26.7 C
Caracas
miércoles, 28 octubre, 2020

En el Materno Infantil de Petare no hay personal, pero sobra corrupción y desidia

Mujeres hospitalizadas y familiares denunciaron el mal estado en que se encuentra el hospital, la escasez de personal y los abusos de quienes piden material médico para atender a las parturientas

-

Caracas.- El parto humanizado que pregonan desde el gabinete de Nicolás Maduro no existe para las mujeres que acuden al Materno Infantil de Petare y son devueltas sin atención o atendidas con condicionantes y exigencias de por medio. 

En este hospital, algunas enfermeras y vigilantes abusan de la necesidad del paciente y les piden guantes, inyectadoras, insumos de todo tipo o hasta le cobran en dólares a los pacientes para darles el kit quirúrgico necesario para que las pacientes den a luz.

Quienes esperan fuera de la emergencia de este centro médico denuncian que incluso algunos vigilantes les han llegado a pedir seis dólares para pagar los insumos necesarios para que sus parientes entren a quirófano.

Esta es la experiencia de Patricia Castro, que vino al materno de Petare desde Guarenas por una complicación en el parto de su hermana y se ha visto obligada a buscar hasta el agua con el que la paciente se va a asear y a bajar la poceta, pues en el centro médico ni siquiera eso hay. 

Castro aseguró que su hermana vino a parar a esta maternidad luego de que «le brindaran muy mala atención en el Seguro Social de Guarenas«. «Nos vinimos para acá, pero aquí nos han pedido hasta las inyectadoras y uno ve pasar a las enfermeras con una caja llena», refirió. 

Este testimonio fue ratificado por los familiares de otros pacientes, como Arlenys Guerrero, quien relató que su hermana fue rechazada dos veces antes de ser atendida y que ella tuvo que acudir al Hospital Pérez de León para solicitar los insumos quirúrgicos, sin los que le aseguraron que no atenderían a su hermana. 

No hay guardia

- Advertisement -

La angustia de los familiares fuera del hospital no es peor que la de las parturientas dentro del Materno Infantil de Petare, en donde no existen las condiciones de asepsia adecuadas y las madres se deben quedar solas en las noches por la falta de personal de guardia. 

Rosnehidys Bravo está hospitalizada en este centro de salud de Perare desde el 21 de septiembre y contó que el estado de insalubridad es tal que incluso una rata cayó en la cama que le fue asignada mientras ella dormía. «Yo grité y brinqué de la cama y las mujeres que estaban en el cuarto asustadas me dijeron que menos mal que no tenía esa cesárea recién hecha porque se me abren esos puntos». 

LEE TAMBIÉN
Obras del J.M. de los Ríos siguen inconclusas pese a recomendaciones de Contraloría (II)

«La noche del viernes (4 de octubre) nos quedamos solas todas en el retén. Nos dijeron que debíamos quedarnos ahí, porque no había nadie en la guardia y tuvimos que pasar la noche en esas sillas de amamantar que tienen allí».  

Bravo relató que una de las mujeres recién paridas tuvo dos convulsiones en toda la noche y que las compañeras de hospitalización debieron salir hasta la sala más lejana del hospital, donde se encontraba un único médico, para pedirle que atendiera la emergencia. 

Denuncian las condiciones insalubres de esta maternidad, donde acuden caraqueños de todo el eje este | Foto: Génesis Carrero

«La directora dijo que no nos preocupáramos porque aquí no había guardia ni nada porque a ellas, a las doctoras y las enfermeras, no les querían pagar bien y no les daban su caja Clap«, contó. 

Las pacientes manifestaron su preocupación por el bienestar de sus hijos y el propio, pues los tratamientos están siendo suspendidos en la noche ya que no hay quien los suministre y, además, creen que la suciedad de baños, cuartos y áreas comunes puede generarles infecciones o provocar que los niños adquieran alguna bacteria. 

Afuera del centro, una familiar que se negó a dar su nombre aseguró que le reclamó a un especialista que los vigilantes le estaban solicitando cinco pares de guantes y otros insumos para atender el parto de su hija y la respuesta de la doctora fue: «Eso es corrupción, así que no entreguen nada de lo que les pidan, porque aquí lo único que hacen falta son unas jeringuillas». 

Esta mujer dice que tuvo que hacer un escándalo y meter a su hija al materno a las 5:00 am de este viernes para que la atendieran, pues tenían 24 horas en las afueras de la emergencia sin que les prestaran atención médica.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado