Hospital de El Furrial suspende cirugías y ayudas médicas

Un grupo de pacientes denunció a El Pitazo que las aguas negras se desbordaron el pasado fin de semana y contaminaron el quirófano y la sala de partos. Aseguraron que al menos siete médicos fueron despedidos por la directora, Felicia Hinojosa

449
En el hospital se desbordaron las aguas residuales el pasado fin de semana | Foto: cortesía de pacientes

Maturín. Las cirugías y las ayudas médicas fueron suspendidas en el Hospital Doña Felicia Rondón de Cabello, en El Furrial, al oeste de Maturín. Un grupo de pacientes denunció a El Pitazo que las aguas negras se desbordaron el fin de semana, contaminando el quirófano y la sala de partos. 

“Los médicos se reunieron con nosotros y nos explicaron que no podían operar en esas condiciones, porque exponen nuestra salud. Los pacientes que llegan de emergencia son referidos al Hospital Manuel Núñez Tovar“, explicó una paciente que solicitó resguardar su nombre. 

Lee también:

Ayuda humanitaria no contempla antirretrovirales

Aseguró que la red de aguas negras se desbordó debido a la falta de mantenimiento desde hace tres meses, el mismo tiempo que Felicia Hinojosa tiene al frente del hospital, adscrito al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss).  

La empresa Aguas de Monagas envió un equipo para drenar los residuos, pero los espacios no han sido descontaminados. 

Remitidos a otro hospital

En el hospital de El Furrial se realizan nueve cesáreas al día, además de otras cirugías electivas, como las de hernias. Todas se efectúan entre semana, porque no cuentan con especialistas a tiempo completo por ser un centro asistencial tipo 1. 

Los médicos solo atienden los partos de emergencia, porque habilitaron un espacio. Allí  llevan a las mujeres que dilataron por completo. “Las mujeres que necesitan una cesárea urgente tienen que ir al hospital y deben hacerlo en un vehículo particular, porque aquí no hay ambulancia“, afirmó.   

Sin material médico

Sobre la suspensión de la entrega de ayudas médicas, el grupo de pacientes explicó que la situación se presenta desde finales de enero y no se ofrecieron razones claras para ello. “Solo nos dijeron que fue por órdenes de la directora”, agregó.

Los usuarios hicieron a El Pitazo dos denuncias adicionales: no hay material médico y fueron suspendidos los tratamientos ambulatorios. En el hospital de El Furrial faltan hasta los yelcos; por ello, los pacientes deben viajar hasta Maturín para comprar todos los insumos necesarios para su atención. 

En cuanto al tratamiento ambulatorio, dijeron que era un beneficio que tenían los pacientes que acudían con alguna dolencia. “Aquí te atendía el médico y si él te colocaba un tratamiento por varios días, regresabas para que te lo colocaran y solo mostrabas la orden del especialista”, afirmaron. 

Déficit de médicos

El déficit de médicos también fue reportado por los habitantes de El Furrial. Aseguraron que al menos siete especialistas fueron despedidos por la directora. Se trata de un grupo que también trabajaba en el Hospital Manuel Núñez Tovar y que, por choque de horarios, salieron del Doña Felicia Rondón de Cabello. 

Los vecinos afirmaron que la ausencia de médicos retrasa las atenciones. En ese hospital solo quedan médicos que cumplen la rural. “La atención ha desmejorado. Antes esto era un sitio de primera y ahora hay mucho desorden”, se quejaron 

Afirmaron que la situación del centro asistencial hizo que los mismos trabajadores recogieran firmas en contra de Hinojosa, quien ocupa la dirección del hospital luego de la intervención ocurrida en noviembre de 2018. 

Lee también:

EMERGENCIA HUMANITARIA | Omaira Méndez: “Vendí todo para vencer el cáncer y aun no…

Señalaron que las autoridades saben que adentro se recogieron más de 100 firmas por el descontento del personal, que exige la destitución de la directora.

Dijeron que en la comunidad están dispuestos a solidarizarse con ellos. Este año, dos comisiones del Ivss han visitado el hospital para saber qué es lo que ocurre.   

DÉJANOS TU COMENTARIO