27.7 C
Caracas
miércoles, 23 septiembre, 2020

Hospital Vargas reduce atención por contagio de COVID-19 en personal de salud

Con la muerte del médico radiólogo Alexander Chang, quedó evidenciada una vez más la letal evolución de la pandemia entre los que intentan atenuar sus consecuencias en Venezuela

-

Caracas.- La tarde de este martes, 18 de agosto, se confirmó la muerte de Alexander Chang, médico radiólogo del Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo, internado en el Dr. José María Vargas, en San José Cotiza, al noroeste de Caracas. Chang era uno de los 13 pacientes infectados con COVID-19 en el desempeño de sus funciones dentro del mencionado recinto. El fallecimiento del radiólogo queda como testimonio de la falta de equipos de protección contra la enfermedad viral que trabajadores, gremios y sindicatos han denunciado.

El alto número de contagios del nuevo coronavirus en especialistas y residentes de la histórica institución justificó que desde esta semana se redujera la capacidad de atención. El resto de los compañeros de Chang permanece aislado en el centro asistencial, mientras superan la convalecencia. El caso del especialista se volvió emblemático, pues pese a las carencias que enfrenta el hospital en el área de su desempeño, este se mantuvo en servicio.

“El Vargas sobrevive por los residentes, que son los estudiantes de medicina. Para protegerse del coronavirus ellos dependen de sus propios medios o lo que les regalen. Muchos no tienen para costearse el gasto diario en tapabocas, guantes, batas y protectores faciales. Es triste morir en tu lugar de trabajo. Si se enferman también deben correr ellos con el tratamiento”, lamentó Yuraima Galindo, enfermera.

LEE TAMBIÉN

Venezuela registra 1,98% de incidencia en cinco meses de coronavirus

- Advertisement -

En el Hospital Vargas actualmente están recluidos 46 pacientes por COVID-19. De ese total, 28% son médicos. Hasta esta publicación, 32 pacientes estaban confinados en el área de emergencia. Esa sala se cerró hace más de 15 días, luego de prestar un servicio parcial, en medio de las restricciones impuestas por la cuarentena. Desde entonces todos los servicios del establecimiento se enfocaron en la atención del coronavirus. Sin embargo, esto no implicó una mejora en la datación de insumos, suministros ni medicinas.

Desprotección oficial

Galindo denunció que a más de 15 días de que se registraran los primeros contagios en el hospital, estos casos no han sido siquiera incluidos en la estadística oficial. Como en el resto de centros de salud del país, en el Vargas hay un fuerte retraso en la entrega de resultados confirmatorios de la enfermedad. El edificio no cuenta desde hace más de cuatro años con capacidad para hospitalización adecuada. En radiología, donde se desempeñaba Chang, los escasos procesos que se mantienen dependen de la voluntad de los pacientes. Estas deficiencias impiden la normal evolución del flujo de pacientes sospechosos, contagiados y recuperados.

“El rezago es para todo. El Ministerio de Salud solo ha entregado tapabocas tres veces desde marzo.m La prioridad son los cubanos. Los pacientes que llegan ahora son referidos de otros lugares, porque no permiten ni el manejo de las muestras. Trabajamos casi a la antigua. Ni con la gripe española de 1918 creo que el hospital estaba tan desprovisto. La enfermedad avanza más rápido de lo que el hospital puede responder. En eso no hay diferencia entre pacientes y médicos. Si un médico no puede garantizar su propia vida, ¿qué le puede ofrecer a un paciente?”, cuestionó.

Sin una designación oficial como centro centinela para el abordaje de esta epidemia, en el Vargas se han tenido que conformar con donaciones para acceder a un mínimo de equipos de protección. ONG como Fundación Mamá Lis ha hecho constantes entregas de equipos de protección. La única ambulancia operativa es una contribución de Médicos Sin Fronteras. Así, el hospital más antiguo de Caracas está al borde del cierra en su segunda pandemia en 129 años de operatividad.

5/5 (3)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado