CLAVES | Estas son las medidas preventivas para potabilizar el agua

Especialistas en infectología indicaron que el agua debe hervirse o clorarse para garantizar su potabilidad

2526
Especialistas recomiendan hervir el agua antes de ser consumida y usada para el aseo personal. Foto Francisco Touceiro

Caracas.- La interrupción del servicio eléctrico, que afecta desde el jueves 7 de marzo a gran parte del país, comprometió el suministro de agua potable en las comunidades.

La opción que han tenido los residentes, especialmente aquellos quienes viven en zonas de mayor vulnerabilidad para calmar la sed y asearse, por ejemplo, es acudir a las tomas de agua ubicadas en pozos y desembocaduras y orillas de ríos.


LEE TAMBIÉN: 

CLAVES | CÓMO DISMINUIR LOS NIVELES DE ANSIEDAD EN MEDIO DEL APAGÓN NACIONAL

Sin embargo, el líquido que proviene de esas fuentes no es apto para el consumo humano y, por consiguiente, conlleva un riesgo de contraer enfermedades gastrointestinales.

Infectólogas como Ana Carvajal, del Hospital Universitario de Caracas, y María Graciela López, presidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología, recomiendan, como alternativa segura para frenar la incidencia de diarreas y otras enfermedades, hervir el agua antes de ser consumida y usada para el aseo personal.

Incluso, cuando no hay la posibilidad de calentarla, tratar de clorarla.

El Pitazo ofrece las claves que debe tomar en cuenta antes de consumir agua considerada no potable o de dudosa procedencia, tras conversar con ambas infectólogas.

HERVIR EL AGUA

Pon a calentar el agua y espera a que llegue a llegue a su punto de ebullición o hierva, que es cuando el líquido se agita tras la fogosidad.

Cuando percibas este movimiento en el agua, no la apagues de inmediato; deja que el líquido se caliente por un intervalo de tres minutos durante el hervor, e incluso por diez minutos. Eso garantizará la eliminación correcta de bacterias, parásitos y virus que contenga el agua.

Ana Carvajal recomienda incluso que el agua de botellón debe ser hervida, pues asegura que hay estudios científicos que han demostrado la presencia de agentes patógenos en estas aguas.

María Graciela López sugiere que luego de hervir, se debe dejar reposar el agua por una hora para que las partículas se sedimenten en el fondo. Luego, vaciar en otro recipiente con sumo cuidado y desechar el resto donde queda el material acumulado.

Carvajal sostiene que el agua de hielo también se puede consumir, solo si es potable. Alerta que la congelación del agua no elimina algunos agentes infecciosos, como la bacteria que produce cólera.

Esta agua también debe hervirse. Ahora, no a todos les gusta el sabor del agua hervida. López recomienda que, una vez hervida, debe batirla un poco para que el líquido entre en contacto con el oxígeno y resulte más agradable al gusto.

CLORAR EL AGUA

Otra opción es aplicar cloro al agua.

Ana Carvajal apunta que se use un cloro comercial incoloro, como desinfectante. La idea es echar en líquido dos gotas por cada litro de agua si la concentración del cloro es al 1 % y cuatro gotas si la concentración del cloro es de 0,5 %.

Es importante seguir al pie de la letra estas recomendaciones, pues el uso de cloro también produce daños en el organismo. María Graciela López  incluso agrega que si se puede clorar y, luego, hervir, mejor.

LOS NIÑOS DEBEN BAÑARSE CON AGUA PREVIAMENTE HERVIDA

Carvajal y López coinciden en que un agua de dudosa procedencia es ingerida por los niños durante el baño, incluso el agua está en contacto con sus mucosas, por lo que corren el riesgo de contraer infecciones.

NO TOMAR AGUA NI JUGOS EN LA CALLE

Para minimizar los riesgos, Carvajal recomienda que las personas eviten tomar agua en la calle, si se sospecha o percibe que no es apta para el consumo humano o no cumple con las características propias del agua (limpia, inodora, incolora, transparente).

No se sugiere comprar jugos u otras bebidas en la calle, debido a que pudieron ser preparadas con agua no potable.

EVITE TOMAR AGUA DE RÍOS, RIACHUELOS, POZOS Y EMBALSES

López señala que el agua de ríos o pozos no debe consumirse.

Señala que esas aguas se contaminan mientras siguen su cauce. Por ejemplo, resalta, tienen excrementos de animales u otros desperdicios perjudiciales para el organismo.

López recomienda que las aguas que desembocan cerca de ríos, como el Guaire, no sean consumidas por la alta concentración de contaminantes cercana a la cuenca.

TAPAR EL AGUA ADECUADAMENTE

Carvajal agrega que las aguas recogidas y hervidas que sean depositadas en envases deben taparse y protegerse bien.

Señaló que, al estar expuesta, los mosquitos causantes de enfermedades como dengue pueden poner sus huevos, incluso pueden estar en contacto con roedores que defecan u orinan en el agua.

DÉJANOS TU COMENTARIO