Colapsa techo de la Sala de Rehabilitación Integral en Valle de la Pascua

meta_valyf

Valle de la Pascua.- El lunes 19 de agosto fue suspendida la atención a los pacientes de la Sala de Rehabilitación Integral Manuelita Sáenz de Valle de la Pascua, por el colapso del techo.

La medida afectó a un centenar de pacientes que a diario son atendidos por especialistas cubanos, en este importante centro de salud, ubicado en el sector San Miguel, al norte de la capital del municipio Leonardo Infante, en Guárico.

En atención a denuncias de ciudadanos que regularmente requieren de terapias físicas en la instalación, el equipo de El Pitazo constató la caída de gran parte de los paneles del techo (cielo raso), por filtraciones en la platabanda, grietas en las paredes y hasta daños en equipos de rehabilitación.

Usuarios responsabilizan a los gobiernos local y regional por no reparar las instalaciones. En la institución se notan los daños que tiene el techo y entre las áreas de mayor afectación se encuentran las salas de magnetoterapia, gimnasia, hidroterapia, podología y logopedia.

Pedro Marrero, vecino del sector San Miguel, dijo que esta situación surgió hace más de cinco años por falta de mantenimiento general a la infraestructura.


LEE TAMBIÉN: 

NI UNA GASA HAY EN LA EMERGENCIA DEL HOSPITAL DE OCUMARE DEL TUY

«En varias oportunidades se realizaron gestiones ante la Alcaldía de Infante y la Gobernación de Guárico, hasta trajeron un camión con materiales y mantos de impermeabilización, pero nunca fueron bajados, ni reparados los techos, el vehículo retornó con su carga y hasta el sol de hoy nada sabemos», recordó preocupado el residente de la comunidad.

“Los médicos y especialistas cubanos asignados a esta unidad de salud física, se encuentran imposibilitados para prestar sus servicios en las condiciones de emergencia y colapso en que se encuentran el techo y paredes de la Sala de Rehabilitación Integral Manuelita Sáenz en esta localidad y en la que hace mucha falta”, recalca Marrero.

A pesar de que se intentó conversar con algún trabajador o encargado del lugar para tener una versión oficial de lo que denunciaron los vecinos, no fue posible porque alegaron no estar autorizados y por temor a represalias políticas. Este trabajo fue posible gracias a los vecinos (Infociudadanos) del Centro de Rehabilitación, que aportaron datos y fotos del lugar.

DÉJANOS TU COMENTARIO