28 C
Caracas
martes, 2 marzo, 2021

Claves | ¿Qué se sabe sobre el uso del Carvativir contra el coronavirus?

A la fórmula química, basada en extracto de tomillo, se le han comprobado propiedades antinflamatorias, pero aún no es reconocida como una cura contra el COVID-19 por la OMS

-

Caracas.- Presentado como una solución milagrosa a la propagación del coronavirus, el Carvativir es realmente un compuesto químico conocido desde mucho antes de la pandemia. Según la ficha técnica del producto, filtrada a El Pitazo por trabajadores del Ministerio de Salud, la formulación cuenta con permisos para su uso en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, su efectividad para contrarrestar los efectos del coronavirus en el cuerpo humano aún está en prueba.

La fórmula, extraída del tomillo, es conocida previamente por su aplicación en la elaboración de aceites esenciales. Desde sus primeras investigaciones, es comercializado como un complemento terapéutico en la medicina natural. En especial en la llamada medicina homeopática. Nunca como la cura de enfermedades.

En la descripción farmacológica que avala la investigación para su aprobación como medicina para el COVID-19 en Venezuela, se le presenta como un inhibidor de uno de los componentes del SARS-CoV-2, causante del coronavirus. Pero no se explica si esa cualidad permite detener la evolución de la enfermedad. Tampoco se sabe cómo avanza el proceso para obtener la certificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

LEE TAMBIÉN

Médicos reclaman disponibilidad de estudios sobre gotas “José Gregorio Hernández” contra el COVID-19

“Carvativir es un inhibidor de la proteasa principal del agente SARS-CoV-2 (Mpro), y su componente activo es reconocido como GRAS (seguro e inocuo para consumo en humanos) por la Administración de medicamentos y alimentos de EEUU (F.D.A) y clasificado en la categoría IV de toxicidad (no tóxico) por la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU (EPA). Está indicado para el tratamiento de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en adultos y adolescentes asintomáticos o con neumonía que requieren oxígeno suplementario”, reseñó el documento.

Antiinflamatorio

Sin una evidencia científica detallada de su acción antiviral, para el caso específico del coronavirus, lo que sí es seguro es su efecto antiinflamatorio. Esta propiedad es la que le garantizó los permisos en Europa y Estados Unidos. Hasta la fecha el carvativir cuenta con permisos para su uso clínico por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). También posee una licencia que avala su venta para consumo humano, por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA). Además, tiene autorización para uso comercial seguro por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA).

- Advertisement -

Todos estos permisos garantizan su baja toxicidad y su demostradas propiedades antimicrobianas. Así mismo se le atribuyen la mejora de inflamaciones de diferente origen. La inflamación es uno de los síntomas del COVID-19, por lo que el producto podría indicarse en esos casos. No obstante, esto no implica un control de la evolución del virus en el organismo, como el gobernante Nicolás Maduro insistió el pasado domingo, 24 de enero, durante el anuncio de la producción masiva de la fórmula.

“Se ha demostrado que el isotimol (150 μM) mejora la inflamación inducida por LPS en líneas celulares de macrófagos murinos. El tratamiento con isotimol (84 μg / ml) atenuó la inflamación de macrófagos inducida por lipopolisacárido (LPS) e interferón gamma (IFN-γ) in vitro al inhibir la expresión de ARN mensajero del óxido nítrico inducible (NO) en líneas celulares”, explicaron los científicos a cargo del desarrollo.

Alerta

En septiembre de 2020, un documento publicado en la plataforma Scribd, avalado por el Laboratorio Farmacológico de Venezuela (Labfarven), reseñó que el producto era objeto de 300 pruebas preliminares. Estos estudios todavía inconclusos buscan determinar sus efectos sobre el virus. Desde entonces no se han publicado los resultados y este es el único documento conocido sobre la investigación.

“Existen 298 ensayos preclínicos (in vitro, in vivo, ex vivo) dirigidos a evaluar las actividades farmacológicas del Car y Tm, que han demostrado sus efectos notables, en gran medida a su actividad antiviral (permeabilizador de envolturas de bicapas fosfolípidas e inhibición del importe nuclear de la proteína viral)”, precisaron.

La aplicación en pacientes con coronavirus consiste en la administración de 10 gotas debajo de la lengua cada cuatro horas durante una semana. Esta indicación es la que se usa desde octubre pasado en pacientes aislados en centros oficiales atendidos por médicos cubanos. Se desconoce si esta distribución era parte de los ensayos preclínicos. Pues, pese al aval de la FDA y la EMA, el compuesto se mantiene bajo vigilancia.

“Este medicamento está sujeto a seguimiento adicional, lo que agilizará la detección de nueva información sobre su seguridad. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas”, aclararon en el informe técnico.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado