Dirigentes del sector salud cuestionan anuncio de Maduro sobre vacuna cubana

La presidenta del Colegio de Enfermería del Distrito Capital cuestiona también que se pretenda fabricar una vacuna de fórmula cubana en Venezuela que no cumple con las certificaciones sanitarias internacionales. Asegura que la prioridad es la de preservar la vida de los venezolanos y dejar a un lado las ideologías

288
Foto: Cortesía

Caracas.- «¿Por qué Nicolás Maduro no se puso la vacuna cubana? ¿Por qué no esperó a que Venezuela apareciera como el gran fabricante de esas vacunas que, hasta ahora, no están debidamente certificadas?» fueron las interrogantes que la presidenta del Colegio de Enfermería del Distrito Capital, Ana Rosario Contreras, manifestó en un contacto telefónico a El Pitazo, este sábado 10 de abril, para dar a conocer su posición ante el reciente anuncio hecho por el Gobierno nacional de que Venezuela empezará a fabricar la vacuna cubana Abdala, como inmunizante del COVID-19.

Contreras cataloga la actitud de Nicolás Maduro de egoísta al pretender que la población siga esperando por un plan de vacunación masiva, mientras él y su entorno ya se vacunaron.

Indicó que los procesos para la certificación total de una vacuna de tal envergadura constan de cinco fases de aprobación. Sin embargo, apuntó que ante la situación de pandemia, los organismos internacionales de salud están dando el visto bueno a las vacunas ya conocidas con un mínimo de tres fases.

LEE TAMBIÉN

Delcy Rodríguez: Venezuela pagó el 50 % del monto para adquirir vacunas del COVAX

«No se puede estar improvisando y jugando con la vida de miles de venezolanos. Se debe pensar con un mínimo de responsabilidad social y humanista y permitir que, a través del mecanismo Covax, se pueda tener acceso a vacunas que realmente están listas para ser aplicadas. Una vacuna no sale de una caja de jabón, ni del gorro de un mago. Se debe preservar la vida de la gente y del personal de salud que mueren diariamente porque no han sido vacunados», expuso.

La profesional de la enfermería reiteró que desde el gremio seguirán siendo una voz que no silenciarán, «porque la prioridad para la vacuna la tenemos los trabajadores sanitarios, los que todos los días estamos enfrentando el virus y los que hemos sacrificado 456 vidas de compañeros en la lucha de salvar la vida de los demás», refirió.

Por su parte, el Coordinador de la ONG Médicos Unidos de Venezuela, Jaime Lorenzo, considera que el país no tiene la capacidad tecnológica para fabricar esas vacunas. 

«Si bien es cierto, hace unos años se dispuso de unas instalaciones que se destinarían para el trabajo científico, eso quedó allí, y es hasta ahora que se anuncia de esa posibilidad de fabricar vacunas para el COVID-19. Si estas finalmente cumplen con las certificaciones internacionales, pues bien, se aplican, pero por los momentos no cuentan con la aprobación de la OMS», sostuvo.

LEE TAMBIÉN

China, la vacuna y Latinoamérica

Lorenzo enfatizó en que todos los esfuerzos deben estar dirigidos a preservar la vida de los venezolanos y no engancharse en discusiones ideológicas. Agregó que lo que más se cuestiona el ciudadano es la falta de información con respecto al tema de la fabricación de las vacunas rusas.

«Lo que reina es la desinformación, como en muchas otras situaciones y eso, por supuesto, genera desconfianza. Maduro había dicho que ya para marzo o máximo abril comenzaría la vacunación masiva y ya ves no ha ocurrido. Entonces, no podemos esperar mucho de cuándo estarán listas las vacunas cubanas», señaló.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.