22.2 C
Caracas
lunes, 10 agosto, 2020

Gobierno reportó 145 nuevos casos de difteria entre marzo y junio de 2019

-

Caracas.- La difteria continúa activa en Venezuela. Los datos proporcionados por el gobierno a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), publicados en su más reciente actualización epidemiológica, revelan que entre la última semana de marzo y la penúltima de junio se registraron 145 nuevos casos.

Estas cifras ratifican que la incidencia de la enfermedad infecciosa, que mantiene un ritmo de 48 casos mensual en promedio, no ha sido controlada. En total, de acuerdo con el mencionado boletín, en el territorio venezolano se acumulan 2.897 casos sospechosos de los que fueron confirmados 1.721, desde julio de 2016 cuando se registró el brote.

Muerte y omisión oficial

La actualización no incluye datos recientes sobre la tasa de mortalidad, que hasta mayo cuando se publicó el informe anterior ubicó a la población infantil como la más afectada.

Los venezolanos con edades comprendidas entre los 5 y 9 años son los más susceptibles de morir por difteria en el país, aunque no se precisan la causa de los decesos, que representan del número de fallecidos 7% en estos tres años, el segundo grupo poblacional más afectado es de los adolescentes, el grupo con edades de 10 a 15 años de edad.

En una nota a pie de página el organismo aclaró que “las tasas de letalidad y de incidencia permanecen sin cambio, con relación a la Actualización epidemiológica de difteria publicada el 10 de mayo, debido a que no fueron actualizadas por el país”.

La publicación también confirmó que la difteria se ha propagado en casi todo el país. En el año 2018 el Gobierno admitió que fueron 22 las entidades federales las afectadas, en 99 de los 335 municipios del país, todos con casos confirmados. Hasta finales del pasado mes de junio la enfermedad se había detectado en 9 regiones y 10 municipios con 14 parroquias, de acuerdo con la información entregada por el Ministerio de Salud a la OPS.

Un derecho humano

- Advertisement -

La falta de control de la difteria, demostrada en el boletín de la OPS, está incluida en el “Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela”, presentado por Michel Bachelet, Alta Comisionada de la ONU, al ser esta una enfermedad prevenible con vacuna.

“Violaciones al derecho a la salud son resultado del incumplimiento del Gobierno de sus obligaciones fundamentales, las cuales son irrenunciables, aún por motivos económicos”, reza el documento presentado el pasado 4 de julio, luego de la visita de Bachelet a territorio venezolano que se desarrolló del 19 al 21 de junio.

En el apartado sobre el derecho a la salud, la Alta Comisionada de la ONU se refirió a los factores que han contribuido a la propagación de enfermedades, entre las que enumeró las fallas en la vacunación y el deterioro del sistema de salud, red hospitalaria incluida.

“Las violaciones de las obligaciones fundamentales estuvieron vinculadas a una falta generalizada de disponibilidad de y acceso a fármacos y tratamientos esenciales, al deterioro de las condiciones en hospitales, clínicas y maternidades, a la falta de factores subyacentes determinantes de la salud, incluyendo agua y nutrición adecuada, al deterioro en la inmunización y salud preventiva y a las restricciones en el acceso a la salud sexual y reproductiva”, detalló.

La difteria reapareció en Venezuela en julio de 2016, luego de haber sido eliminada hace 24 años. Las ONG, como la Red Defendamos la Epidemiología, han denunciado que las fallas del Ministerio de Salud en el cerco y vigilancia epidemiológica han facilitado que la infección se haya propagado y los contagios persistan hasta la actualidad.

¿Qué tan útil fue esta publicación?