21.1 C
Caracas
viernes, 7 agosto, 2020

Expertos: uso del Poliedro revela poca capacidad hospitalaria para atención del COVID-19

El exministro de Salud, José Félix Oletta, explicó que para adecuar instalaciones nuevas se requieren insumos, equipo y personal que no están garantizados ni siquiera en hospitales centinelas

-

Caracas.- La posibilidad de un desbordamiento del sistema de salud era un temor de la comunidad médica desde antes del inicio de la pandemia en Venezuela. Con el anuncio que el gobernante Nicolás Maduro realizó la tarde del miércoles, 15 de julio, sobre la adecuación de las instalaciones del Poliedro de Caracas las dudas acerca del mal manejo de la contingencia fueron corroboradas.

La habilitación del espacio, ubicado en el suroeste de Caracas, evidencia, de acuerdo con el análisis de dos especialistas en políticas de salud pública consultados por El Pitazo, una admisión tácita de que la capacidad de los centros de salud se rebasó. Es decir, el plan que contempló desde febrero la designación de 45 hospitales centinelas en todo el país no resistió el previsto aumento de casos de coronavirus. Sin embargo la tasa de incidencia se mantiene como una de las más bajas de la región, apenas 0,34%.

En las últimas seis semanas, la epidemia en territorio venezolano experimenta una acelerada transmisión. De mayo a junio Venezuela pasó de un promedio aproximado de 80 casos diarios a más de 150 por día, según el reporte oficial. Pese al abrupto incremento de contagios, el gobierno no varió sus métodos de contención, que incluyen una cuarentena mixta, baja identificación de casos y un lento procesamiento de pruebas.

Pandemia de dudas

Para el exministro de Salud José Félix Oletta la información ofrecida por Maduro en cadena nacional agudizó la opacidad sobre el abordaje, en la fase de mayor riesgo de la epidemia. A su juicio, sin detalles acerca de la cantidad de equipos, personal e insumos que se requerirán, las probabilidades de que este nuevo esquema de emergencia fracase son altas. Por esto pidió que se divulguen datos concretos que esclarezcan el funcionamiento de la nueva modalidad.

“No queda clara en la información oficial cuál será el uso que se le dará al Poliedro y sus estacionamientos. ¿Centro de aislamiento para sospechosos? ¿Centro de aislamiento para positivos asintomáticos? ¿Para sintomáticos en hospitales de campaña? ¿O todos juntos? Se deben explicar los criterios de aislamiento”, cuestionó.

LEE TAMBIÉN

Moderna espera producir mil millones de dosis anuales de vacuna de COVID-19

La superficie del Poliedro de Caracas equivale aproximadamente a cuatro veces el área que ocupa el Hospital Clínico Universitario (HCU). Según mediciones hechas a través de la herramienta Google Maps, el domo de La Rinconada se extiende por 93.000 metros cuadrados. Mientras, el HUC tiene un perímetro de casi 25.000 metros cuadrados. El exministro enfatizó que esto implica que se debe disponer de un número de camas, suministros y trabajadores proporcional y acorde a esas dimensiones. También al número de pacientes. Hasta esta publicación se desconoce de qué personal e insumos se dispondrá.

- Advertisement -

“Habría que conocer la planificación y justificación de estas disposiciones sobre la base de los estimados de casos y la saturación de los hospitales centinela del área metropolitana. También la disponibilidad de camas de cuidados intensivos, dotadas con equipos de ventiladores mecánicos, monitores, oxímetros y equipos de soporte vital. Para instalar un hospital, así sea de campaña, hay que dotarlos con todos los medicamentos esenciales, oxígeno y líneas de vacío. Equipos, muchos de ellos ausentes en los hospitales”, recordó.

LEE TAMBIÉN

Organización Panamericana de la Salud: 152 indígenas de Venezuela contrajeron COVID-19

Desperdicio de recursos

Jaime Lorenzo, director de la asociación civil Médicos Unidos de Venezuela, expuso que con la habilitación de nuevos puestos sanitarios se debe garantizar personal adecuado. Enfermeros, camilleros, residente e intensivistas han tenido que hacer turnos dobles en los centros de salud debido al déficit de trabajadores de la salud. El médico calificó de desperdicio la utilización de recursos en el Poliedro solo para atender a pacientes asintomáticos, como adelantó Maduro.

“No es solo instalar carpas u hospitales de campañas como se prometió. Eso requiere toda una planificación y disposición de recursos con los que el país, lamentablemente, no cuenta en forma óptima. Se ha desbordado el sistema de salud instalado, la capacidad de diagnóstico y las modalidades de aislamiento. Todo esto amerita de personal. ¿Cuál será el personal debidamente entrenado y protegido que va a atender a estos enfermos?”, añadió.

Con todas estas preguntas por contestar, el Poliedro de Caracas se suma a larga lista de instalaciones no hospitalarias dispuestas para la atención de casos de coronavirus. Esta semana Erika Farías, alcaldesa del municipio Libertador, reveló que solo en las 19 parroquias de esa jurisdicción se han habilitado 23 Centros de Diagnóstico Integral y 10 hospitales y clínicas populares. Estos sin contar a los hoteles, pensiones y moteles que se han usado para el aislamiento.

5/5 (5)

¿Qué tan útil fue esta publicación?