operaciones electivas; tampoco hay quimioterapias para los niños ni se ha instalado la campana de flujo laminar para mezclar las medicinas para el cáncer.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado