20.9 C
Caracas
jueves, 26 mayo, 2022

El curandero es la alternativa ante la falta de medicina en Tucupita

-

Tucupita. Un grupo de investigadores indígenas comienza el estudio de la teología india en Tucupita. La novedad es iniciativa de líderes waraos, con amplios conocimiento sobre la cultura, tradiciones y sabidurías indígenas que debaten sobre el alcance del poder curativo de los sabios waraos que aún sobreviven en las comunidades.

Al respecto, Fidel Torres, un warao adulto, relata su experiencia de haber acudido hasta los hospitales y dispensarios con su hija enferma. “En todos los centros hospitalarios me deban la misma respuesta: ‘No hay medicina, no hay remedio»,señala Torres.


LEE TAMBIÉN: 
ESTUDIANTES DE LA UDO ANZOATEGUI TEMEN IR A CLASES ANTE CONSTANTES ROBOS

Fue cuando decidí acudir a la medicina ancestral. Acudí a un” wisidatu” (curandero warao que utiliza la maraca sagrada y su canto para curar las enfermedades) y aquí está mi hija, llena de salud”, afirma Torres. Este warao indica que en estos momentos, las hierbas, plantas medicinales y el conocimiento ancestral permiten enfrentar la crisis de suministros y medicamentos en los hospitales y dispensarios en Delta Amacuro

Al respecto, el sacerdote y misionero Andrés, de la Orden Consolata, asegura que los waraos requieren de buenos wisidatu, “aunque hay enfermedades que no se curan con solo cantos y maracas, pues requieren de la ciencia”.

Rescatar la sabiduría de los waraos

Los integrantes de la investigación, en la que se encuentran enfermeros, docentes, sacerdotes y waraos adultos, acordaron ahondar en los estudios y continuar en la recolección de datos y muestras que les permitan demostrar que la sabiduría de los waraos es una rama de la ciencia real, tan verídica como la medicina sistémica y científica.

Mantener los cantos, las danzas, la mitología de los waraos es el reto de los investigadores. Foto: Melquiades Ávila

La aguda crisis por medicinas que afecta a las comunidades indígenas y rurales de la entidad, la falta de transporte, de alimentación y el aislamiento forzado vulneran el derecho integral de las personas. “Hemos retrocedidos 45 años”, concluyó Isaac González, uno de los miembros de la comunidad warao.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a