25.8 C
Caracas
viernes, 27 noviembre, 2020

CLAVES | Estos son los tratamientos para el COVID-19 que aplica gobierno de Maduro

El Pitazo te resume en claves los tratamientos que ha anunciado el gobierno de Nicolás Maduro para frenar los síntomas del coronavirus

-

Caracas.- El gobierno de Nicolás Maduro ha venido anunciando en los últimos meses algunos tratamientos para frenar los síntomas del COVID-19, mientras se halla una vacuna que neutralice al virus.

Ozonoterapia, suero equino, gotas cubanas y la transfusión de plasma han sido los más sonados como una posible solución del Estado venezolano para atender a pacientes infectados a causa de la pandemia.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

CIENTÍFICOS DUDAN DE EFECTIVIDAD DEL PLASMA COMO TRATAMIENTO CONTRA EL COVID-19

El Pitazo te resume en claves en qué consisten estos tratamientos y cómo se aplican:

Ozonoterapia

La ozonoterapia consiste en la administración de ozono médico al cuerpo. Conocido como un eficiente desinfectante, este tiene la capacidad de oxidar y degradar la membrana de grasa que recubre a muchos tipos de hongos, bacterias y virus.

Maduro anunció que este tratamiento se administraría en los venezolanos de forma rectal, tal como se aplica en Cuba.

Existen estudios que coinciden en su efectividad contra los virus que ocasionan el COVID-19, pero no todos avalan su uso directo en pacientes contagiados.

Suero equino

El domingo 18 de octubre, el gobernante informó que en Venezuela el suero de plasma equino estaría dando resultados positivos como tratamiento contra el COVID-19, pero no dio más detalles sobre su aplicación.

Este tipo de tratamiento es un procedimiento con el que se inyecta a un caballo una proteína recombinante aislada del virus, entonces este animal genera una gran cantidad de anticuerpos neutralizantes.

«Tras la extracción del plasma de caballos, un proceso similar al que se utiliza cuando se extrae de personas, los anticuerpos se purifican y procesan a través de un proceso biotecnológico», según los investigadores.

El suero equino se está probando en Argentina, Brasil y Costa Rica, entre otros países del mundo.

Gotas cubanas

El medicamento se llama Prevengho Vir. Es un producto presentado para ser ingerido por gotas, elaborado a base de cepas homeopáticas de origen animal, vegetal y biológico aprobadas en Cuba.

De acuerdo con la información que obtuvo El Pitazo, las gotas homeopáticas cubanas se prueban en el personal médico, ancianos e indigentes atendidos en la Misión Negra Hipólita, sin que se cumplan las exigencias establecidas en las normativas sanitarias venezolanas, la aprobación de un protocolo de consentimiento informado ni demás principios éticos.

Las fuentes consultadas en Barrio Adentro comentaron que al recibir las gotas no firmaron ningún consentimiento, aunque no se les obligó a ingerir el Prevengho Vir. “Nos dijeron que nos podíamos tomar las gotas, pero que no eran 100% seguras contra el coronavirus, que estaban haciendo una prueba y éramos como conejillos de indias, pero no firmamos ningún papel para tomarlas”, dijo una enfermera de un consultorio de Barrio Adentro ubicado en Petare, que habló bajo reserva de su identidad.

Trasfusión de plasma

El tratamiento por transfusión de plasma es un proceso delicado y riguroso. Para llegar a una transfusión segura, con el menor margen de riesgo para donante y receptor, se debe cumplir una serie de parámetros.

El proceso se inicia con la elección de un donante ideal. Este debe ser una persona que tenga un alta médica de la enfermedad. Para esto debe contar con un certificado de la prueba de egreso, la única forma de comprobar que se recuperó de coronavirus y pueda calificar como convaleciente para la extracción del plasma.

La transfusión intravenosa se debe administrar de forma lenta. Los controles se deben extremar para detectar cualquier reacción adversa a la transfusión, sobre todo en los primeros 20 minutos del proceso. La transferencia de plasma debe completarse en un lapso de entre una y cuatro horas después del comienzo del monitoreo y registro de los signos vitales del paciente.

La transfusión intravenosa se debe administrar de forma lenta. La transferencia de plasma debe completarse en un lapso de entre una y cuatro horas posteriores al comienzo del monitoreo y registro de los signos vitales del paciente.

Entre las transfusiones debe fijarse un periodo de 48 horas como intervalo mínimo. La vigilancia es clave en esta fase. El equipo médico y de enfermería deben estar preparados para reacciones o complicaciones que surjan durante la aplicación del tratamiento.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado