22.7 C
Caracas
sábado, 15 junio, 2024

Hongo detectado en sembradíos de plátano no es riesgoso para humanos, según experto

El ingeniero agrónomo Pedro Bello, explica que el riego es que Venezuela se quede sin producción de plátano, cambur y topocho en breve plazo, pues el patógeno es capaz de exterminar los cultivos de forma rápida

-

Guanare. El hongo Fusarium oxysporum f.sp cubense, raza tropical 4, o foc R4T, detectado recientemente en algunas plantaciones de plátano y cambur ubicadas en los estados Aragua, Carabobo y Cojedes, no constituye un riesgo para la salud humana ni produce efectos dañinos en la fruta, por lo que no debe temerse su consumo. 

Según el ingeniero agrónomo especialista en musáceas, Pedro Bello, el patógeno, solo tiene efectos directos sobre las plantaciones y la productividad del rubro, porque es capaz de exterminar los cultivos de forma rápida. 

Ni siquiera cuando el hongo tenga presencia agresiva en las plantaciones afectará la salud humana, porque ya en esa fase no tendremos tiempo de comernos los cambures, los plátanos y los topochos. «A ese nivel, el Fusarium no nos daría tiempo de concluir la cosecha: se secarían los racimos», explicó Bello en entrevista concedida a El Pitazo este 14 de febrero.

¿Es un riesgo consumir cambur y plátano tras alerta por hongo que mata cultivos?

Al respecto, la organización no gubernamental Bid Invest advierte que el mayor problema del Fusarium es su extrema resistencia a las condiciones externas y a la acción de los fungicidas. 

«El patógeno puede sobrevivir en la tierra durante décadas y tiene formas de transmisión múltiples, incluidos los materiales de plantación, retoños de banano y semillas infectados, la tierra y el agua», documenta la organización en su portal web. 

Las medidas fitosanitarias para la contención de este patógeno vegetal, que se presenta por primera vez en Venezuela, fueron anunciadas el 25 de enero por el Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai), ente adscrito al Ministerio de Agricultura y Tierras.

Entre las medidas del Insai figura la «prohibición de entrada al país de material de propagación de plantas de musáceas o de cualquier especie vegetal provenientes de Colombia».

También, el Insai «prohíbe la movilización de material de cualquier especie vegetal que haya sido cultivada en la zona cercana a la frontera con Colombia o cualquier medio que contenga o transporte suelo o restos de este».

Adicionalmente, el órgano rector de la salud vegetal en el país prohíbe temporalmente las importaciones de productos agrícolas provenientes de Colombia, que sean potenciales vías para la introducción de la enfermedad causada por el hongo Fusarium en territorio venezolano.


Señales de hongo en las plantaciones

Con la emisión de estas medidas fitosanitarias no hay que estar conformes, aunque sean útiles, sugiere Bello. «Lo que urge es crear conciencia entre los productores, apoyarlos en la identificación y contención de brotes infecciosos», argumentó el especialista. 

Es la primera vez que el Fusarium se aloja en Venezuela. Ya durante 2021, el agente infeccioso había llegado a Colombia y Perú. 

Desde su puesto de gerente en la agropecuaria Cambuca, en La Ceiba, estado Trujillo, Bello insiste en que los productores deben advertir si notan alguna planta sospechosa, esto es, que presente un amarillamiento en las hojas, un agrietamiento en el pseudotallo o si se observan en este un corte transversal con una coloración café. «De ocurrir estos síntomas, hay probabilidades de que ya el hongo esté presente en la plantación», señaló.

Las alertas deben hacerse en el Insai o en el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA). Asimismo, los productores debe llamar a su ingeniero agrónomo de confianza para que active el protocolo fitosanitario, comentó.

Por todos los medios, es imprescindible no hacer movilización de plantas o de material vegetal dentro o fuera de la plantación, ya que esto favorece la diseminación del hongo. Pero lo más importante, a criterio de Bello, es que en todas las fincas se construyan pediluvios y rodiluvios. 

Los pediluvios son estaciones de desinfección con amonio para el calzado de los transeúntes de la unidad de producción. 
Los rodiluvios son unos tipos de laguna que se hacen con el fin de desinfectar los neumáticos de los vehículos que ingresan a la plantación. 

Salvar la producción en fincas bananeras

La producción de musáceas en Venezuela ha experimentado un crecimiento significativo. Desde su experiencia, Bello destacó que cada día hay más interés en estos cultivos, pese a la merma que se observó durante la pandemia de COVID-19. Antes de esa emergencia sanitaria, las fincas bananeras arrimaban cerca de 70 contenedores semanales del rubro a mercados del norte y sur de Europa y Estados Unidos, refirió.

En los estados Aragua, Carabobo, Cojedes y Trujillo persisten las siembras de banano y, aunque en su mayoría son impulsadas por pequeños y medianos productores, estas abastecen el mercado nacional.

En el municipio La Ceiba, zona donde convergen los estados Trujillo, Mérida y Zulia, destacan las bananeras Cambuca y La Perla, empresas que desarrollan proyectos de exportación. Ambas iniciativas prevén llegar a Turquía y Rusia, y permanecer en Europa y Estados Unidos, precisó el agrónomo.

La presencia del hongo pone en alerta máxima a estos emprendedores. El avance haría desvanecer la idea de nivelar la exportación de musáceas venezolanas, menguada por la pandemia. El plan es que cada finca retome la exportación de cerca de 70 contenedores semanales, el equivalente a 1.000 cajas por contenedor o 20 toneladas de bananos por contenedor. 

Pese a la manifestación de la enfermedad por Fusarium, una de las más destructivas de las plantaciones de musáceas, a la fecha se desconocen la cantidad de hectáreas y de productores afectados, así como la procedencia del hongo. 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a