23.2 C
Caracas
martes, 17 mayo, 2022

Autoridades recomiendan capturar al chipo en un frasco de vidrio y llevarlo a evaluación

-

La temporada de lluvias apenas comienza, y con esta, los estragos de la proliferación de plagas se hacen más evidentes en Caracas. Desde hace dos semanas residentes de zonas localizadas en el suroeste de la ciudad han denunciado la aparición de chipos, situación que encendió las alarmas por la posibilidad de contagio de mal de chagas, enfermedad infecciosa causada por parásitos que se alojan en los mencionados insectos y se contagia a través de las heces o picadura del animal.

Belkys Alarcón, directora del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela, desestimó la posibilidad de una propagación acelerada o desproporcionada de la endemia, una de las principales preocupaciones de habitantes de sectores afectados por la presencia del insecto.

Alarcón reveló que en los ejemplares analizados hasta el momento por el instituto, se ha encontrado que la especie más común en el Distrito Capital es Panstrongylus geniculatus, uno de los principales transmisores del mal de chagas. Sin embargo, esta variedad es la que tiene menor incidencia en el contagio de la enfermedad.

“La incidencia de infección de este chipo es realmente bajo para la enfermedad de Chagas. Esta especie puede tardar hasta en evacuar tras la picadura, esto minimiza el riesgo de contagio, por lo que el individuo al rascarse no se infecta con el parásito que contienen las heces”, resaltó.

Pese al reducido avance de la enfermedad, la profesora puntualizó que los cuidados deben mantenerse, por lo que explicó el protocolo a seguir cuando se encuentre un insecto con características similares al chipo.

“Al encontrar un chipo en la casa se debe guardar en un envase de vidrio y llevarlo al Instituto de Medicina Tropical o al centro de estudio de biología más cercano para practicarle un análisis que confirme si se trate de un chipo y, en ese caso, si es portador de la enfermedad”, recomendó.

Riesgo potencial

José Félix Oletta, exministro de Salud e integrante de la Red Defendamos la Epidemiología Nacional señaló que “el hallazgo de un chipo pequeño en la casa, revela que ya hubo o hay una madre en la zona y pudiera existir una colonia”, de ahí la importancia de capturar el insecto para despistar se trate de una variedad que represente un potencial riesgo.

Oletta recordó que el mal de chagas es un problema de salud pública en la región suramericana, debido a esto su prevención de tipo ambiental, como el control de plagas tanto en zonas rurales como urbanas, debe estar incluida como parte de las políticas públicas, pues el para el padecimiento no existe vacuna.  

“Esta es una endemia con focalización exclusiva en América Latina, aunque en las últimas décadas se ha propagado a otros continentes por el alto flujo migratorio. Anualmente mueren entre 10.000 y 12.000 personas por esta causa”, expresó.

El internista advirtió que, por la falta de reactivos, un auge de la enfermedad en el país significaría un colapso de los sistemas de despistaje vía sanguínea: “Cuando se tiene la sospecha de un aumento del número de casos del mal de chagas se debe hacer un despistaje de la infección en donantes de sangre y derivados, para cercar la epidemia, eso es imposible en Venezuela, porque no hay suficientes reactivos ni insumos para analizar las muestras”.

Prevención y control    

Guillermo Veitía, director de Salud del municipio Baruta, coincidió en el llamado a la precaución frente al aumento de la población de posibles chipos, de los que hasta la publicación de este trabajo solo se habían detectado dos portadores del parásito que causa el mal de chagas.

“Entre los chipos que se han examinado no se ha encontrado de la especie más peligrosa para el contagio de la enfermedad de chagas. En su mayoría son transmisores débiles de la infección”, indicó.

Veitía reiteró el procedicimiento que se debe cumplir al encontrar un chipo: “Quien consiga un chipo debe capturarlo y sin tocarlo meterlo en un frasco de vidrio, preferiblemente con algodón húmedo, cerrarlo con una tapa con orificios, identificar el frasco con los datos del contacto y finalmente llevarlo al centro especializado más cercano a su sector”.

El médico puso a disposición el centro de Epidemiología del Ambulatorio de Las Minas de Baruta y el Instituto de Biología Experimental “Profesor Gilberto Payares”, ubicado en Colinas de Bello Monte, ambos organismos especializados en la detección de especies, pertenecientes al municipio Baruta, localidad donde se ha registrado la mayor cantidad de hallazgos de chipos en Caracas.

Asimismo, Veitía, enumeró los aspectos a considerar para mantener alejado al chipo y la prevención del mal de chagas.

“Es indispensable la buena higiene de la vivienda y sus alrededores, en la medida de lo posible, al menos durante el periodo de lluvias usar mosquiteros, elevar el cuidado en la limpieza preparación, transporte, almacenamiento y consumo de los alimentos y lavar bien las frutas que se consumen crudas”, detalló.

Hizo hincapié en que, de encontrarse con el insecto, este “no se debe aplastar el chipo sobre la piel para evitar que las heces se dispersen en ella y se incremente el riesgo de contagio en caso de que sea portador de la enfermedad de chagas”.

El funcionario insistió en la importancia de la fumigación como método de prevención y añadió que la Alcaldía de Baruta: “Desde mayo hemos cumplido con el programa de control de plagas en todas las parroquias de nuestro municipio, pero no debemos descuidarnos; la prevención es tarea de todos. Solo la semana pasada se fumigaron 24 edificios, 476 quintas y 9 escuelas”.

Información versus alarma

En el municipio Chacao, aunque la alarma ciudadana ha sido menor, las autoridades están enfocadas en las labores preventivas e informativas, informó Mariano Fernández, epidemiólogo de Salud Chacao.

“Le hemos insistido a nuestros vecinos que la captura de chipos infectados se han restringido a una parroquia de la ciudad de Caracas, es decir, estamos alerta, pero la población debe mantener la calma y seguir el protocolo estipulado para descartar y prevenir”, sintetizó.

No obstante, Fernández reiteró que se deben aplicar mayores cuidados en la higiene y manipulación de alimentos, premisa fundamental de la campaña informativa que adelanta la alcaldía.  

“La vía de transmisión a través de los alimentos puede ser muy importante por lo que se sugiere extremar las medidas de higiene en la manipulación de alimentos y en la limpieza de las superficies donde tiene contacto el alimento”.

El epidemiólogo dio detalles sobre la variedad de chipo más peligrosa, que se ha encontrado en áreas de la ciudad y del peligro que representa.

“Esta especie de chipo habita fundamentalmente fuera de la vivienda, vive en la vegetación cercana a esas construcciones, dentro de los huecos de los árboles o en madrigueras de roedores u otros animales, por lo general se retira de las viviendas luego de alimentarse, o sea, su avistamiento dentro de la vivienda indica que una colonia puede estar muy cerca”, precisó.

En El Hatillo, un municipio eminentemente rural, a la fecha no se han encontrado chipos, pero desde finales de abril se trabaja en el cronograma de prevención de plagas, indicó el alcalde Elías Sayegh.

“Aún estamos en la fase preventiva, se han cumplido todos los tiempos de fumigación y en paralelo, dada la aparición de chipos en el vecino Baruta hemos extremado la alerta para detectar especies”, agregó.

Especialistas y autoridades coincidieron en que tras la extinción de la Alcaldía Metropolitana de Caracas la articulación de los planes para la prevención se ha visto afectada, lo que pone de relieve una mayor acción ciudadana para contener la propagación de un posible brote.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a