20.3 C
Caracas
jueves, 22 octubre, 2020

Elizabeth Salazar muere en Colombia después de luchar contra el cáncer de mama

Salazar, paciente de cáncer de mama, mostró durante una protesta en el Ministerio de Salud las consecuencias de la falta de quimioterapias. La imagen de su seno ulcerado trepó a los medios de comunicación y su historia sacudió las redes sociales en junio de 2018

-

Caracas.Elizabeth Salazar, la venezolana que se vio forzada a emigrar a Colombia en busca de un tratamiento para el cáncer de mama, murió el lunes 30 de diciembre a los 64 años.

La noticia corrió en las redes sociales, donde numerosos usuarios lamentaron su muerte. La imagen del seno ulcerado de Elizabeth Salazar trepó a los medios de comunicación y su historia sacudió las redes sociales en junio de 2018.

Salazar, paciente de cáncer de mama, mostró durante una protesta en el Ministerio de Salud las consecuencias de la falta de quimioterapias. “Estamos condenados a muerte”, expresó Salazar aquel 5 de junio durante la manifestación.

LEE TAMBIÉN

Sobrevida de pacientes con cáncer de mama es una etapa suspendida en Venezuela

En busca del tratamiento que no recibió en Venezuela, la mujer decidió trasladarse a Colombia. Junto con su esposo, Luis Ugas, Salazar viajó a Cúcuta, donde ingresó al Hospital Universitario Erasmo Meoz para tratar el cáncer, que hizo metástasis por falta de tratamiento.

Entonces, su esposo señaló que realizaba los trámites necesarios para solicitar el estatus de asilo en el país vecino.

“(En Venezuela) no recibes las quimioterapias ni las radioterapias. Aquí me han prometido hasta las radio, pero mira cuánto me ha costado conseguir lo que necesito”, declaró Salazar a la cadena de noticias colombiana Caracol TV desde una camilla del hospital.

- Advertisement -

En una entrevista realizada por Amnistía Internacional capítulo Venezuela, Salazar relató que había vivido la peor de las pesadillas para cualquier ser humano, ya que había asistido sin éxito a todos los centros de salud especializados en Caracas para recibir atención médica.

“Aún no he podido recibir la primera dosis del tratamiento de quimioterapia por no encontrarla en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales; tampoco la cura me la han podido hacer. Estoy desesperada porque la lesión me está llegado a la barriga. No me quiero morir y pareciera que la indolencia de las autoridades puede ser más fuerte que mis ganas de vivir”, narró.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado