En Apure, enfermeros del hospital Pablo Ortiz denuncian acoso laboral tras participar en protestas

Ratifican que directiva de este centro de salud negó acceso a los heridos, luego de la represión de la guardia nacional a la marcha de seguidores de Juan Guaidó

559
Profesionales de la salud aseguran se sienten atropellados por las autoridades de este hospital | Foto: María Eugenia Díaz

Apure. Personal de salud del hospital Pablo Acosta Ortiz (Hpao) de San Fernando de Apure denuncia acoso laboral por parte de las autoridades de este centro de salud tras participar en protestas.

 La enfermera Yésica Hernández  contó a este medio de comunicación que  luego de asistir a la protesta, acudió al hospital en busca de su papá y su  hijastro que se encontraban resguardados en el lugar. Inmediatamente fue abordada por la directora del hospital, Edeika Franklin, quien estaba acompañada por las legisladoras Miriam Gómez y Omaira Eslava.

Luego se retiró del lugar y fue buscada por todas las instalaciones “desde el quinto piso hasta planta baja”.

“La directora del hospital me preguntó: ¿Qué haces aquí? Ven, que no puedes estar en esta área, porque si de verdad andas como paciente, debes estar en el triaje. Cuando llegué a esa zona le dije que no quería ser atendida y abandoné la institución. Considero que fue la mejor decisión. Regresaré cuando podamos reestructurar el hospital y sacar a quienes hoy no trabajan en favor del pueblo”, dijo la enfermera afectada.

“No podemos hablar, nos quieren amordazar”, aseguran agraviados

Por otro lado, la supervisora de enfermería de la emergencia en el  turno de la tarde del miércoles,  Mayennys  Guevara,  relató al equipo de prensa de El Pitazo que ese mismo día fue abordada por la jefa regional de enfermería,  luego que el compañero de trabajo Jesús Jiménez  le  solicitara, vía mensaje de texto, confirmara el deceso de una niña a causa de los gases lacrimógenos lanzados por la guardia nacional a manifestantes en las inmediaciones de la estatua de San Fernando. A lo cual Guevara solo respondió que la única información que manejaba era el cierre del hospital para impedir acceso a manifestantes.


LEE TAMBIÉN: 

MADRE DE NIÑA CON CÁNCER REQUIERE APOYO PARA TRATAMIENTO Y ALIMENTACIÓN EN ARAURE

“Franklin  me reclamó en un tono de voz inadecuado para dirigirnos entre profesionales. Me dijo que ya había llegado a manos de la diputada Omaira Eslava el mensaje de texto donde informé sobre el cierre del hospital para impedir acceso a los manifestantes. Quiso intimidarme, y le dije estamos en un país libre y democrático. Le dejé claro que las bombas habían sido lanzadas por el gobierno, por la guardia, a las personas mientras protestaban pacíficamente. No me debo a la política sino a mi trabajo. No he pertenecido a ninguna tolda política para escalar. Sé cuál es mi trabajo, 20 años de servicio. No tengo miedo. Vamos a salir a adelante con la fe puesta en Dios”.

Por su parte, Jesús Jiménez, supervisor de la emergencia denuncia que el hospital “Pablo Acosta Ortiz está politizado, puesto que desde hace más o menos dos meses, la diputada Omaira Eslava y la legisladora Miriam Gómez gobiernan en este centro de salud. Inclusive, ordenaron no emitir récipes para tapar la realidad de falta de medicamentos en este dispensario regional”

Agregó que “colectivos y miembros de la Junta Comunal supervisan el trabajo del personal de salud. Desde la visita del ministro de salud tras la llegada de la ayuda humanitaria, ambas legisladoras se han apoderado del hospital en lugar de legislar desde sus puestos de trabajo. Quieren controlar todo. No entregan medicamentos a los pacientes para que no se den cuenta que no hay medicamentos disponibles en el hospital”.

Luego se retiró del lugar y fue buscada por todas las instalaciones “desde el quinto piso hasta planta baja”.

Profesionales de la salud aseguran que se sienten atropellados por las autoridades de este hospital. “No podemos hablar, nos quieren amordazar”, aseguran agraviadas.

DÉJANOS TU COMENTARIO