Desde que se anunció el 16 de junio el primer fallecimiento de un integrante del personal médico en Venezuela por COVID-19, los decesos de galenos, enfermeras, radiólogos y auxiliares de enfermería no han parado.

Los casos de médicos fallecidos por mes han aumentado exponencialmente: de confirmar 7 decesos en el mes de junio, se pasaron a registrarse 24 fallecidos en julio y 56 en agosto. Para el mes de septiembre, la cifra aumentó a 62.

El primer galeno fallecido en septiembre fue el internista y cardiólogo, Orlando Quintana, de 51 años. Su deceso elevó la cifra de médicos fallecidos en el estado Vargas a 3. El internista estuvo recluido en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Alfa de Maiquetía desde el 27 de julio, en la misma clínica laboraba. Quintana padecía de diabetes e hipertensión y falleció en la madrugada del 2 de septiembre.

Según la base de datos que lleva El Pitazo, en la primera semana del mes de septiembre se contabilizaron 19 fallecimientos, 3 más de los registrados durante la primera semana de agosto (16). En la segunda semana se reportaron 18 decesos, 10 más que en la segunda semana de agosto (8); en la tercera semana fueron 15, cuatro más que en ese lapso de agosto (11). Para la última semana del mes se registraron solo 10 muertes, 11 casos menos que los reportados en la última semana de agosto (21). Las 62 muertes registradas en septiembre representan 41,61% del total de médicos fallecidos desde junio hasta el 30 de septiembre (149).

El médico Jaime Lorenzo, director de la ONG Médicos Unidos de Venezuela, explica que la disminución de casos mortales en el personal de salud en la última semana del mes de septiembre se debe al esfuerzo que han hecho distintas organizaciones para concientizar a los profesionales acerca del adecuado uso de los equipos de bioseguridad. El director explicó que a pesar de que las alarmas mundiales se encendieron a principio de año por la expansión del virus, el Gobierno venezolano no hizo lo propio para preparar al personal de salud.

Según Lorenzo, las donaciones de insumos y equipos de bioseguridad que se han podido realizar en los hospitales también han ayudado a que el personal pueda estar más protegido; sin embargo, el médico recalcó que la ayuda sigue siendo ínfima para lo que en realidad se necesita, y que en la mayoría de los hospitales los profesionales deben reutilizar guantes y mascarillas cuando lo recomendado es el cambio constante. “No solo es el cambio constante de los guantes y mascarillas para evitar el contagio, sino también la constante desinfección de los centros de salud y esto último tampoco se está cumpliendo adecuadamente. Por lo tanto, lo que más ha influido para que veamos esta disminución de los casos es que el personal sanitario está siendo más consciente en cuanto a cómo se debe usar el equipo de bioseguridad”.

En un trabajo publicado el 2 de septiembre sobre el personal médico fallecido durante el mes de agosto por El Pitazo, Mauro Zambrano, dirigente sindical de Hospitales y Clínicas de Caracas y fundador de Monitor Salud, indicó que los centros de salud deben ser desinfectados cada dos horas aproximadamente; sin embargo, la mayoría lo hace cada seis horas.

Hasta el 30 de septiembre, la ONG Médicos Unidos de Venezuela registró 205 fallecimientos de personal sanitario. Esta cifra representa 32,6% del total de los casos mortales registrados en el país por las autoridades gubernamentales (628). Mientras que los 149 galenos fallecidos que cuenta El Pitazo en su reporte diario hasta septiembre representan 23,7% del total de los casos que han muerto por COVID-19 en el país.

Durante los primeros cinco días del mes de octubre, se han registrado siete decesos. El primer galeno en fallecer en octubre fue el ginecobstetra Rafael Antonio Colmenares. En una nota publicada por El Pitazo se señala que el galeno estuvo 15 días internado en la UCI del Hospital Universitario Dr. Pedro Emilio Carrillo, del municipio Valera, estado Trujillo, y murió en horas de la tarde del 1 de octubre. El ginecobstetra tenía tres décadas desempeñándose en su profesión y era reconocido en la región por su vocación.

Médicos fallecidos por especialidad

De los galenos que fallecieron en septiembre, 8 eran traumatólogos, 7 pediatras, 6 cirujanos, 5 ginecobstetras, 5 internistas, 4 anestesiólogos, 3 psiquiatras, 3 nefrólogos, 3 médicos ocupacionales, 2 intensivistas, 2 residentes, 1 oncólogo, 1 cardiólogo, 1 endocrinólogo, 1 médico forense, 1 toxicólogo, 1 neurocirujano, 1 dermatólogo, 1 geriatra y 1 médico general.

Las especialidades que han reportado más decesos en estos últimos tres meses son: ginecobstetras (17), pediatras (16), cirujanos (13), traumatólogos (13), anestesiólogos (10).

A pesar de que las especialidades que se han visto más afectadas no son las que normalmente atienden a personas con COVID-19, el director de Médicos Unidos de Venezuela explicó que la incidencia de casos puede ocurrir porque el personal se contagia al atender un paciente asintomático. “Hay que recordar que siguen habiendo consultas para tratar a pacientes con otras dificultades que no sean COVID-19, y pueden llegar a la consulta niños que tienen el virus, no presentan síntomas, y el personal de salud que atiende relaja las medidas, en ese momento puede ocurrir el contagio. Y en este caso el niño no viene solo, sino con la compañía de su mamá, aquí el riesgo se incrementa”.

Asimismo, Lorenzo esgrimió que no se puede saber con certeza si un médico se contagió en el hospital o en una clínica porque la mayoría de los galenos trabaja en ambos lugares. “Tampoco es posible determinar a ciencia cierta si en definitiva el personal de salud se contagió atendiendo a algún paciente, porque no solo el contagio puede ocurrir en el centro de salud, sino también haciendo las actividades que hace cualquier otro ciudadano: ir al supermercado, hacer la cola para la gasolina o utilizar el transporte público, y en Venezuela el contagio puede ocurrir muy rápido porque no se respeta el distanciamiento social, no se hace uso adecuado de las mascarillas, el gobierno no toma las medidas necesarias de prevención”.

Casos por estados

Carabobo con 10 médicos fallecidos fue el estado con más galenos muertos durante el mes de septiembre. El primero que murió en el mes en esta entidad fue el traumatólogo Guillermo Prieto.

Seguidamente del estado Carabobo está el Zulia (9), Bolívar (6), Anzoátegui (4), Monagas (4), Táchira (3), Aragua (3), Nueva Esparta (3), Lara (3), Barinas (2), Sucre (2), Portuguesa (2), Guárico (2), Mérida (2), Vargas (2), Falcón (1), Miranda (1), Distrito Capital (1), Yaracuy (1) y Cojedes (1).

Si se suman los casos por estado desde junio hasta septiembre, las cifras quedarían: Carabobo (14), Zulia (37), Bolívar (15), Anzoátegui (15), Monagas (6), Táchira (7), Aragua (6), Nueva Esparta (4), Lara (4), Barinas (4), Sucre (3), Mérida (5), Vargas (4), Falcón (3), Distrito Capital (11), Cojedes (2).

Los demás trabajadores de la salud

Según el conteo diario que lleva El Pitazo, durante el mes de septiembre ocurrieron 25 fallecimientos de personal que labora en centros de salud, 2 decesos más de los que se registraron en el mes de agosto. De este personal, 19 eran enfermeras/os, 3 odontólogos, 1 radiólogo, 1 inspector sanitario y 1 técnico de laboratorio.

Durante los últimos 3 meses han fallecido 57 trabajadores de la salud: 4 en junio, 5 en julio, 23 en agosto y 25 en septiembre.

De los casos registrados en septiembre, 5 son del estado Zulia, 2 de Anzoátegui, 2 del Distrito Capital, 2 de Aragua, 2 en Barinas, 2 en Carabobo, 1 en Táchira, 1 en Mérida, 1 en Falcón, 1 en Bolívar, 1 en Miranda, 1 en Sucre, 1 en Monagas, 1 en Lara, 1 en Cojedes y 1 en Vargas.

Sumando los casos de junio, julio y agosto, la cifra del estado Zulia se elevaría a 14, la de Anzoátegui a 3, la de Distrito Capital a 9, la de Aragua a 3, la de Mérida a 3, la de Falcón a 3, la de Bolívar a 4, la de Miranda a 2, la de Vargas a 2 y el resto de los estados se mantiene igual.

Venezuela en estos últimos tres meses ha registrado 206 muertes de personal sanitario: 149 eran médicos y 57 pertenecían a los demás profesionales del sector salud.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.