Nueva terapia ofrece más esperanzas en la lucha contra el cáncer prostático

El tratamiento experimental ha demostrado gran margen de eficacia para tratar el cáncer de próstata. Un paciente alemán no ha sufrido recaídas y ya se encuentra trabajando y haciendo deportes

364
| Foto: cortesía

Durante el congreso anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (Asco por sus siglas en inglés), la terapia de teragnosis ha sido la protagonista, luego de que recientes estudios reflejaran un aumento de hasta 35% en el margen de supervivencia de pacientes con un tumor maligno de próstata terminal.

El médico Michael Morris, del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering en Nueva York, presentó en dicho congreso los más recientes resultados de sus investigaciones. En sus ensayos participaron 831 pacientes con cáncer de próstata resistente a la castración y metástasis, un tipo de tumor habitualmente letal.

LEE TAMBIÉN

Argentina crea primer centro de Latinoamérica para tratar con protones el cáncer

Los que recibieron el tratamiento con teragnosis vivieron 15,3 meses más frente a los 11,3 meses de los hombres a los que se les administró una terapia estándar. Esos cuatro meses de diferencia podrían parecer poco, pero tratándose de pacientes prácticamente desahuciados, en los que ya habían fallado la quimioterapia y los tratamientos hormonales, es un resultado prometedor, según reseña el diario El País.

El término teragnosis es una combinación de dos palabras: terapia y diagnóstico. Con una misma molécula se puede diagnosticar y tratar la enfermedad. Para hacer el diagnóstico, esa molécula afín al PSMA (antígeno prostático específico de membrana) se une a un elemento químico radiactivo, el galio-68, que brilla en una exploración con tomografía por emisión de positrones (PET). Para el tratamiento, la misma molécula se une a otro elemento químico, el lutecio-177, que emite una radiación local que mata a las células cancerosas.

El médico José Luis Carreras, jefe de Medicina Nuclear en el Hospital Clínico San Carlos, en Madrid, habla de “resultados espectaculares” en determinados pacientes terminales, mientras recuerda el caso de un hombre alemán de 62 años, con cáncer de próstata y una diseminación masiva con metástasis en los huesos, y que luego de ocho meses de recibir el tratamiento se encontraba libre de células cancerígenas, e incluso trabajando y haciendo deportes.

Puedes leer el trabajo completo de El País ingresando aquí.

LEE TAMBIÉN

Especialista: detectar a tiempo el VPH puede evitar el cáncer de cuello uterino

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.